Escuchar este artículo

Adivinanzas

Agosto 17, 2020 - 11:40 p. m. Por: Aura Lucía Mera

Hoy lunes día de fiesta para variar, ya no sé en qué mes estoy, ni qué santo celebran, si es la Virgen que sube al cielo como un cohete, o José María Escrivá de Balaguer que compró la santidad a cambio de apoyar a Juan Pablo II en la suya, o fray Martín de Porres que sabía barrer muy bien o el nuevo san José Gregorio Hernández. Lo único que sé es que no puede ser ni santa Lucía ni santa Rita porque algún papa le dio por quitarles la aureola. Ahora se sienten más libres, me imagino.

A propósito nunca he entendido, si millones y millones de almas buenas van al cielo, ¿qué privilegio extra tienen los santos? ¿Serán las nubes más cómodas, el arpa que toca la música celestial será más afinada, tendrán ‘lobing’ y tarjeta VIP para sus concilios y hablar frente a frente con el creador? Me confundo, porque algunos dicen que en el cielo todos somos iguales. Personalmente, lo único que deseo cuando me marche a la otra dimensión es encontrarme con las personas que he amado y que me hacen falta, conocer a mis bisabuelos y otros antepasados, abrazarlos. Claro que no sé si tendré brazos, unos nuevos, transparentes y eternos, tampoco sé si el alma se pueda reír a carcajadas, con dientes eternos sin necesidad de dentistas; quiero conocer a mi ángel de la guarda que me sigue queriendo y cuidando todos los días desde que llegue a este planeta azul y por supuesto a Jesús que siempre ha sido mi mejor amigo.

También quiero, no sé si está permitido, volver a amar a los hombres que amé sin que se atraviesen celos ni malos entendidos y que seamos felices de nuevo, ya con amor eterno, a las amigas de siempre. No sé si estoy pidiendo mucho, pero es lo que deseo, así como reencontrarme y darles la bienvenida a los que llegarán después y son parte mía; y por qué no, corridas en plazas celestes y toros envueltos en pálida niebla (plagio un tris a Lorca).

Pero me estoy desviando del tema. Tengo una adivinanza. El que sepa las respuesta, pues felicitaciones, está al día.

-¿Quién se “siente secuestrado” en una hacienda de miles de hectáreas?

-¿Quién afirma que está “condenado por mentiras, pruebas ilegales” y
pide un referendo exprés?

- ¿Quién afirma que está “siendo perseguido judicialmente por el Partido de las nuevas Farc”?

- ¿Quién suplica ese referendo exprés para que Colombia no caiga en el “castro-chavismo” (no sé si está enterado de que ambos están muertos.)?

- ¿Quién sostiene que se le están violando todas las garantías porque han comprado testigos?

- ¿Quién afirma que la forma como los cinco jueces alcanzaron la unanimidad para detenerlo fue un procedimiento mafioso?

- ¿Quién sostiene casi lloriqueando que el actual presidente Duque lo conoce y lo quiere desde niño porque sabe que es buena persona?

- ¿A quién le dio coronavirus y se curó al otro día?

- ¿Cómo se llaman esas dos periodistas independientes, controvertidas, objetivas y feroces que se le arrimaron al secuestrado para demolerlo?

- ¿Quién es el personaje de ojos estrábicos y descuajaringado que sale en la foto desde su celda de ciento de hectáreas?

Adivina buen adivinador. Espero respuestas. Estoy intrigada. Me han dicho que es un sujeto innombrable, bajo de estatura, manitas regordetas (no sé si se come las uñas), con la piel aviruelada y rosácea, que le encantan los caballos y que se pone la mano en el pechito como esos santos de ahora. No sé si barre, es santo-vip, pero de que pone la mano en el pechito y carita de yo-no-fui, la pone.

No doy más pistas. Por sus actos lo conoceréis.

Yo mientras tanto sigo en mis divagaciones celestiales, ¡echando globos a ver con quién me voy a encontrar!

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS