La cultura vive en Cali

La cultura vive en Cali

Julio 16, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

¿Qué tiene Cali que la hace tan interesante como para ser elegida la Ciudad Destino Cultural de Suramérica? La respuesta está en su multiculturalidad, en esa Cali de hoy que se ha construido a partir de sus raíces, de su historia y también de abrirle sus brazos a los migrantes hasta formar un crisol único que le ha dado identidad.

Cali es una ciudad de mil caras donde se unen la cultura andina y la del litoral Pacífico; tiene notas antioqueñas que se mezclan con los toques caucanos y nariñenses; es por supuesto Salsa, la del barrio de siempre, y es ballet que danza por cualquiera de sus calles. Y esa variedad es la que llena a la capital del Valle de una cantidad de eventos culturales que pocos se imaginan, como los 31 que se realizaron durante el mes de junio pasado, en promedio uno diario, y así durante los 365 días del año.

Aquí hay un diciembre para hacer la mejor Feria de Colombia, como lo demuestran los 18.000 visitantes, de 22 departamentos colombianos y 37 países, que se recibieron en los últimos días del 2018; hay un julio para las danzas folclóricas con el Encuentro Nacional e Internacional Mercedes Montaño. En agosto llegan las marimbas, los cununos y los abozaos del Petronio Álvarez, la fiesta más significativa del Pacífico, y hay espacio en septiembre para Ajazzgo.

En Cali hay una Bienal Internacional de Danza, que se intercala con el Festival Internacional de Ballet; hay un Feria Internacional del Libro y también el Oiga, Mire, Lea; Salsa se baila todo el año y no hay espectáculo en el mundo que se compare con Delirio. A ello súmele las exposiciones de arte en La Tertulia, donde además de sus propias colecciones y las de los artistas locales pueden llegar Rembrandt o Leonardo Da Vinci.

Sigue siendo Caliwood, así como la sede del Festival de Títeres o del Encuentro Internacional de Poesía, y siempre será la casa acogedora a la que quieren llegar músicos, bailarines o teatreros de cualquier rincón porque aquí se les recibe, como a los visitantes, con hospitalidad, alegría y cariño, que son sus marcas de nacimiento. Pero no sólo eso, esta es la escuela que educa y exporta a artistas, como el primer bailarín del Royal Ballet de Londres, FernandoMontaño, y centenares más que como él llevan con orgullo su caleñidad o vallecaucanidad por el mundo.

Claro, Cali tiene problemas como cualquier otra ciudad. Pero es mucho más y mucho mejor lo que somos, lo que estamos construyendo desde esa diversidad cultural, la que de manera permanente está edificando su identidad y es su mayor patrimonio. Es una ciudad fundada hace 477 años donde el visitante llega como a su casa y la cultura florece, a pesar de las dificultades que se presentan en una urbe en crecimiento producto del mestizaje, de la búsqueda de oportunidades y de la fusión de razas, culturas y acuerdos construidos a partir de la diversidad.

Por todo ello Cali ha sido elegida como la Ciudad Destino Cultural de Suramérica 2019, el reconocimiento que con justa razón se le ha otorgado en los World Travel Awards, los premios internacionales de la industria de viajes, que los caleños reciben con orgullo.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS