La vía Mulaló-Loboguerrero, otro proyecto del Valle enredado: ¿por qué no despega?

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

La vía Mulaló-Loboguerrero, otro proyecto del Valle enredado: ¿por qué no despega?

Agosto 11, 2019 - 07:50 a.m. Por:
Redacción de El País
Mulaló  -Loboguerrero Obras Vía al Mar

La futura carretera Mulaló-Loboguerrero contempla la construcción de 5 túneles con una longitud de 11,3 kilómetros, lo que agilizaría en tiempo la conexión con Buenaventura.

Cortesía para El País

Hace un poco más de tres meses la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, aseguró que luego de un trabajo conjunto con la Gobernación del Valle y el Ministerio de Medio Ambiente se estaba cerca de obtener la licencia ambiental para la nueva carretera Mulaló-Loboguerrero, que ha sido un sueño de la región y que es la única vía de Cuarta Generación (4G) que se proyecta para el departamento.

Días más tarde de esa declaración, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, Anla, entidad encargada de otorgar ese permiso clave para el inicio de las obras, publicó un comunicado en el que indicaba que “no se ha tomado ninguna decisión, la licencia se encuentra en etapa de estudio”, a la espera de nuevos insumos.

Este trámite lleva en proceso dos años, pues en agosto del 2017 la Concesionaria Nueva Vía al Mar, Covimar, la firma encargada de construir y operar la carretera, radicó en la Anla el estudio de impacto ambiental y “desde ese momento se ha estado haciendo todo lo que ha pedido la autoridad para obtener la licencia”, comentó Miguel Vargas, gerente de la compañía.

La vía Mulaló-Loboguerrero, de 32 kilómetros, atraviesa el corregimiento Pavas en el municipio de La Cumbre y finaliza en el corregimiento Loboguerrero, en Dagua. Es una carretera nueva y tiene la oposición de una parte de la población que teme que la obra tenga algún efecto en los acuíferos de la zona, discusión que no se ha superado aún.

Lea también: "Hay que ser serios y pensar en la doble calzada a Buenaventura, no en Tribugá": Analdex

¿Qué dicen los gremios?

Juan Felipe Vallejo, director del Comité Intergremial y Empresarial del Valle, aseguró que los diferentes gremios de la región le han hecho seguimiento al desarrollo de esta carretera y admitió que están “preocupados” por que la obra no ha logrado despegar.

“No puede ser que en el país nos demoremos toda esta cantidad de tiempo para sacar una licencia ambiental, en un proyecto de esta importancia y justo cuando más se necesita”, dijo.

Agregó que lo que se esperaba para este momento era que esta carretera de 4G fuera un detonante de la economía del departamento y más en momentos en que la tasa de desempleo está creciendo en la región y en todo el territorio. “Han pasado dos años y el Estado no ha podido tomar una decisión, así no hay proyecto que funcione y que sea viable”. reiteró el directivo.

Vea también: Crece inversión en el Valle: siete empresas amplían sus plantas de producción

Al respecto el senador Gabriel Velasco considera que “el desarrollo y la competitividad del Valle del Cauca se sigue viendo afectada por la falta de celeridad en estos procesos”.

Con la construcción de esa nueva carretera quienes transiten desde Cali y el Suroccidente del país hacia Buenaventura pueden ahorrar una hora de tiempo, lo que significa una importante disminución en los costos de operación.

El Observatorio de Infraestructura del Valle también le ha venido haciendo seguimiento al proyecto de Mulaló-Loboguerrero y de acuerdo con María Isabel Alvarado, directora de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, CCI, en el Suroccidente, el concesionario ya agotó todos los trámites que le competían y solo se está a la espera del pronunciamiento de la Anla.

“Se esperaba que se hubiera tomado una decisión en el primer semestre del año, pero lo que sabemos es que aún no ha pasado nada. Desde el Observatorio de Infraestructura hacemos el llamado para que a la mayor brevedad se pueda contar con una decisión, pues la licencia es lo que nos permitirá tener una fecha para iniciar las obras que darán origen a uno de los corredores de competitividad más importantes del país”, afirmó.

La autoridad ambiental no tiene cronogramas específicos o tiempos para sacar adelante o tomar decisiones sobre una licencia porque cada proyecto es diferente y depende de su impacto, pero lo que “uno siente es que estamos ya en tiempo extraordinario, por decirlo de alguna manera, como región necesitamos pronto el inicio de esta vía”, insistió Alvarado.

Le puede interesar: Cuatro meses completa daño en vía Buga - Loboguerrero y no se sabe cuándo se arreglará

¿Qué dice la Anla?

El País consultó a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, sobre el trámite de la vía Mulaló y fuentes de la entidad aseguraron que “la evaluación de licencia ambiental con base en los pronunciamientos de la CVC, el Servicio Geológico Colombiano y del Ideam”, sigue su marcha.“Vale la pena aclarar que no se trata de que haya obstáculos en el proceso, lo que pasa es que la Anla está estudiando la información, teniendo en cuenta que se trata de una zona de especial atención por sus condiciones hidrogeológicas”.

La Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, es la encargada de vigilar el buen desarrollo de las concesiones de viales del país y, según el balance del primer año del Gobierno, la entidad logró darle un impulso al programa de las autopistas de 4G en el país, llevando a la fecha 22 proyectos en ejecución de los 29 contratados.

Asimismo, aseguraron al presentar este balance que “también se obtuvo licencias ambientales para proyectos estratégicos como Cúcuta - Pamplona, Pasto - Rumichaca, Accesos al Norte de Bogotá y Bucaramanga – Pamplona”.

Pero sobre las vías del Valle no se presentó ningún informe.

¿Qué se ha hecho?

El acta de inicio de la carretera Mulaló Loboguerro se firmó en el 2015 y desde esa fecha Covimar ha estado trabajando en las labores de relacionamiento con la comunidad, consultas previas y realizando los trámites ambientales que son del orden nacional y regional.

Por ejemplo, explicó Miguel Vargas, gerente de Covimar, que se tramitó el levantamiento de veda de varias de especies (esto se refiere a retirar algunas restricciones de las autoridades ambientales) y en febrero de este año consiguieron el permiso de sustracción del Distrito de Conservación de Suelos Cañón río Grande por parte de la Corporación Autónoma Regional del Valle, CVC.

Adicionalmente “estamos elaborando y presentando los planes de restauración, rehabilitación y manejo de flora y fauna a las autoridades ambientales (Ministerio de Ambiente y la CVC), con el objetivo de compensar las intervenciones que se puedan generar con la construcción de la vía”.

La concesionaria informó que a la fecha se ha realizado el 61% de la gestión predial, pues para la ejecución del proyecto se requiere la compra de 166 propiedades.

Otra de las labores ejecutadas, según Covimar, ha sido el levantamiento de actas de vecindad en los predios aledaños a lo que será la nueva vía al mar, “labor que consiste en visitar, a diario, las viviendas, lotes o establecimientos identificados cerca al proyecto, para determinar las condiciones físicas de las casas previo al inicio de las obras”.

Hasta julio el avance en este trabajo era del 28,4%.

Vía Mulaló - Loboguerrero
Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad