Así va la lucha contra la trata de personas en el Valle

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Escuchar este artículo

Así va la lucha contra la trata de personas en el Valle

Septiembre 30, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Trata de personas mujeres maltrato

De acuerdo con la Oficina contra la Droga y el Delito, la mayoría de las víctimas de trata en Suramérica no son enviadas a países transatlánticos, como los de Asia.

Agencia EFE

De los 289 casos de trata de personas que fueron reportados al Ministerio del Interior en todo el país, entre enero del 2016 y el primer semestre del 2019, 26 de esas víctimas fueron originarias del Valle del Cauca, región que ocupa el segundo lugar en este tema después de Bogotá y Antioquia, que comparten las mismas cifras.

Unos indicadores que cobran vigencia ante el Día Internacional en contra de la Violencia Sexual y la Trata de Personas, que se conmemoró la semana pasada.

Para Gilberto Zuleta Ibarra, coordinador de la Lucha contra la Trata de Personas de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), estas cifras son una alerta para los alcaldes del próximo año, con el fin de incrementar los esfuerzos que reduzcan este delito desde lo local.

"Esto es porque se trata de una dinámica que no siempre involucra grandes redes criminales, sino que también destacan nodos que funcionan como una cadena de valor: un grupo que capta a las personas a las que limitarán su libertad, otro que las traslada y otro que las recibe, por lo general. Pero también se da a través de individuos", explicó Zuleta.

Agregó que las autoridades han identificado un nuevo patrón en la trata de personas: se trata de que el 96 % de las víctimas de Suramérica son provenientes del mismo continente. Es decir, cambia la dinámica histórica, porque antes se reconocía como un delito transatlántico, generalmente asociado a países asiáticos.

De hecho, de las 84 víctimas de trata de personas conocidas por el Ministerio del Interior, entre el 1 de enero y el 10 de septiembre de este año, 32 fueron enviadas a otros puntos del territorio nacional, y 19 a países latinoamericanos.

Lea además: Primer aval a cadena perpetua para violadores y asesinos de menores

A esto se suma que las víctimas por explotación sexual son las más recurrentes en Suramérica, con un porcentaje del 58 %, pero también destaca un 32 % por trabajo forzado, según un informe del 2018 de la ONU, que tuvo en cuenta 1796 casos en todo el continente.

“La mayor dinámica que tienen para captar personas es por ofertas engañosas, aprovechándose de personas en situaciones de vulnerabilidad o necesidad económica, así como también de población migrante que llega a Colombia”, anotó Zuleta.

“En la medida en que la sociedad rechace este tipo de actos -aseveró-, podemos avanzar en la lucha de este delito, pues no solo es una responsabilidad que corresponde a las autoridades”.

Entre tanto, en Cali se ha atendido este año un caso de trata de personas en la Secretaría de Paz y Cultura Ciudadana, mientras que a la Fiscalía Seccional han llegado seis denuncias por este delito a nivel interno (dentro del territorio nacional).

“Pese a que este año no se ha podido establecer la existencia de bandas dedicadas a la trata de personas, sí se sabe de personas vinculadas a este delito”, aclaró Victor Mosquera Caicedo, fiscal destacado para investigar estos hechos en la ciudad.

Indicó que “los casos que son de nuestro conocimiento son, por lo general, de personas que vienen del Eje Cafetero, pero también de departamentos como Cauca y Nariño, en su mayoría por explotación sexual”.

“Pero también hay casos en los que la persona sabe que será enviada a otra parte del país para dedicarse a la prostitución, pero a la hora de llegar siente que su libertad se ve limitada. Es ahí cuando hay una explotación en el marco del delito por trata de personas”.

Lea además: Primer aval a cadena perpetua para violadores y asesinos de menores

El Fiscal advirtió que este mismo criterio se aplica para la explotación laboral. “Siempre hay un delgado hilo que puede descartar o no si hay una situación de este tipo, por lo que se debe buscar si al trabajar le vulneran sus derechos laborales o si trabaja con menos de las condiciones mínimas prometidas”, aclaró.

De acuerdo con la Policía de Cali, en lo que va del presente año se ha capturado una persona vinculada a la trata de personas. Además, este mismo mes se conoció la captura en Buga de dos mujeres que fueron acusadas de enviar jóvenes a Asia para prostituirlas y a las que daban falsas promesas de trabajo remunerado.

Sin embargo, para Andrea Bravo, cofundadora de la Fundación Marcela Loaiza, que busca la protección de víctimas de trata de personas, este delito “es uno de los más invisibles de Colombia, porque seguimos creyendo que solo está asociado a lo sexual”.

“Aquí también nos han llegado casos de reclutamiento de menores y matrimonio servil, que se da cuando una persona es engañada con relaciones amorosas y se topa con que es víctima de violencia intrafamiliar, por ejemplo. Hemos conocido mujeres que así han terminado en países como México, Argentina o hasta Emiratos Árabes Unidos”, aseveró.

Entre otras dificultades, Bravo anotó que es muy difícil establecer un consolidado de las víctimas por trata de personas en el país, dado que sus casos llegan a diferentes entidades, aparte de que hace falta más monitoreo de parte de las autoridades a quienes han sido blanco de este flagelo.

“Se debe brindar una atención especializada en todo el territorio, porque hay que recordar que los impactos psicológicos son bastante fuertes y es algo que requiere estrategias de ONG y el Estado”, destacó.

Violencia sexual

Entre enero y julio de este año, 1731 delitos sexuales se han presentado en el departamento, según la más reciente información entregada por el Observatorio de Género del Valle, Ogen.

De esos casos, 1494 víctimas fueron mujeres, lo que implica una reducción de 274 hechos en relación con el mismo periodo del año pasado. También se conoció de 237 hombres víctimas este 2019.

En cuanto a Cali, este presentó un total de 999 delitos sexuales frente a los 1094 reportados el año anterior, es decir, 95 casos menos.

Después de la capital, los municipios con más casos en el departamento fueron Palmira, con 96; Tuluá, con 69; y Cartago, con 57.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad