¿No habrá embajador en Nicaragua? Las dudas que dejan las declaraciones del canciller Leyva

Septiembre 10, 2022 - 10:51 a. m. 2022-09-10 Por:
Colprensa - El Colombiano
Álvaro Leyva - León Fredy Muñoz

El canciller Álvaro Leyva y el nombrado embajador de Nicaragua por el Gobierno de Colombia, León Fredy Muñoz.

El País

Las declaraciones del canciller colombiano, Álvaro Leyva, sobre las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua, podrían tener un primer coletazo en las relaciones diplomáticas entre ambas naciones que dejarían a Colombia sin embajador en el país centroamericano.

“Mi posición es la misma siempre (...) el señor Ortega es uno de los violadores de derechos humanos por excelencia”, dijo Leyva.

El primer quemado sería el excongresista León Fredy Muñoz, nombrado por el presidente Gustavo Petro como diplomático en ese país hace apenas un mes, y que ante los señalamientos del canciller Leyva, el gobierno de Daniel Ortega podría quitarle el beneplácito en su embajada.

Le puede interesar: Transporte y comercio, los principales ejes de la reapertura de la frontera con Venezuela

Aunque no hay nada seguro aún, el designado embajador en Nicaragua, León Fredy Muñoz, en diálogo con El Colombiano dijo que hasta este viernes no le habían notificado ninguna decisión, por lo cual, está a la espera de que la Cancillería se pronuncie.

De rechazarse el nombramiento, no sería esta la primera vez que el país bajo el mando de Daniel Ortega diga no a un funcionario colombiano en el tiempo reciente. El 24 de febrero de 2022 le retiraron las credenciales diplomáticas a Alfredo Rangel, funcionario durante el gobierno del presidente Iván Duque, por referirse a asuntos internos de Nicaragua y su gobierno.

¿Colombia dio un giro?

La mecha del detonante para que Nicaragua rechace a Muñoz está relacionada con las palabras del ministro de Relaciones Exteriores colombiano, Álvaro Leyva, sobre el hecho ocurrido el pasado 12 de agosto en el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos, OEA, en el que Colombia se abstuvo de votar sobre la resolución que aprobaba las violaciones de los derechos humanos por el régimen de Daniel Ortega.

Entre las cuatro abstenciones de voto estuvo Colombia, pero al parecer no fue un hecho fortuito, porque en las explicaciones posteriores el ministro Leyva aseveró que los representantes del país no estuvieron en la jornada porque se adelantaba un asunto de carácter humanitario.

El tema al que se refirió el canciller Leyva en su momento estaba relacionado con la petición al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, de la liberación de 21 presos políticos. “La ventana de oportunidad para una acción humanitaria de envergadura en Nicaragua coincidió con la votación de ese día”, decía el comunicado con el que explicaron la actitud de Colombia.

Lea además: Consejo de Estado mantiene investidura de María del Mar Pizarro en el Congreso

Sin embargo, la petición no fue escuchada por Ortega, y los llamados presos políticos seguirán en la cárcel, lo que llevó a reversar al canciller Leyva y, tras un primer silencio, en la mañana de este viernes dijo al periodista Daniel Coronel que de ninguna manera el gobierno colombiano está con Ortega.

No obstante, Leyva indicó que aún sin una respuesta positiva se puede entrar a buscar soluciones, a dialogar. “Yo estoy absolutamente complacido por haber hecho todo lo que está a mi alcance para lograr la liberación de esa gente, para establecer que esto no puede suceder en ninguna parte del mundo”, concluyó el canciller Leyva.

Hay razones de fondo

Mientras en Colombia las palabras de Leyva y la posible salida León Fredy Muñoz de la embajada de ese país se tomaron las páginas de distintos diarios, en Nicaragua este asunto ha sido un tema no tan relevante, como le dijeron a este diario algunos periodistas. En algunos medios solo han reseñado la entrevista de Daniel Coronel a Leyva, pero no se ha profundizado sobre las declaraciones.

Lo que sí ha empezado a sonar son las revelaciones que ha hecho a cuenta gotas el presentador de radio William Grigsby, quien desde su espacio radial Sin Fronteras, ha señalado que el gobierno colombiano envió mensajeros a su país con un mensaje claro: Colombia acataría el fallo de La Haya sobre la frontera marítima de San Andrés, si Ortega accede a dejar en libertad a los 21 presos políticos.

Lea también: Presidente pidió a Alcaldes tener mapas de riesgo climático ante la ola invernal

“Ve, Nicaragua, yo te voy a reconocer el fallo, no hay problema, pero dame a todos los tranqueros (presos políticos)”, dijo Grigsby, señalado por periodistas de Nicaragua como una persona muy cercana a Ortega y que tiene información confidencial y de primera mano del régimen.

Acto seguido, el locutor envió un mensaje a Ortega en el que le recomienda no ceder a las supuestas peticiones hechas desde Colombia.

“¿Qué te parece? Entonces, ¡no hermanito, por Dios!, así te manden de mensajero a San Pedro. Primero, no estamos pidiendo nada diferente a que reconozcan el fallo del máximo tribunal del planeta”, dijo Grigsby Vado.

Dura situación en Nicaragua

La resolución de condena de la OEA señala a Nicaragua como un país con frecuentes violaciones a los derechos humanos y registra una dura situación: entre abril de 2018 y agosto 31 de 2022, 195 personas fueron detenidas arbitrariamente según datos del Mecanismo para el reconocimiento de Personas Presas Políticas; y antes de abril de 2018, fueron encarceladas 10, para un total de 205 detenidos.

En cuanto a la prensa, Ortega ha cerrado 54 medios nacionales y 13 locales, y por hostigamientos hay 140 periodistas en el exilio. Por estos hechos, 53 países promueven una condena contra el régimen de Ortega, entre ellos Colombia, que se subió al tren tras la negativa de la libertad para los presos políticos.

VER COMENTARIOS