El pais
SUSCRÍBETE
Poncho Rentería

Columnistas

Miles marcharon

Fiesta sindical, ojalá allí denuncien la sucia compra de 50 camiones para La Guajira a precios dobletiados que compraron a mini-comerciantes guajiros, ganándose ocho mil millones en 53 días.

24 de abril de 2024 Por: Poncho Rentería

Miles marcharon, sin asaltar almacenes, ni romper semáforos, ni ensuciar las paredes y derrocharon civismo. ¿Cuántos miles marcharon el domingo por Colombia? Varias cadenas radiales, revisando videos, calcularon 800.000. Al presidente Petro solo informaron de 250.000. Para los antipetristas del Centro Democrático, línea Cabal y Miguel Uribe Turbay, marcharon 800.000 personas.

Según los sabios fue una aplastante derrota política al petrismo, un penoso funeral para la Constituyente, mil censuras al derroche y un rechazo a la burda persecución al expresidente Álvaro Uribe.

Aleluya: victoriosa marcha nacional antigobierno petrista. El senador Abel, lúcido jefe del petrismo-verde admitió que en Medellín marcharon 350.000, en Bogotá 90.000, en Cali 49.000, todos anti-gobierno y con mayoría femenina. Vimos marchando a gentes de todas las clases económicas. Bravo.

Las ‘batas blancas’, el cuerpo médico, paramédicos y servidores de la salud marcharon y muy aplaudidos. Aleluya: miles y miles de mujeres marcharon en tono protesta, allí mi pareja Liliana Arango Arango, solidaria con sus colegas médicos y con los burlados seis millones de afiliados a Colsanitas.

El presidente se pifió porque a su extenso trino analizando la marcha le incrustó unos vainazos innecesarios. Petro: genio y figura, siempre en la controversia donde actúa exitosamente, siempre buscando el encontronazo ideológico. Punto.

Buenas, buenas: terminada la marcha pasaron al comedor del Palacio presidencial el presidente Petro, la familia Alcocer, sus familiares, cinco primos de Zipaquirá y cuatro ministros. Menú: churrasco, tamales de Sincelejo, langostinos, plátano frito. Postre: quesos del Sinú, cocadas, natillas y café doble y brindaron por la marcha próxima, por los electrocutados Sacco & Vanseti, por los sindicalistas perseguidos. Punto.

Viene la marcha sindical, ojalá no transporten a Bogotá y a Cali indígenas del Cauca, pierden imagen. Será suficiente con los sindicatos oficiales, más el Sena, el acueducto y el poderoso Fecode. Fiesta sindical, ojalá allí denuncien la sucia compra de 50 camiones para La Guajira a precios dobletiados que compraron a mini-comerciantes guajiros, ganándose ocho mil millones en 53 días.

Marcha del Primero de Mayo, en la tarima queremos ver al presidente Petro debatiendo temas sociales con Jorge Enrique Robledo o con María Fernando Cabal y un sindicalista. Es lo democrático, darle 15 minutos a cada uno. Y el M19 ejecutó al sindicalista José Raquel Mercado. “Maten ese negro servil de las oligarquías”. Lo mataron cerca de El Campin. Buenas, buenas, marcharon miles y miles sin broncas ni pedreas, Aleluya: somos casi civilizados.

AHORA EN Columnistas