Que no queden dudas

Que no queden dudas

Enero 29, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

En medio de una rueda de prensa donde el gobierno de los Estados Unidos anunciaba medidas contra el régimen de Nicolás Maduro, uno de sus voceros, el Asesor de Seguridad del presidente Donald Trump, dejó ver un apunte en su libreta en el cual se habla de “cinco mil soldados a Colombia”. Ya sea un descuido, un error o se trate de una insinuación, el hecho es de por sí lo suficientemente grave como para exigir claridad inmediata.

Siempre se ha conocido la relación de amistad de nuestro Estado con su similar estadounidense. Y ahora, en momentos en los cuales la cooperación internacional es definitiva para apoyar el cambio que requiere Venezuela, como la necesidad de consolidar a Juan Guaidó como el presidente para la transición, esos lazos serán definitivos para lograr lo que los venezolanos buscan, el regreso de la libertad y la recuperación de su democracia.

En esa colaboración con los Estados Unidos, con el Grupo de Lima y con todos los países que están comprometidos en ese cambio que necesita el país vecino, Colombia nunca ha hablado de una intervención militar ni de la llegada de tropas extranjeras a nuestro territorio. Por lo menos así lo han expresado en muchas oportunidades tanto el gobierno anterior como el presidente Iván Duque, además de que puede expresarse que ese es el sentimiento de nuestra Nación.

Por ello resulta extraño y puede ser contraproducente para el esfuerzo civilizado y firme de derrocar la dictadura en Venezuela, que el señor John Bolton, asesor de Seguridad del presidente Donald Trump, haya dejado ver frente a los periodistas su libreta de apuntes con la inquietante nota. Según el Canciller de nuestro país, el Gobierno Nacional desconoce la razón por la cual el consejero Bolton había escrito esa nota en sus documentos, afirmando también que su esfuerzo seguirá comprometido en usar las vías diplomáticas y políticas para el efecto.

Nuestro país ha sufrido constantes provocaciones de la dictadura de Maduro y sus fuerzas militares, y las ha contestado con serenidad y sin recurrir siquiera a la amenaza militar. También es cierto que muchos de los militares de la vecina nación han sido tolerantes y hasta cómplices de las agrupaciones de violencia que han usado la frontera para evadir la persecución de nuestra Fuerza Pública. Eso es prueba más que suficiente del espíritu civilista que ha animado a nuestras autoridades para enfrentar los retos que lanza con frecuencia el régimen chavista para despertar solidaridades apelando al sentimiento nacionalista del vecino.

Ante las dudas que genera la insólita situación, es obligatorio pedir la mayor claridad posible sobre algo que no puede estar en las agendas bilaterales de nuestro país y los Estados Unidos. Aunque el gobierno del presidente Trump ha expresado que no descarta “ninguna opción” frente a la tiranía de Maduro y su ejército, Colombia no necesita los cinco mil soldados citados en la libreta del señor Bolton y debe despejar las dudas sobre la posibilidad de que el territorio nacional sea usado para cualquier tipo de actuación militar contra Venezuela.

VER COMENTARIOS
Columnistas