Escuchar este artículo

Declaraciones inquietantes

Noviembre 12, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

En nuestro editorial de ayer hablamos de la cercanía de la vacuna contra el Covid-19 y la luz que aparece para enfrentar una pandemia tan amenazante como destructora. Hoy tenemos que referirnos a los indicios que surgen en nuestro país, nuestra región y nuestra ciudad, y las acciones de las autoridades que llevan a pensar en situaciones que vuelven a inquietar sobre lo que está sucediendo.

Luego de seis meses de aislamiento social, y debido ante todo a la crisis social y económica que desató tal medida, Colombia empezó a aplicar una política de apertura con responsabilidad. Sin que disminuyeran de manera sustancial las cifras sobre el contagio y el número de muertes que producía el coronavirus, se fueron desmontando las restricciones a la actividad y el roce social, la más efectiva manera de reproducir y expandir el mortal virus, dejando en las manos de los ciudadanos la responsabilidad de actuar con la cautela y el cuidado que se requiere para enfrentar un enemigo tan peligroso para los humanos.

Ahora, la secretaria de Salud de Cali vuelve a prender las alarmas sobre lo que está sucediendo en la ciudad. Reconociendo que no hay aún razones para tomar decisiones drásticas, la doctora Miyerlandi Torres reconoce que estamos en alerta amarilla en la ciudad. Según sus declaraciones a El País, la velocidad del contagio está aumentando, se están registrando un promedio de 15 muertes por día a causa del Covid-19, la ocupación de las UCI se ha elevado al 53,3% y la posibilidad de que se produzca un rebrote está latente, además de que existe una gran limitación para tomar las muestras y procesarlas con oportunidad.

Y en el fondo, según la funcionaria, está lo que podría llamarse la indisciplina social como factor fundamental para la propagación. Es decir, los negocios, empresarios y dirigentes que promueven aglomeraciones en las cuales no se usan las precauciones necesarias para evitar el contagio, además de la indolencia de muchas personas a quienes les tienen sin cuidado los comparendos y las multas que se les imponen por incumplir las prohibiciones oficiales.

De otra parte la secretaria de Salud del Valle expresa hoy su preocupación sobre lo que pueda ocurrir en diciembre en el departamento. Al advertir sobre el crecimiento de las cifras de contagios y decesos en municipios como Calima Darién que antes se mantuvo en niveles mínimos, la doctora María Cristina Lesmes llama la atención sobre el efecto que tendrán las fiestas navideñas tradicionales si continúa la tendencia creciente a ignorar las recomendaciones para evitar que aumente la tragedia en los hogares vallecaucanos.

Por último, el ministro de Salud anunció el cierre en todo el país de los bares “en sitios de alta y moderada afectación”, a partir del próximo 17 de noviembre. ¿Qué está pasando? ¿Por qué se esperan cinco días para tomar una medida como esa, a pesar de que hoy hay un partido de la selección Colombia y se viene un puente festivo?

Ante esas declaraciones, se impone la necesidad de aclarar lo que está sucediendo y de tomar las decisiones que correspondan para proteger la salud de los colombianos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS