¿Cómo no polarizar en las elecciones regionales?, esto dicen dos asesores políticos

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

¿Cómo no polarizar en las elecciones regionales?, esto dicen dos asesores políticos

Julio 04, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Kelly Sánchez, reportera de El País
Elecciones presidenciales en Cali 3

Votaciones en Colombia

Equipo de fotografía de El País

La campaña hacia las elecciones regionales avanza y la polarización le sigue el paso. Descalificativos, insultos, mentiras y amenazas empiezan a llenar las redes sociales y el día a día de los ciudadanos. Las divisiones se acentúan.

En estos tiempos, hacer una campaña exitosa sin polarizar es un gran reto para un candidato. Estrategas políticos internacionales que hicieron parte del evento Innopolítica, celebrado en Cali días atrás, hablaron con El País y dieron algunas recomendaciones al respecto.

El asesor español Antonio Sola, conocido como el ‘creador de presidentes’ por el papel que ha jugado como asesor de campañas electorales ganadoras, se refiere a la polarización como un grieta política, y dice que quien quiera superarla debe ofrecer una “tercera vía”, porque de lo contrario, “cuando llega la elección, la grieta es tan fuerte que te absorbe”.

“Entonces tienes dos alternativas: o te metes a polarizar para tratar de tener una parte del voto electoral o superas por encima la disposición de la grieta y eso, fundamentalmente, lo que significa es que tienes que tener un proyecto superador, un proyecto constructor, que cierre la grieta entre los polos que existen en la sociedad”.

En ese orden de ideas, un “proyecto superador” es lo primero que debe tener un candidato que quiera ganar unas elecciones, según afirma el experto, y este debería tener tres características:

“La primera es tener una causa, un propósito superador de la grieta; es difícil encontrar las causas, pero, generalmente, cuando se quiere superar una sociedad polarizada, se hospedan en líderes fuertes, que es la segunda característica: candidatos que tengan energía fuerte para encabezar no una ideología o un partido político sino un proyecto en ellos, es decir, líderes por encima de las ideologías”.

El tercer punto es la capacidad de sembrar lo que se quiere lograr en la comunidad: “alguien que quiere superar la grieta, puede perder la primera elección o la segunda, pero si insiste va a terminar ganando porque la capacidad de superar la grieta está en muy pocos, pero es posible”.

Lea también: ¿La ruta hacia la Gobernación está clara? Este es el panorama de las alianzas políticas

Por su parte, el argentino Mauricio Jaitt, presidente de The Washington Academy of Political Arts and Sciences (W.A.P.A.S.), señala que un aspirante político debe tener una idea muy clara de lo que quiere proponer al electorado, defender esas ideas y permanecer abierto al diálogo “porque todas las buenas ideas son suceptibles de ser perfeccionadas”.

“Vas a tener que defender tus ideas frente al ataque de tus adversarios, pero hay que hacerlo con armas de nobleza, no entrar en la disputa inútil que no te lleva a nada. Tienes que tener, en términos de campaña, no más de dos o tres propuestas fuertes para el electorado y defenderlas, convencido de que eso es lo que el electorado necesita”.

Señala que la polarización, muchas veces, está empujada por determinados intereses y no hay que hacerle el juego en tanto produzca enfrentamiento.

“Ahora bien, si la polarización simplemente significa la presencia de dos ideas antagónicas, bienvenido sea, cada quien elegirá cuál es la que más le gusta o la que más conviene a sus intereses porque, en definitiva, el elector es egoísta, vota en defensa de sus intereses, pero esa es la posibilidad que te brinda la democracia, que no es un sistema perfecto, pero que es el mejor de los sistemas y hay que defenderlo”.

De su parte, el mexicano Sergio Torres, fundador y estratega líder de Politiks360, consultora internacional especializada en estrategia política y electoral, cree que ante el contexto actual del país una manera no de polarizar es centrarse en lo más importante, que es la comunidad a quien va a gobernar, y no en lo ideológico.

“Lo importante es hablar de los problemas de la gente y cómo mejorar su vida cotidiana, a lo que le llamo ‘el metro cuadrado’, que es lo que me sucede a mí y a mi entorno, mi familia, mis amigos, mi trabajo, mi seguridad, mi casa, mi barrio, etc”.

Torres considera que si los candidatos de cualquier orilla entienden que hay que dejar de lado lo ideológico y hablar de la vida cotidiana de la gente y cómo resolver sus problemas, el país se puede despolarizar.
“A la mayoría de la gente no le interesa tanto si eres de derecha o de izquierda, le interesa tener seguridad, tener un mejor sueldo, una vivienda digna, calles transitables, un buen empleo, un buen salario, que sus hijos tengan acceso a educación y a la salud, y muchas de las fuerzas políticas de Colombia no lo están logrando entender, solamente hablan de política y hablan de ellos”.

Así mismo, Luis González, director de Relaciones con Asia y Oceanía del Ministerio de Relaciones Exteriores de República Dominicana, señala que lo importante es que cada campaña se enfoque en lo que quiere para su región, independientemente de lo que piense el adversario.

“No dedicar esfuerzo en decir que el otro es malo, sino en qué puedo hacer por la ciudad o el país, enfocarse en lo que él quiere transformar, en ser diferente, en demostrar que sí se puede ser diferente. Si se logra eso, se evitan los temas que polarizan”, indica.

¿Tibieza?

Para Antonio Sola, no se puede confundir polarización con tibieza.
“La tibieza es un error en la política, los ciudadanos no están pidiendo cosas tibias, se han cansado de lo que se ha llamado la socialdemocracia porque la tibieza nos ha llevado a ese desastre en el que estamos hundidos.

De acuerdo con Sola, el líder tiene que ser fuerte, tener carácter, energía y tener claro adónde quiere ir. “No se puede confundir la tibieza con la falta de polarización y la capacidad de dirección en un proyecto específico”.

Pero, para Luis González, si el candidato se enfoca en sus propuestas, no importa que otros hablen de tibieza.

“Debe estar enfocado en sus propuestas; no hay otra posibilidad más que enfocarse en lo que se quiere, que puede ser diferente porque su visión de ciudad o de país puede ser distinta a la de los otros candidatos. No puede sentirse mal porque le digan que él no quiere seguir la tendencia del debate que es polarizante, eso lo hace diferente”.

Para ganar, no hay una receta

El consultor político Mauricio Jaitt asegura que para ganar un campaña no hay recetas determinadas, pero reconoce tres elementos importantes: “demanda mucho trabajo; demanda tener cierto talento, capacidad para poder diferenciarte de tu adversario, y hay que tener un poquito de suerte”.

“Cuando digo ‘un poco de suerte’, lo comparo con el fútbol: todos los equipos que salen campeones, lo hacen por merecimiento propio, pero en algún momento tuvieron un poco de suerte, un penal que no le cobraron, una pelota que pegó en el travesaño, la suerte en política a veces te la da el error del adversario que juega en favor tuyo y otras veces la suerte es producto de tu propia capacidad para generarla”.

Luis González agrega que en esta era de la comunicación, es fundamental, para cualquier candidato mostrarse a través de los medios disponibles, pues “quién hace algo en política y no lo da a conocer, no ha hecho nada”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad