La lupa interior

La lupa interior

Noviembre 27, 2018 - 11:15 p.m. Por: Carlos E. Climent

Sobre los impuestos no tengo nada diferente a recomendar pagarlos. La muerte amerita todo un texto que se sale de las posibilidades de esta columna. Al respecto de la dificultad, paso a compartir con mis amables lectores un breve resumen de mi más reciente libro, Asuma la gerencia de su vida.

La lupa interior (Panamericana 2018), que sintetiza las dificultades más comunes y las sugerencias que en su momento le sirvieron a muchas personas para sortear con éxito circunstancias difíciles. Se trata de una herramienta basada en muchas consultas que pacientes y lectores me hicieran sobre los más frecuentes conflictos a los cuales se enfrentaron en distintas etapas de la vida. Está dirigido a las personas que conforman ese gran universo de las familias normales que en algún momento se tropiezan con problemas. Y ha sido diseñado para ilustrar, orientar, apoyar y transmitir una voz de aliento en medio de las crisis.

Uno de los capítulos del libro toca algunos aspectos de la crianza de los hijos, ya que los padres en el proceso de formar una familia siempre están enfrentados a punzantes cuestionamientos sobre la mejor forma de criar a sus hijos. Los padres siempre desean lo mejor para ellos, pero con frecuencia se sienten desorientados, especialmente cuando un problema disciplinario amenaza con salírseles de las manos o cuando otras circunstancias los superan y los abruman.

En el capítulo correspondiente a las dificultades de la vida de pareja se discuten las dudas que se generan en el proceso de la elección, así como los invariables conflictos de quienes asisten impotentes al deterioro de su relación. Algunos optan por no hacer nada con lo cual eternizan sus problemas, otros deciden obrar impulsivamente, con lo cual solo consiguen agravar sus complicaciones, tal vez porque ignoran que existen soluciones razonables para salir del círculo vicioso en el cuál están atrapados.

En cada familia hay cónyuges o padres que no solamente se envejecieron sino que se enfermaron o se quedaron solos. El manejo de algunos aspectos de la vejez y la soledad preocupa a muchas familias que no saben cómo actuar; en consecuencia, como parte de la confusión se conforman bandos que se enfrentan, se desgastan y terminan haciéndole la vida más difícil a todo el mundo. Este libro también sintetiza otros temas como la deshumanización del sistema médico que agrava los problemas de los pacientes y las tiranías a las que muchos se someten para, sin proponérselo, perpetuar sus conflictos.

Para finalizar con la maravilla sanadora de la conversación y la fuerza de la esperanza. La primera permite a mucha gente solucionar su vacío existencial ya que finalmente puede revelar secretos protegidos por atormentados años de silencio. La segunda lleva a las personas a cambiar el destino de un proceso patológico.

Nota: Quiero reiterar el agradecimiento a mis pacientes y a los lectores de esta columna, quienes con sus comentarios contribuyeron a una (relativa) mayor claridad y sencillez de mi discurso, algo que no necesariamente nos enseñan en la escuela de medicina.

VER COMENTARIOS
Columnistas