Más de un siglo haciendo las cosas bien
Valle con sentido

Más de un siglo haciendo las cosas bien

Diciembre 01, 2018 - 09:38 a.m. Por:
Elpais.com.co
Carvajal

De varias formas, la biografía de la Organización Carvajal está íntimamente ligada al desarrollo de la región. Antes de que la ‘responsabilidad social’ fuera un concepto adoptado empresarialmente, Carvajal ya era pionera a través de su Fundación, que en 1961 empezó a trabajar en el oriente de Cali. Sus apuestas –y resultados- sin embargo, van más allá. Mucho más allá. Esta es la historia de un esfuerzo sin punto final.

Sin caer en una exageración poética, podría decirse que buena parte de la historia de la región se ha escrito de la mano de la Organización Carvajal: hace más de 110 años Carvajal nació en Cali a partir de una imprenta. Y desde ahí el tesón familiar llevó el negocio por senderos de la innovación, rebasando su papel en la industria editorial para incursionar en otros renglones como empaques, educación, publicidad, conocimiento y comercio. O tecnología y servicios, porque de acuerdo con las necesidades del tiempo, la organización se ha reinventado con un denominador común en su proceso evolutivo: el compromiso social.

Es un asunto de genes. Mucho antes de que la ‘responsabilidad social’ fuera un concepto aplicado empresarialmente, Carvajal ya era pionera en ese campo. En 1961, la constitución de la Fundación Carvajal como motor de proyectos y emprendimientos de base comunitaria, comenzó a dejar huella inmediata con la construcción del centro parroquial del barrio Andrés Sanín, en el oriente más lejano de Cali donde para entonces empezaba a extenderse el Distrito de Aguablanca.

Justo en esa ‘otra’ ciudad, apartada tal vez geográficamente de la mayoría de las oportunidades, la Fundación desarrolló desde entonces un trabajo que ha sido determinante en la búsqueda del cambio. Y así ha sucedido poco a poco y aún a pesar de la violencia natural de las inequidades. Gracias a su insistencia y permanencia en la zona, allí se gestaron procesos de empoderamiento que a su vez han impulsado crecimientos comunitarios que se reflejan de diferentes formas: solo el año pasado, se lograron 511.579 intervenciones al total de beneficiarios, buscando mejorar las condiciones de vida de distintos sectores poblacionales y ofreciéndoles alternativas de formación y acompañamiento en la construcción de planes productivos que se transforman en la cuota inicial de nuevos proyectos de vida.

Un propósito que no se limita a Cali porque la Fundación Carvajal concentra actividades en todo el Valle del Cauca, siendo la capital del departamento y Buenaventura territorios prioritarios. Su labor se basa en la aplicación del modelo de Intervención Social Integral, una metodología funcional en cualquier zona vulnerable que procura la identificación de necesidades específicas para promover, junto a la comunidad, la construcción de estrategias que deriven en soluciones e impulsen su desarrollo sostenible.

La sostenibilidad como principio y fin. Premisa que recorre la historia de la organización, entendida como una suerte de pulsión vital por retribuir al entorno impactado. Una concepción alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por las Naciones Unidas, o lo que de otra forma constituye el llamado global a la adopción de medidas para luchar contra las desigualdades y la pobreza en el mundo. Por eso es que la historia de la región, de una y muchas maneras, también se ha escrito de la mano de Carvajal.

Un ejemplo palpable del impacto de sus acciones, ocurre todos los días en las calles de Cali con el plan de reconversión del plástico de un solo uso, puesto en marcha por Recicloplas. En el 2008 cuando el colapsado vertedero de Navarro debió ser clausurado por el Municipio, la Fundación Carvajal y Carvajal Empaques unieron esfuerzos con el Sena para anteponerse a la inminente crisis social y capacitar a 540 recicladores que se convirtieron, de cierta forma, en el ‘capital semilla’ de la empresa: hoy, además de ser sus dueños, generan actividades laborales para otras dos mil personas dedicadas al reciclaje.

Los esfuerzos por la sostenibilidad siempre traen consigo convocatorias solidarias en el mismo camino. Por eso Recicloplas impulsa la iniciativa ciudadana ‘Cambia el rumbo del Plástico’, mediante la cual centros comerciales, restaurantes, colegios y empresas privadas, siguen esta ruta de conciencia ecológica apoyando el acopio del plástico de un solo uso: bolsas, enrollables, pitillos, cubiertos, vasos, platos desechables, botellas de agua o de refrescos, en la planta de reconversión de Recicloplas cobran nuevo sentido al transformarse en materia prima de casas para mascotas, columpios, sillas para parques al aire libre, o incluso material de construcción. Es así como Carvajal Empaques y Fundación Carvajal han podido dotar varios parques de Cali y Buenaventura. De modo que así también, la Organización Carvajal ha construido tejido social en la región.

El músculo de la sostenibilidad fomentado por Carvajal tiene otro gran brazo en la Fundación Propal: empresa social de carácter privado pero sin ánimo de lucro, que nació en 1991 con el propósito de contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades que habitan las zonas de influencia de las plantas de producción de Carvajal Pulpa y Papel - Propal, ubicadas en Guachené (Cauca) y Yumbo (Valle). Durante todos estos años, el objetivo ha sido cumplido a partir del fomento de la participación comunitaria y la generación de alianzas interinstitucionales con entes gubernamentales y organizaciones sociales, que han permitido desarrollar proyectos con alcances en diversos frentes.

Solo para citar un caso, el trabajo de la Fundación Propal en Guachené ha sido definitivo para el desarrollo de un programa de salud comunitaria que ha minimizado las barreras geográficas del área rural, facilitando el acceso a servicios de prevención, promoción, medicina familiar y especializada. De manera integral, la Fundación ha impulsado el Programa de Saneamiento Básico, que ha conformado la garantía de agua potable para el Norte del Cauca.

En sincronía con los principios sostenibles, Carvajal Pulpa y Papel - Propal suma más de 50 años fabricando papeles a partir de la fibra de caña de azúcar, llevando así al mínimo impacto ambiental el proceso: se trata de un residuo agroindustrial resultante de la producción de azúcar, con el que logran papeles y cartulinas con 0% de químicos blanqueadores bajo la marca Earth Pact.

Por otro lado, aunque en la misma consonancia ecológica, de la mano del resguardo indígena Huellas, y en asocio con la Corporación Autónoma Regional del Cauca, y la Corporación para el Manejo Integral y Recuperación de la Cuenca del Río Palo, Carvajal Pulpa y Papel- Propal, trabajó decididamente en la implementación de la primera fase del proyecto de rehabilitación de la cuenca, en el cerro El Muchacho.

Una iniciativa que le valió el reconocimiento de la autoridad ambiental y del resguardo, por los beneficios incuantificables al medio ambiente. Justo el significado de la sostenibilidad: la unión de esfuerzos para la construcción de futuro desde el presente. Una de las razones por las cuales la Organización Carvajal lleva más de un siglo haciendo las cosas bien. Y no solo en Colombia. Con presencia en otros 13 países, el tesón familiar llevó a la organización a convertirse en la primera multilatina de origen nacional. Sin caer en una exageración poética, nuestra historia también se ha escrito de la mano Carvajal.

CARVAJAL

Grupo empresarial diversificado, que cuenta con talento humano comprometido y la capacidad de liderazgo requerida para establecer relaciones cercanas, de confianza y duraderas, que permiten desarrollar y entregar productos, servicios y soluciones innovadoras y diferenciadoras para sus clientes, generando impacto sostenible. La Organización Carvajal nació en 1.904 en la ciudad de Cali, Colombia. Un sueño de la Familia Carvajal que ha evolucionado generación tras generación, transformando la organización en lo que es hoy: una multilatina comprometida con los resultados y con la calidad de sus diferentes productos, servicios y soluciones con aproximadamente 19.000 colaboradores en 14 países de América y diferentes sectores empresariales: Empaques, Papel, Educación, Muebles, Tecnología y Servicios. Algunas de sus marcas más reconocidas son: Norma, Jean Book, Reprograf, Earth Pact, Mepal, Wau, Carpak y CEN.

Carvajal 1

La Fundación Carvajal concentra actividades en todo el Valle del Cauca, siendo la capital del departamento y Buenaventura territorios prioritarios.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad