Disfraces: así puede salir de la monotonía y reavivar la llama de la pasión con su pareja

Octubre 24, 2021 - 07:50 a. m. 2021-10-24 Por:
Daniela del Mar Peña / Reportera de El País
Disfraces, intimidad, relaciones sentimentales, pareja

No se trata solo de disfrazarse, sino de compartir una experiencia única que aporta a la exploración de nuevos gustos.

123rf / El País

Los disfraces no son solo para los niños o para las celebraciones de Halloween. Un momento indicado para usarlos es sorprender a esa persona especial en la intimidad, ya que el juego de roles les permite a las parejas conocerse y mantener un estado de picardía constante en la relación. “En esta celebración uno se autoriza a ser otra persona que tiene placer, que puede disfrutar y no tiene miedo a nada. De allí que muchas parejas busquen un disfraz sexy, porque en su vida cotidiana no se permiten comportamientos sexis y a través de este pueden liberarse y vivir cosas diferentes”, dice la sexóloga Flavia Dos Santos.

“Disfrazarse en pareja es un juego de roles y este juego lo que permite es fantasear un poco y cumplir esos sueños que cada uno quiere; por otra parte, esta actividad promueve la confianza en la pareja, ya que debe existir una buena comunicación para contarse qué es lo que desean y cómo les gustaría”, comenta Paula Dávila, psicóloga.

Lea además: Terapia de pareja, clave para que las pequeñas diferencias no 'apaguen la llama'

Pero no se trata solo de disfrazarse, sino de compartir una experiencia única que aporta a la exploración de nuevos gustos o dejar de lado las reservas que se tienen sobre el cuerpo, aprender a sacar un lado más sensual del que se suele mostrar. “Los disfraces tienen accesorios y permiten que la pareja pueda explorar. Por ejemplo, si nunca ha tenido relaciones sexuales atado, el disfraz de policía les quedaría perfecto. Este tipo de actividades sexuales permiten a la pareja salir de las rutinas y las responsabilidades del día a día. Los disfraces son una herramienta para estimular y poner variedad a los encuentros”, agrega.

Advierte que “las parejas deben ponerse de acuerdo en este tipo de prácticas para no herir susceptibilidades y tener claro cuál es el contexto de la apertura mental que tiene cada uno, las experiencias previas, revisar cómo esta experiencia puede aportar a la relación”.

Los disfraces íntimos le permiten a las personas experimentar nuevos roles y dejar salir la sensualidad que se lleva por dentro.

Noche de roles

Las fantasías sexuales hacen parte de la imaginación y alimentarlas en pareja ayuda al fortalecimiento de la relación, aportando a un mejor desarrollo en los encuentros sexuales. Una de las recomendaciones de los sexólogos es tener noches divertidas que marquen la diferencia.

“Sorprender a la pareja en una noche diferente, donde sean cómplices de sus encuentros y travesuras, aporta bastante para salir de la rutina y entenderse mejor en esta área”, comenta Mariana López, sexóloga y terapeuta de pareja.

El juego de roles es una buena estrategia para una noche de disfraces, implica asumir papeles distintos a los de la realidad. Hacer de algún superhéroe o tener escenas de doctor, paciente o bombero puede despertar la imaginación de las parejas. “Los juegos de roles aportan al incremento de la imaginación y encender la llama que a veces dejamos caer un poco por las responsabilidades que se tienen”, concluye López.

Puede leer: Que estos complejos no le arruinen un buen momento de pasión

Que no falte

Para encender la noche, la lencería es una pieza que no puede faltar en el disfraz que se escoja, pues es una prenda que ayuda a mantener la llama de la pasión activa. “Este tipo de accesorio ayuda mucho a poner a volar la imaginación, sin embargo depende tanto de la persona que la use, que se sienta sexy, como de a quien se quiere seducir; es importante tener en cuenta su color favorito, estilos de encaje, entre otros”, comenta López.

Iniciar este tipo de actividades, además de ser divertido, aporta al crecimiento de la confianza en la pareja y en algunos casos a fortalecer la autoestima. No obstante, es importante iniciar de una manera cómoda y sin forzar las situaciones.

Si una pareja va a jugar por primera vez a disfrazarse es importante tener un traje cómodo y con lo que se sienta bien, no utilizar prendas forzadas, ya poco a poco podrán ir subiendo a la intensidad de los encuentros, anota la sexóloga.

VER COMENTARIOS