Escuchar este artículo

Asesinan a campesino y a su hijo de un año en Bolívar, Cauca: van diez crímenes esta semana

Diciembre 04, 2020 - 05:56 p. m. Por:
Colprensa
Asesinan a un campesino y a su hijo de un año en Bolívar, Cauca

Integrantes de la Defensa Civil de la zona trasladaron los cadáveres hacia la morgue del hospital de Bolívar, y se dio informe a la Sijín de la Policía Nacional.

Foto: Colprensa

En la última semana han sido asesinadas diez personas en el Cauca, en medio de incursiones armadas registradas principalmente en áreas rurales del departamento, según el reporte de las autoridades. En el caso más reciente las víctimas fueron un bebé de un año y su padre.

El hecho se registró en una vía terciaria del municipio de Bolívar, en la noche del jueves, cuando desconocidos, portando armas de fuego y pasamontañas, los interceptaron.

"El campesino Anderson Javier Balanta recogió a su esposa y a su hijo. Ellos acaban de llegar a Bolívar, desde Popayán y los tres se movilizaban en motocicleta por la vía que comunica El Rodeo con La Carbonera, cuando fueron interceptados por varios sujetos armados en el sector de La Mata, donde procedieron a dispararles", relataron habitantes de la localidad.

En el lugar fallecieron Anderson Javier Balanta y el pequeño Diego Javier, mientras que su esposa fue encontrada aún con signos vitales por los campesinos que acudieron tras escuchar los disparos.

“La señora estaba aún con vida cuando llegamos. La trasladamos al hospital local donde inmediatamente, la remitieron a un centro médico de Popayán porque registraba disparo en el pecho que comprometía su vida", agregaron.

Luego, en una acción humanitaria, integrantes de la Defensa Civil de la zona trasladaron los cadáveres hacia la morgue del hospital de Bolívar, y se dio informe a la Sijín de la Policía Nacional.

Este doble homicidio aumentó la preocupación de las comunidades en esta zona del país por la forma reiterativa en que se están presentando hechos violentos, a pesar de los anuncios sobre la llegada de más pie de fuerza en la región.

La mayoría de estas muertes violentas se han registrado en los municipios de Argelia y El Tambo, donde la guerra entre las disidencias de las Farc y el Ejército de Liberación Nacional, ELN, así como las acciones de la Fuerza Pública mantienen en zozobra a la población civil.

El pasado miércoles, en el corregimiento de El Plateado apareció el cadáver de un adolescente con un mensaje escrito en un pedazo de cartón: “Lo matamos por informante del gobierno, frente Carlos Patiño”.

El hecho aumentó el temor en la comunidad, que se abstiene de dar información relacionada con los eventos ocurridos en su localidad por temor a retaliaciones.

“El muchacho no era de acá, la gente solo ayudó para que se lo llevaran a la morgue del casco urbano de municipio porque no quieren más problemas. Solo podemos decir que la víctima portaba una camiseta con el logo del Ejército, pantalón camuflado y botas pantaneras”, manifestó un comerciante, con la condición de mantenerse en el anonimato.

Luego de esto, a la morgue del hospital de El Bordo, El Patía, llegaron otros dos cadáveres desde la zona de San Juan de Mechengue, zona rural del municipio vecino de El Tambo.

“No hay detalles de estos dos últimos homicidios. La gente se limitó a facilitar la evacuación de los cadáveres de la zona y no aporta mucha información por físico miedo, ya que en esta población, como otras veredas de esta área rural de El Tambo y Argelia, hay una confrontación entre grupos armados al margen de la ley. El pasado fin de semana y el lunes asesinaron a dos ciudadanas, una de ellas una comerciante”, denunciaron integrantes de organizaciones sociales como Marcha Patriótica.

Los pocos líderes que denuncian estos casos, lo hace con la condición no revelar sus identidades y explican, de paso, que no se conoce mucha información de estos casos porque a la gente les están quitando el celular para que no informe sobre la violencia que se vive en este parte del Cauca.

Además, hasta el momento, ni las autoridades regionales, ni el Ejército, han entregado información sobre lo que está sucediendo en estos municipios, cuyas comunidades ya optan por abandonar sus viviendas y desplazarse hacia El Bordo, Pasto o Popayán.

“El Presidente opta por llamar asesinatos colectivos a las masacres que se presentan en el Cauca y las simplificó en un asunto de narcotráfico, sin reafirmar una salida al conflicto armado, especialmente en el sur del departamento. El encuentro en Popayán, al que asistieron los invitados de siempre, fue más bien un comité de aplausos en el que poco se ahondó en las brechas sociales existentes en este territorio. Y aunque no todos los voceros cayeron en lo mismo, ninguno cuestionó qué está haciendo el gobierno nacional frente a la violencia en esta zona del país”, expresó el periodista Rubén Darío Zúñiga tras conocerse esta clase de hechos.

Lea además: Fiscalía archivó investigación contra el director de la Policía, general Óscar Atehortúa

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS