Cortometraje de Carlos Ospina está nominado en el Berlín Independent Film Festival

Enero 27, 2021 - 12:05 a. m. 2021-01-27 Por:
 Isabel Peláez R.
La sombra de tu sonrisa

‘La sombra de tu sonrisa’, del director de cine y melómano caleño Carlos Ospina, se estrenará en el festival de cine independiente alemán. El rollo.

Especial para El País

La Sombra de tu Sonrisa, del director de cine y melómano caleño Carlos Ospina, que cuenta con música de Yuri Buenaventura, la Sinfónica Nacional de Colombia, Manteca Blue & The Latin Corner y la Orquesta La Selecta, y que fue rodado en Cali y municipios del Valle del Cauca, está nominado a Mejor Cortometraje en el décimo segundo Berlin Independent Film Festival (BIFF), a realizarse del 11 al 15 de febrero de manera virtual.

Este drama psicológico, de Studio AYMAC, casa productora, que a través de la sátira refleja la realidad social colombiana, protagonizado por Julián Díaz, Álvaro Rodríguez y Marleyda Soto, abrirá en Berlín a mediados de febrero y en el transcurso del año estará en otros festivales europeos de clase A.

Lagrimón pertenece a una cofradía de payasos asesinos desde que siendo un niño conoció a Soledad, su único amor. Ella y la magia del circo son los señuelos que Sombrita utilizó para atraparlo en esa vida de crímenes. Luego de muchos años los caminos de estos tres personajes se cruzarán nuevamente. Hablamos con Ospina sobre este, su segundo cortometraje, después de Entre la Sombra y el Alma.

Puede leer: Glosario para entender a los 'zillennials'

¿Es basada en una historia real?

No. Surgió en una impactante visión que tuve de un payaso con un arma en un basurero. Allí nace la historia y empiezo a crearle personajes.

¿Pero Lagrimón y Soledad sí son el reflejo de las víctimas del conflicto armado en el país?

Así es. De hecho no es muy habitual ver un payaso negro (Lagrimón, Julián Díaz) y la protagonista Marleyda Soto tiene rasgos indígenas, son precisamente las etnias que más han sufrido el conflicto armado.

Julián Díaz al leer el guion dijo que tenía que protagonizar esa historia y llegó al casting vestido de payaso. A Marleyda Soto costó mucho ubicarla.

¿Por qué un payaso protagonista?

Es un oficio al cual respeto mucho. Tuve un primo al que hace muchos años acompañaba a hacer sus animaciones y sus shows en fiestas y piñatas y terminó en medio del conflicto.

Me inspiré en esa figura del payaso que merece mi respeto porque hacer reír no es fácil y todos los payasos que conozco esconden una tragedia; es una paradoja hacer reír llevando una pena encima y mucho dolor por dentro. El payaso está preso detrás de su máscara que son sus propios barrotes. Los personajes de la historia son reinsertados que tienen esa máscara como su cárcel.

¿Cómo se dio la participación de Yuri Buenaventura y Manteca Blue?

Con Yuri Buenaventura tenemos una amistad muy chévere, le mostré el primer corte recién terminamos de grabar, le impactó y decidió colaborarnos con su música y hay una participación de la banda local Manteca Blue & The Latin Corner del maestro Daniel Gutiérrez, y la Orquesta La Selecta.

La película fue financiada por La Topa Tolondra gracias al beneficio de ley de cine otorgado por el Ministerio de Cultura y gestionado por Studio AYMAC.

¿Para un melómano como usted, qué papel juega la música en esta historia y qué canciones eligió?

En mis trabajos la música siempre va a tener un papel preponderante en la narrativa. Si bien el cine es literatura en imagen, cuando se busca la música adecuada, se potencializa. Las canciones que elegí son Vagabundo, versión en francés con Yuri Buenaventura y la Sinfónica Nacional de Colombia, el tema de Manteca Blue ‘Vamo’ a Hablar’ y ‘Dónde estás’, también de Yuri.

¿El reparto fue clave para transmitir el mensaje que usted quería?

Así es, contamos con la suerte de tener un gran reparto. El protagonista es el gran actor Julián Díaz, la gente lo recuerda por papeles como ‘El Arriero’, está en El Colombian Dream y en series de televisión y obras de teatro. Su papel de Lagrimón es impresionante. Está la excelente actriz caleña Marleyda Soto, desde siempre fue la protagonista. Y el gran Álvaro Rodríguez, que no necesita presentación, grabamos mi primer corto y hay una amistad muy bonita, lo admiro y respeto más de lo que cree. Los tres se enamoraron del proyecto y me siento muy orgulloso de trabajar con figuras de ese nivel.

Carlos Ospina

Carlos Ospina dice que uno de los grandes retos de ‘La Sombra de tu Sonrisa’ fue trabajar con niños. El actor y director Gustavo Angarita Jr. lo apoyó.

Especial para El País

¿En qué escenarios se rodó?

Se grabó la película en el Valle del Cauca en todo el centro de la ciudad de Cali y el Circo Fantástico de Miniatura se trasladó a San Antonio de Los Cabellos, un corregimiento cerca a Florida.

¿Cómo nació su pasión por el cine? ¿Ha sido paralela a la música?

Una tía me llevaba a los dos o tres años a cine. Recuerdo haber visto Spiderman siendo muy niño y sentir como una revelación la línea de luz que salía de una ventanita y se proyectaba en la pantalla. El cine ha sido una pasión paralela con la música.

Mi madre me decía, cansada de escuchar tantos elepés de salsa que ponía, “vos vas a terminar trabajando donde las putas colocando música, nadie se gana la vida con eso”, me gustaría que estuviera viva para que viera que mi vida se basa en la realización audiovisual y en la música; a través de La Topa Tolondra (su sitio de salsa en la Calle Quinta), he conocido músicos y orquestas nacionales e internacionales.

"Estamos felices de arrancar en uno de los festivales de cine más importantes del mundo. Me atrevo a decir que somos los únicos latinos en la lista”, Carlos Ospina,
director de cine caleño.

¿Los colombianos, como los payasos, reímos por no llorar?

Sí. También siento como si estuviéramos en un mar de babas, influenciados por tanta neblina puesta a propósito, tanto entretenimiento vacío que nubla el poder de crítica. La inconformidad es muy necesaria.

¿Por cada risa hay diez lágrimas?

Sí, todos tenemos nuestros dolores, nuestros silencios, nuestros muertos, como dicen sabiamente Los Lebrón.

Película

La primera película documental de Carlos Ospina estará lista en febrero o marzo, es sobre el maestro Eddie Martínez, uno de los pianistas más importantes.

Nació en Pasto, llegó a Bogotá y luego a New Orleans, sur de la Florida y en los años 60, antes del boom de la Fania, tocó con los grandes, no solo salsa o latin jazz, grabó discos con Barreto, Santamaría, Gato Barbieri, fue arreglista de la Fania, tiene arreglos y composiciones propias. Ospina le siguió los pasos, fue a Cuba, Puerto Rico, Nueva York, Los Angeles, Las Vegas y grabó con él una producción.

Seis (6) meses de acceso ilimitado por $9.000. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS