Harinera del Valle, un ejemplo de bienestar laboral

Harinera del Valle, un ejemplo de bienestar laboral

Agosto 18, 2019 - 08:46 a.m. Por:
Redacción de El País
Eduardo Urdaneta

Eduardo Urdaneta, presidente de la empresa Harinera del Valle, cuenta la importancia que tiene para la compañía, sus trabajadores

El País

Muy pocas empresas tienen hoy el compromiso de contratar y capacitar de manera simultánea y constante a sus empleados con el fin de fortalecer su productividad. Y esta es precisamente una de las estrategias que adelanta Harinera del Valle (HV) con sus más de 1.570 colaboradores para elevar la competitividad de su recurso humano, en beneficio de su formación y bienestar laboral que es factor clave de éxito en el desarrollo y crecimiento de esta compañía de más de 65 años de operación.

“Una empresa no debe ser solo de máquinas. Nuestra gente es muy importante para nosotros y por eso la capacitamos de manera directa, lo que estimula un mayor sentido de pertenencia hacia la organización”, destaca Eduardo Urdaneta, gerente general de esta compañía.

Por eso, es hoy una de las compañías más queridas en cuanto a su compromiso social y laboral frente a sus equipos de colaboradores en todo Colombia. Actualmente, HV tiene 16 sedes de las cuales 5 son Plantas de Producción, ubicadas en Cali, Dagua, Palmira, Villa Rica, Bogotá, y 11 son Distritos Comerciales en Barranquilla, Bogotá, Cali, Medellín, Pereira, Villavicencio, Bucaramanga, Pasto, Duitama, Neiva e Ibagué.

Es de resaltar que el 80% de sus trabajadores son oriundos de estas ciudades donde HV tiene distribuidas sus sedes.

Harinera del Valle - GCT

Tortillas Haz de Oros con Frutos Rojos es el nuevo producto que HV lanzó al mercado en la categoría Tortillas. En esa misma categoría, este año la empresa alcanzó el reconocimiento Product of the Year con sus Tortillas Integrales Haz de Oros con Fibra de Avena.

De allí que, para HV, uno de los principales objetivos sea promover el desarrollo de sus colaboradores. Su compromiso está relacionado con la creación de empleo de calidad, el logro y mantenimiento de ambientes saludables y seguros de trabajo y el desarrollo y fortalecimiento de las habilidades y competencias de sus colaboradores, entendiendo que el capital humano es el catalizador de todos los procesos orientados al logro de la estrategia organizacional.

En los últimos tres años HV ha invertido en la educación de los colaboradores y sus familias más de $3.000 millones.

Los auxilios para educación que ofrece la compañía tienen como objetivo fomentar mejores niveles educativos tanto para los colaboradores como para sus hijos. Comprende apoyo para adelantar estudios en diferentes niveles (bachiller, técnico, pregrado, posgrado), para la compra de útiles escolares y pago de los derechos de grado.

Para hijos de colaboradores, la beca Arcesio Paz Paz es el principal beneficio, ya que cubre el 100% de su formación universitaria. La compañía también invierte en programas de formación continua para sus colaboradores en temas como atención al cliente, manejo del tiempo, formación de formadores, entre otros, con el apoyo de docentes de prestigiosas universidades de la región y en los últimos años también ha fortalecido los cursos de formación virtual que se realizan a través de su plataforma educativa interna ‘CreSer’.

Formar para el trabajo
Frente a los retos del actual mercado laboral, Urdaneta señala que la academia y su formación para el trabajo es fundamental, aunque en el caso de Harinera del Valle, muchos de sus colaboradores (tecnólogos y profesionales) se vinculan desde muy jóvenes y han podido hacer carrera profesional al interior de la compañía, capacitándose permanentemente para desarrollar y fortalecer sus conocimientos en la industria alimenticia y en los procesos especializados que la compañía requiere, hasta llegar a los cargos que hoy desempeñan.

Es el caso de sus Molineros de Trigo, que han permanecido por más de 30 años vinculados a HV y gracias a sus conocimientos y experiencia, actualmente desempeñan los cargos más relevantes del Equipo de Producción de la compañía, y desde los cuales comparten de forma permanente sus conocimientos y amplia experiencia con el personal que tienen a cargo.

De igual manera, la compañía también es promotora de que gran parte de la capacitación del personal de producción y mantenimiento industrial se realice directamente con los proveedores y fabricantes de los equipos y maquinarias que componen sus Plantas de Producción. Por ello son enviados a Estados Unidos, México, Alemania y otros países a recibir formación. “Esto hace parte de la negociación con los proveedores y es una de las condiciones y principios de la empresa para mantener sus altos estándares de calidad”, anota Urdaneta.

Harinera del Valle - GCT

Harinera del Valle, con base en su talento humano y la incorporación de las últimas tecnologías, ha logrado importantes estándares de calidad en sus productos alimenticios.

En otras palabras, la empresa promueve la certificación de su personal de manera interna y externa en todo tipo de especialidades, a la vez que promociona los ascensos entre el personal interno cuando se llegan a presentar vacantes.

“Nuestra política de manejo de personal está en el nivel más alto gracias a que es una tradición que se mantiene desde la fundación de la compañía. Es clave que la gente que capacitamos sea parte de la empresa y de su amor por ella”, resalta el empresario.

En ese sentido, recalca que “esa capacitación no solo le sirve a la compañía, sino que la misma se queda entre los colaboradores sin ninguna condición”. De esta manera, dice, ese aprendizaje se transmite y comparte para futuras opciones laborales sea dentro o fuera de la organización.

Harinera del Valle cuenta actualmente con 1.570 colaboradores en sus 5 Plantas de Producción y 11 Distritos Comerciales que operan
en el país.

Un mar de ejemplos
Los testimonios de empleados que han escalado a posiciones de relevancia dentro de la compañía son realmente admirables. Y entre ellos figura el caso de un jefe de producción de una de las Plantas, quien ingresó como jardinero y tras adelantar sus estudios profesionales y recibir sus certificaciones, es hoy un ejemplo de superación.

De igual manera, existe también el ejemplo de trabajadores que antes estaban en las empresas que HV adquirió en su proceso de expansión. Esas personas, recuerda Urdaneta, se vincularon a la empresa con continuidad en sus contratos laborales y ahora ocupan cargos destacados en la compañía. Muchos provenían de Pastas La Muñeca y otras firmas como Molino Dagua, que se integraron a la operación de Harinera del Valle. Este tipo de apuestas son las que han caracterizado a la empresa en el fomento de su talento humano desde hace muchos años.

"La academia
y su formación para el trabajo es hoy fundamental para reforzar el talento humano en las empresas".  
Eduardo Urdaneta
Gerente General - Harinera del Valle

“Queremos construir con las personas”, reitera el Gerente de HV. Y esa premisa también se aplica para los jóvenes talentos que ingresan a la organización.

“El reto de las empresas es hacer un ajuste frente a esos nuevos desafíos, en especial frente a los llamados 'milenials', muchos de los cuales no echan raíces en una empresa”, pone de presente el directivo.

Por ello, en la compañía esa filosofía es diferente, ya que la idea es que esos jóvenes se puedan capacitar, ascender y reforzar sus fortalezas. Y ante todo lograr la felicidad y éxito en su trabajo.

Una compañía de tradición regional
Harinera del Valle, HV, lleva más de 65 años acompañando a las familias colombianas como una de las compañías más importantes del país en la producción y comercialización de alimentos, con un amplio portafolio de marcas que hacen parte de la vida de sus clientes y consumidores y que son reconocidas por su calidad y tradición como Harina de Trigo Haz de Oros, Pastas La Muñeca, Doñarepa, Conzazoni, Brownies Mama-ía, entre otras.

Su historia se empezó a gestar en el sur del país en 1947, gracias al espíritu emprendedor de su fundador Arcesio Paz Paz, un hombre fascinado por el mundo de la molinería y quien ese año adquiere su primer molino de trigo en la ciudad de Pasto. Posteriormente, se trasladó a Cali en 1956 para fortalecer su negocio y construir un nuevo molino de trigo dando origen a Harinera del Valle y a su producto insignia, Harina de Trigo Haz de Oros.

En 1970, la empresa compró el Molino Roncaval en Palmira, lo que significó iniciar una etapa de consolidación, desarrollo productivo y administrativo. Todo ello llevó a que en 1977 iniciara la producción de Pastas Conzazoni, hoy marca líder en el segmento de pastas Premium. Posteriormente, en el desarrollo de su plan de expansión, en 1992 la compañía realizó la adquisición de la Industria Harinera de Bogotá, ingresando al portafolio las marcas de Pastas San Remo y Harina La Americana.

"Con satisfacción tengo que decir que quien ha trabajado o trabaja en Harinera del Valle se ha capacitado, sabe trabajar y es responsable. Queremos construir con las personas”.
Eduardo Urdaneta wiesner,
Gerente de Harinera del Valle

En el año 1994, Harinera del Valle compra la empresa La Muñeca que genera la ampliación del proceso productivo a través de una nueva planta de pastas, dos nuevos molinos de trigo en Cali y Yumbo y un nuevo molino de maíz, también ubicado en Cali. En esta adquisición ingresan al portafolio de la compañía marcas como Pastas La Muñeca, Doñarepa, Doña Torta, Harina de Trigo Aguileña y Harina de Trigo Bola de Nieve. En 1999, la organización adquiere el Molino Dagua para ampliar su capacidad productiva y logística.

Y sigue la expansión
En 2002 pone en marcha la construcción y el funcionamiento de una nueva Planta de Producción de Pastas en el municipio de Villa Rica, ubicado en el norte del departamento del Cauca, convirtiéndose en una de las más avanzadas en tecnología del suroccidente colombiano.
Ya para el año 2003, la empresa inicia la comercialización del portafolio de Salsas y Aceites Bucatti y del Syrup para Pancakes Haz de Oros.

Buscando estar más cerca de sus clientes, en 2007 la compañía dio inicio a la operación del canal de distribución T&P, Tiendas y Panaderías. Actualmente la firma llega de manera directa a casi 50.000 de ellas en el país entregando un portafolio de productos muy variado para este canal.
Para el año 2008 Mama-ía y Grandpetitas S.A. se fusionaron con Harinera del Valle, permitiendo a la compañía incursionar en la categoría de productos alimenticios listos como los Brownies Mama-ía y Galletas Petitas que pasaron de ser marcas regionales a productos de reconocimiento y distribución nacional.

Harinera del Valle - GCT

La compañía tiene un importante portafolio de productos de consumo masivo e industrial.

Innovación como foco estratégico
Para darle mayor continuidad a su plan de expansión, en el año 2012 se lanzan 14 nuevos productos fortaleciendo el portafolio de pastas alimenticias de la compañía y convirtiéndola en una de las empresas más innovadoras del país.

En el 2013 la firma incorpora a su portafolio tres nuevos productos para panadería: Harina de Trigo Haz de Oros para Congelados, Harina de Trigo Haz de Oros para Tortas y Ponqués y Harina de Trigo Haz de Oros Integral. Posteriormente y continuando en el camino de la innovación, en 2014 lanza su línea de Harina de Trigo Haz de Oros Hojaldres y Galletas, Mini Brownies Mama-ía, Brownies Mama-ía con M&M’s y Mezcla Lista para Cupcakes.

Justo al año siguiente en 2015 también presenta al mercado sus Mezclas Listas Haz de Oros para Buñuelos y Natilla y para estar a tono con las nuevas tendencias se marca también un momento importante de la compañía al renovar su logo e imagen corporativa como HV.

En 2016 se lanzan nuevos productos bajo las marcas Haz de Oros, Canola Life, Pastas La Muñeca y Petitas, como es el caso de las Tortillas Integrales Haz de Oros con Chía. Ya para 2018 la categoría de productos alimenticios listos continuó creciendo con el lanzamiento de las Tortillas Integrales Haz de Oros con Fibra de Avena, una opción saludable y práctica que en este año 2019, exactamente un año después de iniciar su presencia en el mercado, recibió el reconocimiento internacional Product of the Year que ratifica la preferencia de los consumidores como el producto más novedoso de Colombia en la categoría de Tortillas.

Harinera del Valle es una
de las empresas más reconocidas
en el sector de alimentos en Colombia.

Como nuevo producto de esta categoría también se lanzó este año las Tortillas Haz de Oros con Frutos Rojos.

Los anteriores resultados reflejan como Harinera del Valle, a través de sus marcas y productos de la más alta calidad, se adapta a las necesidades de sus clientes y consumidores logrando un crecimiento continuo en el mercado nacional y expandir sus fronteras conquistando los mercados internacionales en los que está presente.

Es una organización orgullosamente colombiana que a lo largo de las décadas se ha consolidado como un referente de desarrollo empresarial para la región y que a hoy continúa sorprendiendo a clientes y consumidores con su amplio portafolio como empresa que sabe de alimentos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad