Sexo: las ventajas y desventajas del 'amor exprés'

Sexo: las ventajas y desventajas del 'amor exprés'

Mayo 19, 2019 - 07:45 a.m. Por:
Jhon Montenegro, especial para El País
Sexo: las ventajas y desventajas del 'amor exprés'

Los encuentros íntimos de poca duración pueden ser estimulantes para las parejas y las ayuda a romper la monotonía, pero también tienen serias desventajas. Conózcalas.

Muchas parejas, por el afán del día a día, las obligaciones, los compromisos laborales y la crianza de sus hijos, cuentan con muy poco tiempo y espacio para prodigarse largos momentos en sus relaciones sexuales.

Por eso se ven obligadas a buscar espacios y maneras de intentar satisfacer sus deseos con su pareja de formas diferentes a las que podrían realizar si contaran con un espacio prolongado de tiempo.

Los encuentros íntimos llevados a cabo en un ‘santiamén’ suelen ser una solución inmediata para algunas parejas que buscan encontrarse aún en medio de los afanes, romper la rutina o contrarrestar las escasas relaciones que tienen por cuestiones de tiempo, tareas laborales u otras razones.

Y aunque esta parezca ser la fórmula mágica para las parejas que pocas veces pueden dedicar un tiempo prolongado a la parte sexual como tal, sino también a toda la antesala erótica de una relación íntima, esta ‘receta’ tiene sus peros porque, como advierten especialistas, pueden presentarse problemas, disfunciones e insatisfacciones.

"Estos encuentros son una buena alternativa para bajar las tensiones que a veces uno tiene acumuladas por el trabajo y el estrés. Además, rompen con la monotonía del preámbulo", Margarita Hurtado.

Lea también: ¿El amor tiene horario? Esto dicen expertos sobre la mejor hora para tener sexo con su pareja

Ventajas

Son muchos los factores positivos que pueden lograr las parejas con una adecuada utilización de este recurso sexual.

Justamente, debido al ritmo acelerado de los días y los pocos espacios libres al final de la jornada, no se tienen los ánimos suficientes para tener una buena actividad sexual. En ese caso, asegura el médico sexólogo Édison Pazmiño, “un encuentro rápido resulta agradable. Es aún mejor si se realiza en horas de la mañana donde las parejas están descansadas y pueden tener un mejor desempeño”.

Los especialistas piensan que ese ‘sexo exprés’ puede ayudar a empezar de mejor manera el día porque disminuye la ansiedad y el estrés. En general, dicen, nos ayuda a tener un mejor estado de ánimo, a ser más activos y tener mejores rendimientos y relaciones interpersonales.

Desde el punto de vista erótico también se pueden lograr cosas positivas, porque, en algunas ocasiones, se genera incertidumbre en los miembros de la pareja de no ser descubiertos en el lugar escogido para esta clase de relaciones y esto les puede resultar estimulante.

“Estos encuentros son muy divertidos y placenteros. Aunque duran poco uno se siente bien. La adrenalina que provocan, por ejemplo, porque se está en un lugar donde hay más gente o porque uno tiene que salir a hacer otras cosas, es excitante”, Daniela Jiménez.

“Eso genera un nivel alto de estimulación en la relación. La adrenalina hace que se vuelva una situación muy excitante y este tipo de relaciones también pueden ser ese puente para alimentar la creatividad sexual de la pareja”, afirma el médico Pazmiño.

Los especialistas recomiendan no tener este tipo de encuentros íntimos de forma tan seguida para que no se vuelvan monótonos. Hacerlo unas dos veces por semana y no volverlo algo de todos los días, comentan. Asimismo, buscar sitios o formas nuevas de llevar a cabo estos encuentros sexuales.

“La intimidad con estas características implica una participación fogosa de ambos. Estar dispuestos implica mucha participación activa de los dos y eso es muy importante para la relación de la pareja”, indica el doctor Palacios.

Por otra parte, también se debe tener en cuenta que “si la mujer en poco tiempo disfruta de este tipo de encuentros y alcanza el orgasmo, con seguridad estará satisfecha y de acuerdo con esta práctica”, concluye el especialista.

"Cualquier lugar es bueno si se trata de sexo. Creo que debemos dejarnos llevar por el placer y, en este caso, disfrutar de la adrenalina que provocan estas relaciones sexuales", Juan Chaves Gil.

Desventajas

El médico y sexólogo Édison Pazmiño advierte que este tipo de relaciones, en el caso del hombre, pueden provocar que se condicione a un funcionamiento extremadamente rápido y, con el tiempo, desarrollar disfunción sexual o un patrón de eyaculación precoz.

En las mujeres, por su parte, podría provocar anorgasmia (ausencia o insuficiencia de orgasmo sexual), porque ellas requieren un periodo más largo de estimulación sexual para lograr este estado, dice el especialista.

“La mujer requiere un poco más de tiempo para alcanzar una adecuada lubricación. Sin eso pueden presentarse irritaciones en su zona íntima”, complementa Jhon Jairo Palacios, médico y magister en salud pública.

Los hombres suelen tener una respuesta más rápida y, por eso, puede que sean ellos los más beneficiados con estos encuentros veloces porque la terminación se da prontamente y quedan satisfechos en corto tiempo y puede que no piensen tanto en la satisfacción de su pareja, sino solamente en la propia. Por eso, las mujeres, pueden llegar a sentirse incómodas debido a la poca satisfacción lograda.

No hay una duración ideal acerca del tiempo que se debe invertir como mínimo en un encuentro ‘flash’. Eso será algo que dependerá del lugar en el que se lleve a cabo. No obstante, Pazmiño considera que cinco minutos es un tiempo óptimo.

“Creo que en el sexo siempre es necesaria esa antesala para lograr la excitación y eso es algo que no se puede hacer en este tipo de encuentros. Es muy poco tiempo para concentrarse y disfrutar”, Víctor Bonilla.

“Si la mujer tiene un buen grado de excitación, no hay ningún problema, pero como no todas tienen la misma respuesta, terminaría afectando a las mujeres que requieren más tiempo”, advierte el doctor Pazmiño.

Sin embargo, no todo es dicha y placer para los hombres, pues tener un espacio tan corto de tiempo puede provocar que no logren manejar sus niveles de ansiedad y tenga fallas en la erección.

Pero, seguramente, el factor más preocupante para las parejas que recurren con frecuencia a esta modalidad de relaciones sexuales es que estas se pueden volver severamente monótonas porque se pueden convertir en situaciones tipo “vamos a lo que vinimos y ya está”, afirma el especialista. Y esto, según dice, hace que se pierda todo el repertorio erótico de besos, caricias y demás, y la relación sexual se convierta en algo netamente genital.

“Esto puede generar en alguno de los dos una disminución del deseo sexual y desinterés. Hacerlo de manera frecuente puede provocar este tipo de problemas. Hay que tener precaución para no causar deterioro en esa relación de pareja con la monotonía”, aconseja el sexólogo.

Palacios, por su parte, opina que es relativo el efecto negativo: “Todo está en el contexto que rodea ese encuentro sexual. Si hay fogosidad con toda seguridad esa pareja también disfrutará de relaciones más prolongados en otras oportunidades”.

Los especialistas exponen que estos encuentros sexuales exprés pueden resultar provechosos para la relación siempre y cuando activen la creatividad y no se realicen tan frecuentemente.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad