Sostenibilidad: el otro dulce sabor del Ingenio Providencia
Valle con sentido

Sostenibilidad: el otro dulce sabor del Ingenio Providencia

Noviembre 05, 2018 - 07:30 p.m. Por:
Elpais.com.co
providencia

Ingenio Providencia es consciente que cada día es una oportunidad única para trabajar por la conservación de los recursos naturales. Es con hechos que demuestra cómo protege la vida del planeta, a la vez que continúa llenando al mundo de dulzura sostenible, lleva en su corazón una cultura ambiental que lo impulsa a trabajar por el buen manejo y preservación del suelo fértil de nuestro valle, el aire puro que llega desde la majestuosa cordillera y el agua que abastece de vida nuestro territorio.

En Providencia trabajan bajo la certeza que un suelo sano y fértil es la base de la riqueza de una región, por eso lo protegen con prácticas como la agricultura de precisión, que permite optimizar la producción agrícola al desarrollar actividades de manera más precisa. Así, Ingenio Providencia disminuye las emisiones de carbono, mientras produce más en la misma área.

De igual manera, se enorgullece de contar con el 58% de sus tierras propias cultivadas con caña orgánica, que es a su vez, fertilizada con abono orgánico elaborado con los subproductos de las plantas de producción.

El control biológico para el manejo de plagas en la totalidad de los cultivos, permite disfrutar de un campo más sano, natural y sostenible, evitando la aplicación de insecticidas.

Al igual que cuida el suelo, vela por un aire más puro, por eso todas sus calderas cuentan con multiciclones de alta eficiencia, los cuales purifican el aire, despojándolo de partículas que puedan contaminarlo. Por medio de un precipitador electrostático, logra limpiar hasta el 98.5% de los gases.

Y por supuesto, sabe que cada gota de agua es vital y la cuida reduciendo significativamente su consumo, por medio de prácticas como la implementación de sistemas de riego de alta eficiencia: 317 hectáreas manejadas con riego por goteo, proyecta cubrir 140 más con riego por pivote central que disminuye entre un 50 y un 65% el consumo de agua en esta labor, actualmente el 92% de sus tierras cuenta con tubería enterrada.

Providencia participa activamente en las asociaciones de usuarios para la restauración, reforestación y mantenimiento de las cuencas hidrográficas, enfocadas en programas ambientales en la parte alta de la cuenca.

Como es de esperarse, el cuidado del medio ambiente se extienden hasta la fábrica, donde aprovecha y hace un uso responsable del agua. Por medio del proceso de evaporación, recupera el agua contenida en la caña de azúcar. El 70% del peso propio de la caña de azúcar, es agua. Esta es aprovechada en diferentes etapas de producción, el agua excedente es además almacenada en reservorios para luego ser usada para riego en el campo.

Ingenio Providencia ahorra hasta 188 millones de m3 al año gracias a sus piscina y torres de enfriamiento, las cuales garantizan un ciclo cerrado de recirculación del agua proveniente de los pozos.

Adicional a la preocupación por tener un sistema ambiental integral que refleje un verdadero trabajo sostenible, Ingenio Providencia decidió en 2016 adquirir 414 hectáreas de pura vida, en el corregimiento de Toche, municipio de Palmira, donde se ha comprometido a cuidar 30 nacimientos de agua, 120 especies de aves y más de 180 especies de plantas.

Se encuentra ubicado en la cuenca Amaime, uno de sus afluentes principales es el río Toche, donde llega la quebrada La Veranera, que atraviesa esta propiedad.

Este nuevo proyecto ambiental, unido a los 37 años de constante trabajo en el Museo de la Caña de Azúcar, donde protege 108 especies de aves y más de 350 especies de plantas, ha logrado que Ingenio Providencia S.A. conformara el Parque Ecológico Providencia, donde protege en total: 30 nacimientos de agua, 194 especies de aves y más de 450 especies de plantas.

Este trabajo ambiental está orientado a producir protegiendo con dulzura sostenible.

Providencia
Empresa agroindustrial, dedicada a entregar soluciones energéticas y sucroquímicas de alto valor agregado, a partir de fuentes renovables. Fundada en 1926 por don Modesto Cabal Galindo y desde 1991 hace parte de la Organización Ardila Lülle.
Actualmente, cuenta con cuatro plantas: azúcar, alcohol, cogeneración de energía y compostaje.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad