Así funciona la primera escuela internacional de software que abrió sus puertas en Cal

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Escuchar este artículo

Así funciona la primera escuela internacional de software que abrió sus puertas en Cali

Septiembre 26, 2019 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
software

Los jóvenes y adultos participantes tendrán un proceso de dos años de formación y prácticas empresariales, antes de ser vinculados al mercado laboral. Solo cuando consigan un salario superior a $3.000.000, retribuirán la inversión.

Giancarlo Manzano / El País

Este mes inició clases la primera escuela internacional de desarrollo de software en Cali. Se llama Holberton School y es de origen estadounidense. Abrió su sede en Zonamérica, la zona franca de servicios que está ubicada cerca al llamado distrito universitario del sur de la ciudad.

En la oficina de la escuela, cerrada en vidrio, solo existe la comunicación en dos ‘idiomas’: el inglés y el de los lenguajes de programación.
Jóvenes y adultos, hombres y mujeres, simulan un ‘pedacito’ del Silicon Valley de California dialogando sobre el diseño de aplicaciones y soluciones en sistemas; mientras se mueven en instalaciones cómodas y didácticas, al mejor estilo de Google.

Se trata de un grupo bien diverso de 52 personas, que aplicaron a la convocatoria de la escuela californiana llamados por sus varios atractivos: no pagarán un centavo durante sus dos años de formación, serán guiados para entrar al mercado laboral y solo deberán retribuir la inversión cuando obtengan un salario no menor a $3.000.000.

Lea también: Conozca los nuevos avances tecnológicos en seguridad laboral que fueron presentados en Cali

Eso es posible por el aporte de varias organizaciones aliadas que financian los estudios, como la internacional Fundación Coderise, o las ‘locales’ Comfandi, Eficacia, JYC Importaciones & Exportaciones, Ezenza y FundaAutónoma.

“Holberton nació en Silicon Valley. Algunos CEO de las grandes empresas que allí funcionan se dieron cuenta que había una brecha grande entre los conocimientos con los que se formaban los desarrolladores y lo que estaba necesitando el mercado en ese momento. Entonces vieron la oportunidad y crearon la academia”, cuenta Silvia Guzmán, directora de la escuela en Cali.

Según Guzmán, el currículum del programa es “actualizado constantemente” teniendo en cuenta la opinión de líderes de compañías y la “retroalimentación de los chicos que ya se forman y que están trabajando”.

La Academia abrió sus puertas en 2016 en San Francisco, luego se expandió a otras dos ciudades estadounideneses. Y desde el año pasado llegaron a Colombia, para instalarse en Bogotá, Medellín y ahora en Cali.
Los 52 participantes del primer grupo tendrán una fase de nueve meses de fundamentos en programación, en los que asistirán 60 horas semanales a la escuela, en Zonamérica.

Luego seguirá una fase de ‘prácticas empresariales’ en las que conocerán el mercado laboral. Y por último tomarán una especialización en una tecnología, como realidad aumentada, desarrollo web, ‘machine learning’, u otros.

“Es muy chévere porque es una metodología totalmente diferente. Uno viene enseñado a estar en un salón de clase, con un tablero y un profesor dando indicaciones. Aquí es distinto, nos asignan unos ejercicios diarios en la plataforma, y nos brindan los recursos de lecturas para solucionar las tareas, y es un aprendizaje colaborativo, en el que nos preguntamos entre compañeros y buscamos soluciones juntos”, cuenta David Alejandro Ortiz, uno de los alumnos.

Potencial

La llegada de la escuela Holberton a Cali cobra sentido en un momento clave para la industria del software a nivel local, que según cálculos de los mismos empresarios, mueve más de $750.000 millones anualmente. En todo el país, el sector genera alrededor de $13,5 billones anuales, de acuerdo con estudios de Fedesoft.

Ese crecimiento está demandando cada vez más talento humano, por lo que los egresados de Holberton o de otros programas similares en universidades de la ciudad pueden aspirar a entrar en un mercado “con desempleo cero”, según afirma Hernando Barreto, director de la escuela en Colombia.

“La economía y los esfuerzos de empleo deben girar hacia donde está la demanda, y la demanda hoy está en software. Faltan miles de personas en el sector”, dice Barreto.

Esa necesidad de talento en el mercado también viene acompañada de buenos salarios.

Según un estudio del Ministerio de Educación, el 91,5% de los egresados de Ingeniería en Sistemas en el país ingresaron al mercado laboral dentro del año posterior a su graduación con un salario promedio de $ 2.264.831. En el caso de la Ingeniería en Software, la vinculación es del 92,2%; y el pago, de $2.172.605.

Y las cifras podrían mejorar, pues Fedesoft calcula que en los próximos años la industria seguirá creciendo entre un 10 % y un 15 % anual.

Hay convocatorias

  • Desde ahora están abiertas las convocatorias para hacer parte de la segunda promoción de la escuela Holberton, que iniciará clases en enero del 2020.
  • Como es un programa financiado, los alumnos ingresan superando un test que incluye tres fases de manera virtual.
  • Al final se seleccionan las 60 personas con mejores puntajes en las actividades. No hay restricciones de edad o de escolaridad.
  • Consulte en Holbertonschool.com

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad