El WhatsApp, la nueva 'arma' contra la inseguridad en Cali

Escuchar este artículo

El WhatsApp, la nueva 'arma' contra la inseguridad en Cali

Diciembre 15, 2019 - 07:55 a. m. Por:
Redacción de El País
Frentes de seguridad Policía - WhatsApp

Los frentes de seguridad creados en la Comuna 22 es uno de los casos más exitosos, según la comunidad, en especial para atacar el hurto a residencias. En la foto, Olga Naranjo, coordinadora de los frentes y residente del barrio Pance, se reúne con policías de la Estación La María.

Bernardo Peña / El País

Eran las 12:30 de la tarde del 27 de enero de este año. Un atentado sicarial fue frustrado por la Policía en el sector de Piedragrande, cerca a la Avenida Cañasgordas, sur de Cali.

El sicario, que portaba un pistola con silenciador, había sido reducido por las autoridades, y la víctima, un hombre que resultó herido, fue trasladado a tiempo por la comunidad a la Clínica Valle del Lili.

Es probable que la patrulla no hubiera llegado al lugar en un par de minutos si los vecinos no hubieran avisado de lo ocurrido por medio de un canal totalmente diferente a la Línea 123: un grupo de WhatsApp con comunicación permanente las 24 horas del día.

Se trata de uno de los ejes principales de los frentes de seguridad, que no son otra cosa que alianzas entre la comunidad y la Policía para focalizar los esfuerzos de seguridad por barrios y hasta por cuadras, desde el 2017. En total, Cali cuenta con 572 de estos grupos, integrados por 10.045 personas en todas las comunas de la ciudad.

El hecho referido al principio de esta nota ocurrió dentro de la Comuna 22, zona que cuenta con 25 frentes de seguridad, también conocidos como Frentes de Ciudadanos en Red.

“De esos 25, uno es universitario, otro es comercial y el resto, 23, son residenciales. Gracias a esta oferta institucional, la comunidad trabaja de la mano con nosotros desde que se empezó a implementar en enero del 2017”, contó el intendente Giovanni Pulgarín, del Área de Prevención y Educación Ciudadana de la Estación de Policía La María.

Explicó que hacer parte de un frente de seguridad permite que la comunidad cuente con dos canales directos de comunicación con las autoridades. Primero, la instalación de un Sistema Nacional de Alarmas Policiales, Sinap, en los celulares de algunos miembros de la comunidad, un software que envía una señal de alerta al radio operador de la Policía para que la patrulla más cercana atienda el caso desde el lugar en donde fue reportado.

Lea también: Este fin de año, Cali empezará a ser vigilada con 1856 cámaras de seguridad

Y el segundo, la conformación de grupos de WhatsApp por cada frente que hay en la comuna, por medio de los cuales solo se comparte información confiable y aterrizada al propósito exclusivo de ese chat: la seguridad del sector.

“Cuando una persona envía mensajes que no corresponden al fin del grupo de WhatsApp (como cadenas de oración, mensajes políticos o fake news), se le expulsa del chat. Si quiere regresar, esa persona debe comprometerse ante todos a que no enviará de nuevo información que no viene al caso. Y si reincide, no se le vuelve a ingresar”, aseveró Pulgarín.

Los habitantes de la Comuna 22 afirman sentirse más seguros tras la implementación de los frentes de seguridad.

“Antes teníamos muchos problemas con el hurto a residencias. En una semana podían llegar a ocurrir cuatro casos por semana y ahora, con este programa, se han registrado, máximo, quince en todo el año. Lo que ocurre es que apenas vemos alguna actividad sospechosa, avisamos a la Policía para que frustre esos hurtos y detenga a los delincuentes”, anotó Olga Naranjo, residente del barrio Pance y coordinadora de los frentes de la Comuna 22.

A esto se suma que el sector se ha blindado con la presencia de 72 cámaras de seguridad, número que aumentará en enero del próximo año con la llegada de 18 nuevos equipos con reconocimiento facial, adquiridos por medio del Situado Fiscal y el Centro de Atención Local Integrada, Cali 22.

Para solicitar la creación de un frente de seguridad en su barrio, puede hacerlo mediante el Coordinador de Prevención Situacional de la Secretaría de Seguridad, piso 4 del edificio de la Alcaldía.

Otras comunas beneficiadas

Para César Rivera Ariza, coordinador de los frentes en la Comuna 18 (ladera de Cali), fortalecer la comunicación entre la comunidad y las autoridades también debe complementarse con programas sociales que permitan reducir la inseguridad en la zona, que cuenta con barrios difíciles como Alto Nápoles o Polvorines.

“Luego de que este año inauguráramos nueve frentes de seguridad, al día de hoy hay 22 operando. No solo es con ayuda de la Policía y la Secretaría de Seguridad que le hemos dado una nueva cara a la Comuna, sino también con la otros despachos, como Bienestar Social, Deporte o Tíos (Territorios de Inclusión y Oportunidades)”, aseguró Rivera.

Entre las diferentes medidas llevadas a cabo, indicó, se encuentra la recuperación de al menos siete parques que antes eran usados para el consumo de sustancias psicoactivas, la planeación de actividades ilícitas y actos obscenos en partes oscuras, pero que ahora están al servicio de la comunidad tras ser remodelados, pintados y puestos con mayor iluminación.

De acuerdo con el coordinador de los frentes de seguridad, “lo mismo se hizo con el sector de Altos de Santa Elena, en donde hacia el mes de enero robaban motos todos los fines de semana, pero que por estas fechas de diciembre se ha reducido ese delito en casi un 80%”.

Lea además: Homicidios bajaron en Cali en noviembre, pero preocupa el fin de año

Además, entre el 1 de enero y 30 de noviembre se presentaron 66 homicidios en la Comuna 18, siete casos menos en relación con el mismo periodo del año pasado, según el Observatorio de Seguridad de Cali.

“Aquí también han llegado otras ideas como el Programa de Tratamiento Integral de Pandillas Jóvenes Sin Fronteras o Domingo Seguro, que trae entretenimiento sano a la comunidad en ese día, que es cuando más se registran hechos de violencia”, afirmó.

Otra zona en donde la aplicación de los frentes ha tenido buenos resultados es la Comuna 6, en el nororiente de Cali, en donde operan 24 de estos grupos. “Si quisiéramos medir los resultados en algo tangible, podemos decir que este año se han presentado 83 homicidios (con corte al 10 de diciembre), 21 casos menos respecto al mismo lapso del 2018”, aseveró el capitán Carlos Enrique Isaza, comandante de la Estación de Policía de Floralia.

Agregó que “gracias a la colaboración ciudadana, también se han logrado reducir las lesiones personales (de 420 a 326 en lo corrido del 2019) y el hurto a comercio (de 91 episodios a 76)”.

A su vez, Pablo Uribe, subsecretario de Seguridad de Cali, destacó que, en muchas ocasiones, los frentes de seguridad pueden ser más efectivos que comunicarse con la Línea 123.

“Más de la mitad de las llamadas que entran a la Línea son inoficiosas, es decir, si no son bromas, son denuncias equivocadas... En cambio, con los frentes, la información es precisa y la atención de la Policía está más focalizada”, indicó.

El funcionario señaló que la estrategia ha contribuido a reducir la tasa de victimización de delitos en Cali, al pasar de un 22% en 2017 a 14% este año, y la percepción de inseguridad, al bajar de 38% hace dos años a 28% este 2019, de acuerdo con las encuestas de percepción ciudadana realizadas por Cali Cómo Vamos.

“Los frentes han permitido hacerle un contrapeso al déficit de policías en la ciudad (1500, según estimaciones del despacho). Solo hay que esperar que la siguiente Administración continúe con esta estrategia”, afirmó.

Cámara de seguridad

Los frentes de seguridad se ven fortalecidos por medidas tecnológicas, como la operación de cámaras de seguridad y la instalación de sistemas de alarmas.

Archivo de El País

En cifras

10.045
ciudadanos hacen parte de los frentes de seguridad en Cali

572

son la cantidad total de frentes que operan en la ciudad

10

por ciento menos se ha reducido la percepción de inseguridad, al pasar de 38% hace dos años, a 28% este 2019.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad