Un sueño, tres alcaldes, un río

Escuchar este artículo

Un sueño, tres alcaldes, un río

Diciembre 16, 2019 - 11:40 p. m. Por: Aura Lucía Mera

“Tenemos que empezar a pensar como un río
Si queremos dejar un patrimonio de belleza
Y de vida a las generaciones
futuras”.

David Brower

El mejor regalo que recibirá Cali en toda su historia y quedará como legado a las generaciones futuras es el gestado por un sueño y la continuidad de tres alcaldes.

La historia me llega al alma porque no es muy usual en este país, en el que lo que primero hace un gobernante al llegar al poder es desbaratar todo lo que el anterior ha hecho. En esta historia se conjuga un círculo perfecto, que vuelve a su origen. Me explico.

En su primer mandato Jorge Iván Ospina inició importantes megaobras pensando en grande, en la ciudad a largo plazo. Entre ellas estaban previstos parques y zonas verdes. Quiso la casualidad o esas magias del destino, esos intangibles que cambian las cosas, que se conocieran el alcalde en funciones y un soñador enamorado de su ciudad a pesar de no haber vivido en ella sino a ratos: Santiago Eder Garcés.

Se ideó devolverle al río Cali su importancia y dignidad. No todas las ciudades tienen la fortuna de ser atravesadas por un río. Jorge Iván le dio carta blanca. Así empezó este sueño, atravesado por el Río.

El alcalde Rodrigo Guerrero acompañó la obra y la respaldó. Santiago el soñador logró que viniera a la ciudad uno de los mejores diseñadores de parques del mundo. Un holandés que creyó en el sueño.

Maurice Armitage también creyó y apoyó en forma contundente el proyecto, ya casi hecho realidad, y en enero retorna de nuevo a Jorge Iván Ospina para su inauguración, entregando El Arco. Esa escalinata Deportiva que unirá para siempre a Cali, tendiendo un puente de fraternidad cívica. La Torre de Cali y el Club Colombia quedarán ligados al barrio El Piloto y sus alrededores, antes separados como si no pertenecieran a la misma ciudad.

Ya están listos sus senderos peatonales, enmarcados por una vegetación nativa que lo embellecen, sus bancas, sus adoquines artesanales, su iluminación, su seguridad.

Sería un hito que en su inauguración, prevista para el mes de marzo próximo, asistieran los tres alcaldes, el Quijote soñador, los habitantes de El Piloto a quienes el parque cambió la vida, los funcionarios de las tres administraciones, concejales y ediles que trabajaron sin cesar durante estos años para regalarle a Cali este parque que rescató el Río y rescató el civismo y la convivencia.

Sería un ejemplo para toda Colombia. Demostrarle al país entero que cuando estamos unidos, logramos lo que soñamos.

En estos días navideños, está iluminado con guías, con agentes de seguridad. Invito a todos los caleños a que lo recorran, lo miren, lo quieran. Es nuestro mejor homenaje a la ciudad. Es el regalo que Cali le debía a su Río, durante tantos años olvidado, y gracias a estos tres mandatarios y al Soñador, fue rescatado. Todo río es sagrado.

Como decia T.S. Elliot, “el río está dentro de nosotros. El Mar en torno nuestro”.

***

Posdata. Al alcalde electo Jorge Iván Ospina, su gestor inicial, le corresponderá el honor de su inauguración. Círculo perfecto. Felicitaciones a los tres mandatarios que hicieron posible esta realidad.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS