Sullivan y su fiel amigo Mike regresan a la pantalla grande aprendiendo a asustar

Escuchar este artículo

Sullivan y su fiel amigo Mike regresan a la pantalla grande aprendiendo a asustar

Julio 02, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Rojas Arbeláez ?Especial para Gaceta

‘Monsters University’ logra dar una nueva mirada a la historia traída en 2001 sin agotarse en los mismos trucos y aciertos. Una divertida película que habla del derecho a soñar.

Asistir a la sala del cine sin expectativas tiene sus ventajas. Sobre todo cuando se trata de películas que en su primer intento lograron cumplir con las expectativas planteadas por sus productores y los espectadores. Claro, es natural que el éxito de la anterior se convertirse en algo demasiado pesado de llevar, no solo porque los personajes ya tienen una vida que les precede, la misma que debe pensarse de una manera distinta para no vender la misma historia.En este terreno, algunos productores suelen ser arriesgados y prefieren jugársela con propuestas tan novedosas que, incluso, parece desconocer a su antecesora. Esto no termina siendo bien recibido por el público que en su intento de reconocer aquellos elementos que lo cautivaron de la primera, termina sintiendo una suerte de sinsabor. Una cosa es cierta, la película antecesora puede bien ser la musa inspiradora o en ese fantasma difícil de superar. De ahí que hacer segundas partes es una ejercicio que requiere una justa medida.‘Monsters University’ es la nueva producción de Disney-Pixar, una que se demoró doce años en salir y cuya trama pareció ser el secreto mejor guardado de los últimos tiempos. En realidad pasaron muchas cosas durante esta década, asuntos que involucraron escritores, historias desechadas y alianzas económicas que le dieron a la producción el giro que tuvo. Y es que en 2001 las cosas parecían ir para otro lado. La última secuencia de ‘Monsters, Inc.’ nos había en dejado en puntos suspensivos, cuando Sulley une los pedazos de la puerta de Boo (la niñita traviesa que logra entrar a Monstruópolis) y regresa a su habitación. A partir de ese momento era fácil suponer lo que vendría después: era entonces el turno de que los monstruos visitarán el mundo humano. Esta, en realidad, fue la primera apuesta de Pixar pero no pasó del papel. Y es que esto habría sido lo predecible. Y no habría podido superar a su antecesora, porque en realidad la riqueza de esta historia esta en ese universo bizarro que es ‘Monstruópolis’. De ahí que las expectativas de verla no eran muy altas.Lo bueno es que el cine siempre tiene la opción de sorprendernos. Y así, ‘Monsters’ (2) terminó siendo otra. Esta nueva versión, llamada ‘Monsters University’ tiene por protagonista a Mike Wasowski, el monstruo verde, a quien acompañamos desde que era un niño. Desde ese momento la película adquiere otro significado que la ayuda a superar la obviedad de ser una gran producción con simpleza dramática. La vida del pequeño Mike no es la mejor, es poco menos que nada en el colegio, donde pasa inadvertido, por no decir que es rechazado, por sus compañeros. Sin embargo él parece ser inmune a los rechazos… Tiene su mente en un objetivo, quiere ser un monstruo asustador y en eso centra su objetivo de vida. Así ‘Monsters University’ se libera del estigma de ser una película divertida y explora temas más profundos que rozan con la perseverancia y la aceptación.Con el objetivo trazado, Wasowki ingresa a Monsters University (por cierto, este ‘centro educativo’ tiene su propia página web ), donde empezamos a reconocer a algunos de los personajes que aparecieron en la primera versión. Todos, por supuesto en plena juventud. En este lugar Mike conoce a Sulley y empiezan a construir una amistad. La historia se torna más interesante con el paso de los minutos, pronto se libera de los chistes flojos y de las torpezas típicas de los personajes para exponer de manera abierta una premisa que sostendrá hasta el final. Algo que tiene que ver con la superación de las dificultades, con la aceptación propia y la lucha por los sueños. Algo que involucra el concepto de ‘looser’ y que revalúa por completo aquello de que existe un camino único para alcanzar el éxito. ‘Monsters University’ es una película que ejemplifica de la mejor manera de asumir un reto creativo. La idea de explorar en los antecedentes de los protagonistas es un buen recurso que permite aprovechar al máximo lo existente.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad