¿Pensando en otra alternativa para el amor?, estos son los beneficios del sexo tántrico

¿Pensando en otra alternativa para el amor?, estos son los beneficios del sexo tántrico

Junio 09, 2019 - 07:45 a.m. Por:
Redacción de El País
Sexualidad, imagen de referencia

Sexualidad, imagen de referencia.

Foto: Archivo de El País

El sexo tántrico “no es genital, es todo lo contrario, es más espiritual, pero con muchísima más pasión, el éxtasis es más intenso. Es un ritual del cuerpo, en el que se activan los cinco sentidos, no hay prisa, la pareja se mira directamente a los ojos, vive el aquí y el ahora, y siente más a través de una respiración consciente”, explica Natalia Tobón, terapeuta tántrica. Por algo se le llama a esta filosofía de India, de hace 5000 años, ‘el arte de los mil orgasmos’.

El término tantra proviene de dos palabras en sánscrito: “Tanoti” que quiere decir “expansión” y “Trayati” que significa “liberación”. Así que tantra es expandir los sentidos hasta su límite para alcanzar la liberación o expandir la conciencia del ser para liberarse de las limitaciones físicas y mentales.

Logrando el matrimonio entre la energía femenina, llamada Shakti y la Conciencia masculina o Shiva, ya sea individualmente o con la pareja, es posible elevar la conciencia a un nivel superior.

En el tantra los órganos sexuales se denominan de una manera particular, al femenino se le dice Yoni, y al masculino, Lingam. El sexo tántrico no se practica a base de rezos o de cosas raras, sino de una práctica activa y rica en estimulación sensual del cuerpo, que involucra meditación, sonidos, movimiento, respiración, visualización, arte, mucho trabajo interno y veneración de lo divino tanto en en los demás como en sí mismo.

Por su parte, la terapeuta tántrica Zarahy Román, explica que “el sexo tántrico es una de las vertientes del tantra donde aprendes a tener intimidad, que puede ir desde mirarse a los ojos con el otro, abrazarse y contemplarse mutuamente y no necesariamente se culmina en el coito”.

“Los seres humanos tenemos sexo motivados por una ansiedad de sentirnos unidos. Entonces el sexo tántrico empieza por nosotros mismos, cómo nos amamos, cómo nos valoramos, cómo aceptamos nuestra vida sexual, nuestro placer, como una herramienta de conocimiento”, agrega Zaray.

Lea también: '¿Por qué los jóvenes tienen cada vez menos sexo?'.

Para el sexo tántrico es fundamental quererse a sí mismo, dice la experta, “cuando te conoces, que es hacer el sexo tántrico contigo mismo, sabes qué te gusta y qué no, y puedes comunicar al otro lo que quieres de manera directa. Desde ahí empiezas a reconocer también al otro, hay una intención en la relación, el sexo no se tiene solamente por cumplir, hay una consciencia de la unión entre las dos personas y no hay una prisa, puedes hacer masajes, caricias, simplemente arruncharse o hacer ejercicios de respiración en pareja. No te estresas pensando en la culminación, pones atención en el presente y logras un placer sostenido”.

Natalia Tobón es terapeuta tántrica. Dicta talleres de tantra para parejas, personas solteras y conferencias de empoderamiento femenino. Tiene el blog Espíritu Libre.

Ejercicios de sentir consciente

“Toque a su pareja en las manos, como usted quiera, después de solicitárselo. Pídale luego que le diga cómo quiere que usted lo toque: que le aprete la mano, que le dé palmaditas. A través de ejercicios tántricos simples como esos usted y su pareja activan la escucha atenta en la conversación, aprenden a dar y a recibir, a pedir y a tomar. Dichos elementos están presentes en toda interacción humana, generalmente no sabemos cómo pedir lo que queremos ni cómo poner límites; si tú no estás seguro de lo que quieres, tampoco estás seguro de lo que no quieres, entonces las personas siempre van a hacer lo que quieren contigo, te van a tocar como no quieres y así no te sientas bien, no les vas a decir, porque te da pena”, dice Zarahy.

En el tantra las tres primeras horas apenas se está acariciando a la pareja. Por eso hay mayor conexión, porque se disfruta todo.

Respire por la boca

La respiración tántrica se hace por la boca, lo que hace que entre mucho oxígeno al cuerpo. Así se evita la tetania, que es cuando el cuerpo tiene mucho oxígeno pero no lo utiliza y no se mueve. Por eso los tántricos acuden al movimiento. Un ejercicio práctico es sentarse, y mientras se inhala expandir el abdomen bajo, abrir los genitales, y cuando exhale, por la boca, cerrarlos. Esto se repite diez veces, se aprieta todo el cuerpo y luego se suelta. Este ejercicio tántrico se puede hacer individualmente o en pareja.

Lea también: 'Sexo: las ventajas y desventajas del 'amor exprés''.

Hay otros ejercicios como tomar la mano del otro, mirarlo y respirar juntos. Cuando se inhala, uno de los dos sube las manos y cuando exhala, el otro las baja.

Conexión con el aquí y el ahora

“Normalmente lo que hay en el sexo tántrico es una muy buena comunicación, respiración en sincronía y la actitud de estar en el presente (mindfulness) y aprender. Porque generalmente nuestra mente está en el pasado, preocupada por lo que no hizo, o en el futuro, preocupada por lo que aún no es y perdemos la conexión con lo que está sucediendo en el aquí y ahora, por tener demasiadas expectativas, y eso sucede mucho en las relaciones familiares, de trabajo, afectivas y sexuales”, dijo Zarahy.

Agrega la experta que el tantra es una herramienta para entrar en estados de presencia absoluta, en el “aquí y en el ahora”, porque aquí es donde está la vida plena.

“Mirar al otro a los ojos es un estado de presencia, por ejemplo. Y es que todos nacemos tántricos porque los niños no tienen pena, ni verguenza de su cuerpo, ni de expresar sus emociones”, explica Zarahy.

El tantra son técnicas de expansión de la conciencia. Para los terapeutas tántricos los seres humanos permanecemos divididos, con la mente por un lado, las emociones por el otro y el cuerpo por otro. Así que “todo lo que te ayude a estar en el presente va a hacer que tu vivencia se expanda”, argumenta la especialista.

Auto-toque consciente

La sexualidad es espiritual, sagrada y bonita. Para Natalia Tobón, a través del tantra una pareja puede tan solo mirarse a los ojos y llegar a la plenitud sexual. Así lo ratificó el cantante Sting, quien contó que practica el sexo tántrico con su esposa y pueden permanecer por más de ocho horas en un encuentro sexual pleno.

En el libro Piense y Hágase Rico se cuenta en un capítulo que Leonardo Da Vinci y Napoleón Bonaparte lograron el éxito transmutando su energía sexual, es decir, los tántricos recomiendan que en el momento del éxtasis las personas pidan sus deseos más íntimos con la plena seguridad de que se cumplirán.

Expresa Natalia que el tantra para dummies tiene unas bases: estar en el presente, porque hacer el amor es el acto de meditación más grande, “pero la gente ni en ese momento está concentrada, ella piensa en las cuentas por pagar y él en la vecina o en el trabajo”.

Ella recomienda la autocontemplación. “La gente se autocritica mucho, la idea es trabajar en el amor propio. Yo le pido a las mujeres, que nos criticamos más que ellos, que nos autoexploremos frente a un espejo, ojalá por 21 días para crear este hábito”. Los tántricos practican el autotoque amoroso, se tocan de la cabeza a los pies, le hablan a todo su cuerpo, incluso al útero, se abrazan, se quieren.

Lea también: '¿El amor tiene horario? Esto dicen expertos sobre la mejor hora para tener sexo con su pareja'.

Practique:

Párese al frente de su pareja, ambos desnudos. Luego conversen sobre todo lo que sintieron, incluso si algo les incomodó. Esto creará mayor comunicación y confianza.

Siéntese con su pareja frente a frente con las manos cada uno en el corazón del otro y quédense por unos minutos contemplándose y sintiendo su respiración consciente.

Durante el coito sexual, el hombre puede regular a través de la respiración su impulso a eyacular..

Respire, haga sonido y muévase. Este ejercicio puede hacerlo individualmente o en pareja.

Los masajes, el toque consciente son parte del Tantra. El hombre puede masajear los senos de ella y ella los glúteos a él, ya que son zonas con muchas terminaciones sanguíneas. El masaje en la zona de la ingle es también muy erógeno, así como en la parte lateral del cuerpo, atrás de las rodillas y en los tobillos, dependiendo la zona que prefiera la pareja.

A través de las caricias se transmite mucha información emocional. Piense en estas y no en el final del acto sexual.

La influencia de la pornografía hace que las personas tengan mucha expectativa con la eyaculación o el orgasmo y estos imaginarios afectan. En el tantra no se busca la eyaculación, porque con esta el cerebro del hombre se apaga.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad