Argentina: ¿más de lo mismo?

Argentina: ¿más de lo mismo?

Junio 24, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"...mientras esto sucede, la prensa independiente de Argentina sigue amenazada por un gobierno que persiste en destruirla para callar las críticas contra sus afanes hegemónicos. Es la consecuencia de la pérdida de credibilidad en que cayó la política argentina después de los fracasos ocurridos en los años 90 y el mesianismo de los Kirchner...".

El anuncio de Cristina Fernández formalizando su aspiración a la reelección en la Presidencia de Argentina, comienza a aclarar el panorama político del país austral. Al mismo tiempo se agudizan las críticas de los opositores a la viuda de Néstor Kirchner.La señora Fernández parte con un 45% de favorabilidad en las encuestas, casi triplicando a sus competidores. Pero octubre aún está lejos y la clarificación sobre las controvertidas cifras de inflación, desempleo y rendimiento de las cosechas permitirá definir posiciones. Lo mismo ocurrirá con las iniciativas de parlamentarios oficialistas que buscan una reforma constitucional para que la Presidenta pueda optar por un tercer mandato consecutivo.El sólo hecho de que se presente un proyecto para convertirla en indefinida o que permita una tercera elección, resulta indicativo del afán de la Presidenta por eternizarse en el poder. Esto, en un país que se encuentra hastiado de la inmovilidad de sus gobernadores que sí pueden reelegirse indefinidamente, puede ocasionar un deterioro de la favorabilidad con la que hoy cuenta la señora Kirchner.Ella cabalga sobre el buen momento económico de América Latina que, desde luego, también presenta indicadores favorables en Argentina. Pero el gobierno y los consultores particulares aún discuten sobre si la inflación en el 2010 fue del 10% como lo pregona la Presidenta o alcanzó el 25%, como lo indican los analistas del sector privado. El hecho cierto es que las encuestas señalan que hay un 40% de ciudadanos descontentos por la situación económica del país. Y no debe olvidarse que el 30% de descontentos en el Perú fueron la base para la campaña exitosa de Ollanta Humala.Adicionalmente está la postura de los sindicatos, fuertes en Argentina y tradicional soporte del peronismo. Ellos, a la hora de las negociaciones utilizan las cifras de los particulares y no las del gobierno. Y hace poco realizaron un paro nacional que no tuvo mayores consecuencias. Mientras tanto la oposición se reduce a Raúl Alfonsín heredero de la Unión Cívica Radical y los peronistas Eduardo Duhalde y Alberto Rodríguez Saa.Y mientras esto sucede, la prensa independiente de Argentina sigue amenazada por un gobierno que persiste en destruirla para callar las críticas contra sus afanes hegemónicos. Es la consecuencia de la pérdida de credibilidad en que cayó la política argentina después de los fracasos ocurridos en los años 90 y el mesianismo de los Kirchner, que lograron vender como un éxito familiar la recuperación de su país, mientras entregaban toda clase de prebendas a su círculo de amigos. Así, doña Cristina, que ha mantenido una mediática imagen de viuda triste, se encamina hacia su segundo mandato manteniendo a la Argentina bajo el signo del peronismo en medio de los escándalos de corrupción, acompañados de una inflación del 25% mientras el desempleo crece. Por eso, y ante la decadencia de los partidos, se espera que los descontentos hagan oír sus voces y posibiliten un frente democrático que saque a la Argentina del régimen populista a que está sometida.

VER COMENTARIOS
Columnistas