Cada día dos mujeres son diagnosticadas con cáncer de seno en Cali

Cada día dos mujeres son diagnosticadas con cáncer de seno en Cali

Octubre 18, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Cáncer de seno y de próstata, los que más afectan a los caleños

Las autoridades de salud y especialistas recomiendan que la paciente con cáncer de mama sea atendida en un tiempo menor a 12 semanas, para así llegar a un diagnóstico oportuno y el inicio del tratamiento.

Foto: Archivo de El País

En Cali, este año han sido notificadas 608 mujeres con cáncer de mama. Es decir, cada día, a dos personas se les ha detectado esta enfermedad que es la primera causa de mortalidad femenina en la ciudad, por encima de otros tipos de cáncer como de cuello uterino, de ovarios o de piel.

Hoy, más que nunca, estas cifras y las historias de las pacientes que a diario batallan contra este mal cobran vigencia, pues se conmemora el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama, iniciativa impulsada por la Organización Mundial de la Salud con el propósito de crear conciencia y promover que cada vez más mujeres accedan a controles, diagnósticos y tratamientos oportunos y efectivos.

De acuerdo con el secretario de Salud Municipal, Alexánder Durán, esta enfermedad afecta a la mujer en edad reproductiva pero el grueso de la mortalidad se registra en aquellas que tienen entre 35 y 55 años.

“Todavía el porcentaje de mamografías en la ciudad no es el ideal, porque en Cali la mujer y las EPS no realizan demanda inducida y eso hace que las mujeres consulten en estados tardíos, cuando ya hay un tumor y es poco lo que se puede hacer”, explicó Durán.

Lea también: Cáncer de pulmón, una enfermedad que no solo afecta a los fumadores

Y añadió: “todas las mujeres mayores de 50 años tienen derecho a que se les haga una mamografía cuando el médico lo determine, pero ni las Entidades Prestadoras de Salud ni los médicos siquiera la están solicitando y ahí se está perdiendo una oportunidad preciosa que tiene un impacto directo en la supervivencia de las pacientes”, explicó Durán, quien señaló que uno de los retos que tiene la ciudad es disminuir la mortalidad por este tipo de cáncer en un 25 % hacia el año 2025.

“Seguimos teniendo problemas con ciertas EPS que están interrumpiendo los tratamientos de las pacientes que ya padecen cáncer, esto es fatal para las mujeres porque cada día que pasen sin su tratamiento es un día menos que tienen sin la posibilidad de recuperarse o hacerle frente a la enfermedad. Siguen demorando el trámite de las autorizaciones, porque a veces mandan la mamografía y las pacientes les toca esperar, no hay convenios o contratos con las IPS para hacer los exámenes”, señaló Durán.

Las autoridades de salud y especialistas recomiendan que la paciente con cáncer de mama sea atendida en un tiempo menor a 12 semanas, para así llegar a un diagnóstico oportuno y el inicio del tratamiento. Según estadísticas de la Cuenta de Alto Costo, que datan del año 2016, en el país pasan 117 días en promedio entre la sospecha clínica de cáncer y el primer tratamiento; solo cerca del 35 % de las pacientes es diagnosticada en estados tempranos.

En sus fases más tempranas, solo afecta la mama, el tumor mide hasta 2 centímetros. En esta etapa aún no se ha expandido a los ganglios linfáticos.

En ese sentido, José Pieschacón, director médico de Roche Colombia, hizo hincapié en que la responsabilidad de la detección oportuna “no solo es del paciente sino de su médico y del sistema de salud. Las mujeres son responsables de acudir y hacerse los exámenes pertinentes cada vez que sea necesario, pero también es muy importante que los servicios médicos autoricen estos estudios cuando estén indicados”.

El autoexamen, un hábito que puede salvar vidas

De acuerdo con especialistas aún falta consciencia para prevenir de forma autónoma la enfermedad, pues la cultura del autoexamen no se ha extendido entre las mujeres del país y este es uno de los métodos más rápidos de determinar de forma temprana la existencia de cualquier masa anómala en los senos.

Según indicó el mastólogo Fernando Perry las mujeres que están en su época fértil deben realizar esta evaluación en la primera semana luego de la menstruación, mientras que aquellas que tienen la menopausia deben hacerlo siempre el mismo día todos los meses.

“El autoexamen permite que la propia paciente detecte cualquier anomalía y acuda al médico para poder verificar si se trata o no de cáncer de seno a través de imágenes por mamografía o ecografía”, enfatizó el especialista, quien señaló que, en sus primeras fases, esta enfermedad no produce síntomas como dolor, picadas, ardor o cualquier otro tipo de malestar.

De esta forma, el auto chequeo cobra mayor importancia, pues es en las primeras etapas cuando la enfermedad tiene más probabilidades de ser curada. De hecho, cuando se logra un diagnóstico oportuno de cáncer de mama, la esperanza de vida aumenta en el 99 % de los casos, según la Sociedad Americana de Oncología Clínica.

En aras de detectar de forma precoz cualquier anomalía y así mejorar el pronóstico, en Cali la Secretaría de Salud Municipal hizo un convenio con la ESE Norte para que en el puesto de salud de La Rivera se realicen mamografías, de forma gratuita, a mujeres que no tienen seguridad social.

Cabe anotar que la mayoría de los casos de cáncer de mama se catalogan como una variedad conocida como esporádica, es decir, que no tienen una causa conocida ni están relacionadas con una enfermedad genética ni con un factor específico. “La mayoría de las veces, el cáncer de seno es causado por factores ambientales, de estilo de vida o envejecimiento”, señaló Perry, quien explicó que el cáncer de mama, como enfermedad genética, afecta a menos del 3 % de la población.

Por su parte, la ginecobstetra y cirujana de mama del Centro Médico Imbanaco, Ana María Fidalgo, explicó que varias consultas para dilucidar la existencia o no de un posible cáncer surgen de los golpes en los senos.

“Es importante definir que la necrosis grasa es una condición benigna que ocurre como resultado de un trauma en la mama o intervenciones quirúrgicas; esta puede ser confundida con algún proceso maligno en el seno, y en ocasiones las pacientes son sometidas a biopsias para confirmar el diagnóstico, pero no aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama y por lo tanto es un mito”, señala la mastóloga, quien dijo que aunque el dolor mamario es una fuente importante de consulta, la confirmación de casos positivos de cáncer por esta señal es muy rara.

El cáncer de mama es el más frecuente entre las latinoamericanas, pues más de 152.000 mujeres de la región han sido diagnosticadas con esta enfermedad. Se estima que para el 2030 la cifra ascenderá a 240.000 mujeres.

En América Latina se estima que entre el 30 % y 40 % de los casos de cáncer de mama se diagnostican en etapa metastásica, mientras que las tasas de supervivencia a 5 años luego de la detección no superan el 70 %.

Lea además: Cáncer de pulmón, una enfermedad que no solo afecta a los fumadores

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad