Venganza, la causa detrás de la mayoría de los homicidios por sicariato en Cali

Venganza, la causa detrás de la mayoría de los homicidios por sicariato en Cali

Enero 22, 2019 - 11:20 p.m. Por:
Redacción de El País 
Venganza, la causa detrás de la mayoría de los homicidios por sicariato en Cali

El sábado pasado, en la Carrera 8 con Calle 25, un hombre que se movilizaba en un vehículo fue víctima de un atentado sicarial. El hecho es investigado.

Especial para El País

De los 1161 homicidios que se cometieron en Cali, en el 2018, 489 fueron bajo la modalidad de sicariato (42%). De esta cifra, 261 de los casos fueron por el móvil de venganzas con antecedentes y 228 por venganzas sin antecedentes.

Este año, el fenómeno del sicariato se ha vuelto a manifestar, pues se han presentado varios casos en la ciudad. Solo el sábado pasado, ocurrió un atentado en la Carrera 8 con Calle 25, que alteró la tranquilidad del sector.

En el hecho, un hombre que se movilizaba en un vehículo Volkswagen Jetta de color blanco fue alcanzado por otra persona que iba en una motocicleta, y le disparó en seis ocasiones al conductor del carro.

Lea también: Las ideas que Cali estudia para combatir la inseguridad en los próximos 10 años

Ese día, las autoridades auxiliaron al herido mientras que el agresor huyó del lugar de los hechos. Al lesionado se lo llevaron en grave estado de salud a un centro asistencial de la ciudad.

Un investigador de la Policía, que maneja el tema de cerca en Cali, explica que el sicariato no es un móvil, es una modalidad.

“A una persona no la mandan a matar por sicariato, sino por un móvil que puede ser riña, problemas sentimentales, lío de pandillas, retaliaciones”, dice la fuente.

“En Cali, por ejemplo, se mueve el sicariato por las razones arriba mencionadas. Además, en la ciudad convergen muchos grupos armados y de narcotráfico, que por la cercanía con el Pacífico es muy llamativo como lugar de residencia y esto hace que se presenten más atentados sicariales por diferentes motivos que traen estas prácticas criminales”, afirma el investigador.

Asimismo, en los barrios de la ciudad se cometen atentados sicariales ya sea por el control de las líneas de microtráfico o por problemas entre bandas, añade el agente.

De acuerdo a las autoridades, en la capital del Valle ya no hay oficinas de cobro como hace unos años, donde se contrataban sicarios para cometer los homicidios, sino que hay personas que de manera “independiente” se han especializado en esta modalidad.

Por su parte, Álvaro José Pretel, coordinador del Observatorio de Seguridad de Cali, expresa que dentro del trabajo que se hace en la entidad, clasifican el móvil de las venganzas con y sin antecedentes.

“En esta clasificación, encontramos que la mayoría de las venganzas se cometen bajo la modalidad de sicariato. Cuando hay antecedentes es porque los investigadores del caso tienen material e información para trabajar los homicidios”, explica Pretel.

Testigos silenciados y sicarios escurridizos en las calles

Los testigos no hablan muchas veces “porque conviven con el sicario o no quieren que tomen represalias contra ellos”, dice otra fuente de la Sijín de la Policía.

En los asesinatos mandados a hacer por modalidad sicariato, el pistolero llega cerca al lugar donde está la víctima, le hacen entrega del arma y este sale caminando a abordar al ciudadano.

“Posterior al hecho, lo recogen, casi siempre, en una motocicleta de alto cilindraje y en ese punto entrega el arma a otra persona que se encuentra en un vehículo, muchas veces taxi. El agresor avanza unas cuadras, se baja de la moto y aborda otro vehículo para despistar a las autoridades en la huida, en ese carro ya se cambia de ropa y lo llevan al lugar donde se va a ocultar, toda esta cadena dificulta mucho el esclarecimiento del hecho”, afirma la fuente policial.

Un dato adicional sobre el fenómeno del sicariato en la capital del Valle tiene que ver con agresores que se movilizan en moto al momento de cometer el ataque sicarial. Datos del Observatorio de Seguridad de Cali muestran que en 2018 hubo 144 casos de este tipo, ocho menos que 2017.

Los esfuerzos de la Alcaldía y la Policía

El secretario de Seguridad de Cali, Andrés Villamizar, dice que hay un esfuerzo muy grande la Policía y de la Alcaldía por desarticular bandas asociadas al sicariato y al homicidio.

“Incluso, la disminución de los homicidios corresponde en buena parte a ese trabajo. El año pasado, por ejemplo, desarticulamos a ‘Los Haitianos’, que se dedicaba a este tipo de casos”, explica Villamizar.

El funcionario agrega que se viene trabajando en cambios sociales y culturales con jóvenes, precisamente para que no se sigan resolviendo disputas por medio de disputas homicidas y eso tiene que ver mucho con el trabajo con pandillas y gestores de la Alcaldía.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad