Andrés López, el de la 'Pelota de Letras', cuentas los "traumas" de su generación

Escuchar este artículo

Andrés López, el de la 'Pelota de Letras', cuentas los "traumas" de su generación

Julio 21, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Isabel Peláez | Reportera de El País.
Andrés López, el de la 'Pelota de Letras', cuentas los

Andrés Lopez, el precursor del stand-up comedy en Colombia.

Andrés López fue cuentero, antropólogo, es el precursor del stand-up comedy en Colombia y de vez en cuando es piloto.

Su generación, dice Andrés López Forero, “fue criada con miedo, en esa época de las bombas y de Pablo Escobar, en que la mamá le decía: ‘avise dónde va a estar’”, “eche tranca mijo”, “tápese que le va a dar el sereno”. Nacido el 25 de junio de 1971, el precursor del stand-up comedy en Colombia, pertenece a la ‘Generación de la guayaba’, los nacidos entre 1968 y 1974, es decir, “de la lonchera metálica del Hombre Nuclear en la que le empacaban a uno el jugo de guayaba; la de Lazy, la primera perra que conocí, y de Heidi, la niña de los Alpes, que se tiró mis futuros noviazgos”. A Heidi, López le atribuye que de pelado siempre fue el Pedro de la relación, el mejor amigo de la niña, que ella utilizaba como paño de lágrimas, pero de aquello, nada. “De ahí que a uno le encantara rehabilitar gaminas”.Dos canales de televisión y medio había en esa época, “porque había uno que medio cogía”, y Andrés fue el primer control remoto de su papá, “pues respondía a comandos visuales paternos” y a la típica queja de la mamá: “es que usted no se acomide mijo, acomídase con su papi”. “Fuimos la última generación acomedida, ayudamos a cuadrar antena del televisor”.Alejandro Riaño, uno de los ‘Comediantes de la noche’, dice que “gracias a su mamá Andrés es lo que es hoy en día, porque ella le inspiró con sus frases mucho material para su show”. López fue estudiante de Antropología e Ingeniería de Sistemas en la Universidad de Los Andes. Con su fama de cuentero, le asignaron un salón para dictar clases de narración oral. Y creó El Mercurio, para que los artistas plasmaran allí sus poesías, historias, pinturas, poemas y fotografías. Ese fue el legado de su bisabuelo, quien publicó ese periódico a principios del siglo XX en Bogotá. No terminó en Colombia la carrera, estudió Motivación Organizacional con énfasis en Educación en el Delta Synergy Group of Experiential Education, en Toronto, Canadá. Después fue locutor de la emisora La Mega de RCN por seis años donde se popularizó entre la juventud de los años 90 por sus radio novelas cómicas, como ‘Trátamente suavemente’ o ‘Cata y mi Andy’, ‘Juan Bracitos’, ‘Maria Piernitas’, ‘Anticomerciales’, ‘Jeison Libardo’, ‘Titanic’, ‘John James el Taxista’, ‘Francia’ y ‘El Tinieblo’. “En los primeros años me metía en las discotecas de música guapachosa a hacer ‘estandar gomely’, como decía una empleada de mi casa, y la gente era gritando ‘música, música’ hasta que los hacía míos”. Cuenta que antes de montar su show de stand-up comedy ‘La pelota de letras’, sus amigos decían: “nadie puede llenar solo un teatro’”. Él demostró que sí. Más de 2,5 millones de personas han visto su show en el mundo y más de 20 millones en DVD.Al astrólogo Alfonso León, López le contó cómo entró a la cienciología. Dijo que había explorado el chamanismo, el budismo y el cristianismo. Pero que de 1998 a 2003 tocó fondo. “Fueron años de oscuridad, iba como un avión en emergencia, con los mismos problemas laborales, de deudas, yo empezaba una relación y sabía cómo terminaría”. En 2003 una novia le presentó al suegro, un cienciólogo. Él le regaló un documento de L. Ronald Hubbard, el libro de El Camino a la Felicidad. “Mi vida cambió, mi novia me dejó, pero encontré la cienciología. Manejando una mente y controlando tu cuerpo hallas las soluciones a tu vida. Le entregué el mensaje a soldados, desmovilizados, al presidente que hay que asumir la responsabilidad como causa, no como culpa. El 21 de diciembre de 2003 entré a cienciología y el 3 de marzo de 2004 estaba en el teatro más importante de Colombia y empezó el boom de ‘La pelota de letras’”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad