Identifican a hombre que apareció desmembrado en Buenaventura

Identifican a hombre que apareció desmembrado en Buenaventura

Junio 11, 2019 - 09:34 p.m. Por:
Redacción de El País Palmira

Como Octavio García Parra, de 33 años, fue identificado el hombre cuya cabeza apareció florando la mañana de este martes en inmediaciones del puente El Piñal, en Buenaventura, según confirmó a este diario un familiar de la víctima.

Carlos Alberto Parra Quintero, tío del joven, confirmó que a través de los vídeos que la gente posteó en WhatsApp, pudo reconocer la cara de su sobrino.

Según dijo, Octavio era el segundo de cuatro hermanos, que dese muy pequeños se vinieron a vivir con su madre, - quien falleció hace ocho años -, al barrio Simón Bolívar, en la Comuna Uno del municipio de Palmira, luego de que su hermana se separara del padre de ellos.

"Ella vivía en Santa Rosa de Cabal, en Risaralda, pero cuando se separó se vino a vivir aquí a Palmira con sus hijos. Ellos estaban muy pequeños", recordó don Carlos Alberto.

El hombre, que no se repone aún de la trágica muerte de su sobrino, expresó que un día antes de la celebración del Día de la Madre lo llamó para decirle que había hecho una reservación en un restaurante para que fueran a celebrar.

Sin embargo, le aclaró que él no los podría acompañar porque viajaba ese domingo a Buenaventura donde le había resultado un trabajo manejando un montacargas.

"Él había estado trabajando en un restaurante, pero ese día que me llamó me contó que se iba pues tenía otro trabajo. Entonces yo le dije tranquilo, no se preocupe por nosotros; tranquilo que tenemos mucho tiempo para ir a almorzar juntos, esas fueron las últimas palabras que le dije porque no lo volví a ver", señala don Carlos Alberto.

Lea aquí: 'Temor en Buenaventura por hallazgo de un cuerpo desmembrado en el mar'.

Cuando se le pregunta sobre la forma de ser de Octavio, no vacila en advertir que si bien era su sobrino, "uno a veces no puede sacar la cara por la familia, no cierto? Él era fregadito, cuando se tomaba unos tragos; si era correcto o no, pues usted sabe, un muchacho joven siempre comete locuras", confiesa sin ningún reproche en su voz.

Cuenta que la familia estaba separada, el padre vivía en Santa Rosa de Cabal, el hermano mayor en Aruba, la hermana en España y el menor en Buga. No tenían buenas relaciones, dice.

"Yo era lo único que él tenía aquí en Palmira, pero no sé dónde vivía, pues la casa que la mamá les dejó en Simón Bolívar la tienen arrendada".

Asimismo, revela que Octavio era por decirlo de alguna manera la oveja negra de la familia, pero agrega a su favor, que era un joven muy alegre, y sobre todo, muy cariñoso con él.

"Es que yo soy la misma foto de él, a mí me decían ¿usted es el papá de él? No, es mi sobrino, respondía. Me duele mucho en el alma lo que le pasó porque yo a esos muchachos los ayudé a criar, por eso me quedé acá en Palmira, y ahora encontrarme yo solo es muy doloroso, no? El fue muy cariñoso conmigo, era muy amplio, tenía unos puntos muy especiales con uno", sostiene.

Igualmente, afirma que su sobrino era "un berraco para trabajar," y si bien tenía algunas deudas, eran "prácticamente unas chichiguas".

Durante el tiempo que estuvo en Buenaventura, don Carlos Alberto chateó en varias oportunidades con Octavio, quien le manifestó que estaba muy contento, que le estaba yendo muy bien en el trabajo.

Entonces, como cualquier tío haría con un sobrino, le recomendó que se portara bien y se cuidara mucho. "Le dije no vaya a tener problemas con nadie y el me dijo tranquilo, todo está bien".

Sobre la atroz manera en que fue asesinado su sobrino, él solo responde: "Dios es el único que sabe cómo fue la muerte de él porque usted sabe que uno no puede decir cómo sería, porque él santo no era; de todas maneras como dice el cuento, no sé qué amistades tendría, como serían él con las amistades, eso se me sale de las manos".

A Buenaventura viajó esta tarde el hermano menor de Octavio para su identificación, la Fiscalía le dijo que fuera mañana para los trámites, pero para el tío no hay ninguna duda de que es él.

"Nosotros lo reconocimos en el vídeo del WhatApps, ese de la cabeza, ahí está la cara de él, yo sé que es él", enfatiza.

Los restos de Octavio serán trasladados por su hermano al municipio de Buga donde le dará cristiana sepultura.

En Palmira sus compañeros de la Institución Cárdenas Centro donde hizo el bachillerato y de los equipos de fútbol en los que jugó lo recuerdan como una persona muy alegre, divertida y buena gente.

Hoover Vélez, entrenador de Fútbol Sala, indicó que aunque hace muchos años no tenía ningún contacto con él, si recordó que jugó con él en varios equipos como Nirvana y Tapón Corona, pero a nivel recreativo.

Por su parte, Alexánder Trujillo manifestó que lo conoció en el colegio, pero él se graduó primero que Octavio que estaba un grado antes.

"Se que jugaba fútbol, que después estuvo trabajando en una ferretería, pero eso fue hace mucho tiempo", precisó.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad