Escuchar este artículo

"Descubrí una Farc que llego a odiar": Londoño reconoce abortos y reclutamiento de menores

Septiembre 15, 2020 - 10:38 a. m. Por:
Colprensa y Redacción de El País
Rodrigo Londoño Timochenko

Rodrigo Londoño, conocido como 'Timochenko', líder del partido político Farc.

Colprensa

El exjefe de las Farc y hoy líder del partido político del mismo nombre, Rodrigo Londoño (conocido como Timochenko), ha aceptado que en la guerrilla hubo reclutamiento forzado de menores y abortos obligados.

En diálogo con dos emisoras este martes, Londoño habló sobre estos hechos y dijo que a medida que avanza la construcción de la verdad tras más de 50 años de conflicto armado, ha empezado a descubrir una guerrilla que llegó a odiar, pues aparentemente no conocía que en varias zonas del país, los guerrillero cometían estas prácticas contra mujeres y niños.

Inicialmente, en diálogo con La W radio,  aseguró que los abortos forzados, entre otros hechos, eran aislados y no hacían parte de una política de la organización guerrillera que se desmovilizó después de la firma del acuerdo de paz de La Habana.

Explicó que al asumir la comandancia de las Farc, encontró “un proceso de ‘lumpenización’ y de descomposición en la organización. Recuerdo que en ese momento dije: prefiero tener a tres mil hombres alineados con la política de las Farc que a ocho mil en ese proceso de descomposición”.

"Hay cosas que no sabía. Un ejemplo, cuando escucho que en la Farc obligaban a las mujeres a abortar, pues he investigado y ya tengo la certeza de que sí hubo zonas donde obligaron a las mujeres a abortar. Es doloroso", dijo luego en Caracol Radio.

Lea aquí: Nación deberá indemnizar a familias de los 11 diputados del Valle asesinados

"No he desconocido el reclutamiento, pero hay cosas que no sabía"

Posteriormente, en entrevista con Diana Calderón de Caracol Radio, Londoño enfatizó que no ha desconocido el reclutamiento de menores, que en cambio lo ha hecho en la medida en que se reconstruye la verdad ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

"La semana pasada no salí a los medios, estaba dolido con lo que dijeron, que no reconocí nada. Yo sí he reconocido. Hay cosas que desafortunadamente no conocía, que no conozco, este es un proceso de construcción, la verdad hay que irla construyendo con todos los actores", dijo.

Añadió que "no quiero entrar a justificar, es de contexto, la decisión que se tomó en la séptima conferencia era ingresar personal de 15 a 30 años, hombres y mujeres. Ahora, viéndolo en perspectiva, eso fue una equivocación, uno creía que lo estaba haciendo bien, pero debimos haber revaluado eso".

"Sí se presentó el reclutamiento. A mí lo que me queda difícil es los señalamientos que me han querido hacer, que yo mandaba a reclutar niñas, que se hicieran en fila, para ir desnudando a cada una, eso es muy indigno. Lo digo con sinceridad, puede que no me crean, yo actué en el marco de la ética cuando entré a la Farc", narró.

Londoño pidió nuevamente perdón en esos micrófonos, y tras reconocer estos delitos, reveló que en la medida que conoce más historias, al hablar con las víctimas, "se va a configurando una Farc que yo llego a odiar, no tiene nada que ver con la Farc a la que yo ingresé".

"Es difícil cuando uno ha defendido tantos años y ahora ver esto y reconocer, estábamos equivocados, eso no estaba bien. No es fácil reconocerlo, llevo 40 años en la Farc, donde hablábamos a los tiros, y ahora estamos empezando a poder hablar y pedir perdón, palabra compleja que tiene muchas implicaciones".

En esa conversación, Londoño narró que hace poco un desmovilizado que ahora hace parte de su equipo de seguridad, le contó que había sido reclutado cuando tenía 13 años de edad. 

"Esas cosas no tenían porque ser así, ese no era el criterio. Después de escuchar esas historias se siente y toca pedir perdón de todo corazón a la sociedad colombiana".

"Secuestro fue un gravísimo error"

El lunes, los exmiembros de la antigua guerrilla de las Farc pidieron perdón a las víctimas de secuestro y a sus familias por el sufrimiento que les causaron. También aseguraron que se arrepienten de haber cometido este delito.

“Después de haber silenciado para siempre nuestros fusiles, en el sosiego de la vida civil que nos ha permitido la reflexión profunda sobre la guerra en la que participamos y fuimos protagonistas por más de 50 años, queremos decirles que el secuestro fue un gravísimo error del que no podemos sino arrepentirnos”, señalaron.

“Hoy día entendemos el dolor que les causamos a tantas familias, hijos, hijas, madres, padres, hermanos y amigos, que vivieron un infierno esperando tener noticias de sus seres queridos; imaginando si estarían sanos y en qué condiciones estarían siendo sometidos a seguir la vida lejos de sus afectos, de sus proyectos, de sus mundos”, declararon.

Lea aquí: Indignación por declaraciones de Timochenko sobre reclutamiento de menores

Señalaron que les da vergüenza no haber escuchado el clamor de Andrés Felipe Pérez, quien murió esperando reencontrarse con su padre. “No podemos devolverles el tiempo arrebatado para evitar el dolor y las humillaciones que les causamos a todos los secuestrados”, dijo.

El antiguo secretariado añadió que tienen compromiso y voluntad de rendir cuentas ante la justicia e invertir cada día del resto de sus vidas a recomponer el mapa de los desaparecidos. “Ya sabemos que no hay razón, ni justificación para arrebatarle la libertad a ninguna persona”, sentenciaron.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS