“Usuarios de Medimás Valle reciben una buena atención”: gerente regional

“Usuarios de Medimás Valle reciben una buena atención”: gerente regional

Octubre 07, 2018 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País
Javier Berón, gerente de Medimás en Cali.

Javier Berón, gerente de Medimás en Cali.

El País

En el Valle del Cauca hay alrededor de 315.000 afiliados a la EPS Medimás, tanto en el régimen contributivo como subsidiado. Son la sexta empresa en número de usuarios en el departamento.

Javier Berón Zea, gerente regional de la entidad, aseguró que en la actualidad la EPS cuenta con una red suficiente para atender a este grupo de personas y afirmó que los problemas que tiene la aseguradora son los mismos que tiene todo el sistema.

El funcionario le reiteró a El País que la empresa seguirá operando y que la decisión de reversar la venta que le hizo Cafesalud a Medimás hace 14 meses, es un problema jurídico que tendrá que resolverse ante las instancias respectivas.

¿Cuál es hoy la situación del servicio que presta Medimás en el Valle del Cauca?
Actualmente tenemos 137 contratos con 67 IPS (Instituciones Prestadoras del Servicio). Tenemos 315.000 afiliados en el Valle del Cauca, de los cuales 175.000 son del régimen subsidiado y 140.000 del contributivo. Estamos en 25 municipios donde tenemos contratación con toda la red pública y con entidades del sector privado.

Lea también: "Servicio de salud en Medimás no se frenará", dice el Procurador

¿Por qué se dice entonces que la red que tiene Medimás no es suficiente para atender a todos sus usuarios?
Desconozco la razón de ese concepto. Durante los primeros seis meses, cuando inició la EPS, se dio un proceso de ajuste y legalización y en este momento todos esos contratos que mencioné anteriormente están legalizados y firmados por las partes. En Colombia son unos 1500 contratos en 500 municipios.

En el régimen subsidiado los pacientes se atienden en los hospitales locales, en las ESES (Empresas Sociales del Estado), en lo que corresponde a los municipios. Allí les brindan atención primaria, consulta médica general, controles básicos. Cuando el paciente requiere de una atención de un nivel superior se remite a municipios vecinos donde le puedan prestar ese servicio.

En Cali tenemos una red bastante amplia. En el régimen subsidiado está toda la red pública para atender 20.000 usuarios, los atienden en urgencias y medicina ambulatoria y cuando se requieren servicios más especializados, pues se hacen remisiones. En el régimen contributivo tenemos varias IPS en las que se les prestan los servicios básicos, cirugía general, ginecobstetricia, pediatría, entre otras.

Sin embargo, hay muchas quejas contra Medimás, por ejemplo, por la atención y entrega de medicamentos de niños o adultos con cáncer ¿qué le responden a los afectados?

Que tenemos contratos con la Clínica Imbanaco, la Clínica Occidente, el Hospital Universitario, Oncólogos de Imbanaco para la atención de los pacientes con cáncer. Hay 41 niños con tratamiento oncológico activos y 96 en seguimiento, es decir, que ya han pasado de la fase aguda.
En adultos tenemos 391 personas del régimen subsidiado y contributivo con quimioterapia activa. Otros 424, en seguimiento. En total son 1705 adultos con la enfermedad y todos se están atendiendo.

Esta semana el Defensor del Paciente de Cali comentó que había 34 personas con cáncer en la clínica Esimed de la ciudad que debían salir de allí -por el cierre de algunos servicios- y que no había sido posible su remisión, ¿por qué sucede esto?
La clínica Esimed es de alta complejidad, pero por el cierre temporal de algunos servicios se debían remitir los más delicados a otros lugares. Pero resulta que en el Valle del Cauca hay una capacidad instalada limitada y no es fácil conseguir cupos. En el momento del cierre de la clínica habían 53 personas y no es fácil conseguir 53 camas de la noche a la mañana, porque todas las instituciones manejan una ocupación entre 90 % y 95 % .

Si usted mira la Fundación Valle del Lili o el Hospital Universitario, en urgencias, se encuentran personas en camillas porque no tienen disponibilidad de camas, porque es una situación que vive la red de salud en general.

Sobre los pacientes de Esimed hemos estado solucionando. El viernes uno de los enfermos que ha mencionado el Defensor del Paciente, lo tuvimos que trasladar a Barranquilla porque no había cupo en la región. Le reitero que no es tan sencillo llegar y decir es que voy a trasladar 25 pacientes de la noche a la mañana.

¿Todavía están cerrados los servicios de la clínica Esimed?
Si, ellos están haciendo los ajustes que les pidió la Secretaría de Salud del Valle, en el tema documental y también algunos temas pequeños de infraestructura para poder dar apertura completa. Aspiramos a que en 15 días tengan eso subsanado y se haga la presentación ante la Secretaría de Salud.

¿Por qué fue el cierre parcial de la clínica?

Esimed es una IPS subcontratada por nosotros, no está en nuestras manos. Seguramente los entes de control cuando la visitaron encontraron algunas falencias, son revisiones que hacen las autoridades para garantizar la prestación del servicio.

¿Usted como califica el servicio de Medimás?
Pues las cifras de prestación de servicios muestran lo que hacemos. Desde agosto hemos realizado 472.000 consultas generales; 1.765.000 tratamientos de pacientes crónicos (hipertensión, diabetes); 581.000 exámenes de laboratorio; 3615 atenciones de obstetricia (partos o cesáreas). Además de los pacientes con cáncer, tenemos 968 con VIH, 68 con terapia renal y 10 pacientes con enfermedades huérfanas. Todos están siendo atendidos en el Valle.

¿Pero considera que es un buen servicio el que se presta?
Creo que es un servicio bueno. Tenemos dificultades, pero tenemos permanente actitud para resolverlos. Desafortunadamente en estas coyunturas mediáticas ha salido el Procurador en dos ocasiones a hablar ciertas cosas de la EPS que generan pánico.

No tenemos dificultades diferentes a las que tienen el resto de EPS de la región y el país. Es un problema de sistema, igual si usted va a pedir una cita por medicina prepagada se la pueden dar a mes y medio, es un tema que no es sencillo de solucionar.

Afortunadamente más ha sido el respaldo en estos momentos difíciles, por ejemplo, la clínica Dime, Occidente, Versalles, sus directivas me llamaron para que explicara la situación y les hemos manifestado que seguiremos trabajando. Lo que se vive ahora es una situación jurídica que se tendrá que discutir en los estrados judiciales y con la Supersalud y Minsalud que son las entidades a las que les corresponde.

¿Ustedes le están cumpliendo a la red de servicios?
Nosotros hemos cumplido. En el régimen subsidiado hemos pagado $105.000 millones a los prestadores y en el contributivo $171.000 millones, en 13 meses de operación.

Estamos manejando una cartera de 60 y 90 días con la gran mayoría de los prestadores, puede que haya algún atraso. Siempre hay ruido sobre lo que no se presta, pero mire todas las cantidades de cosas que se hacen, que sí se prestan.

En la parte de medicamentos también ampliamos la cantidad de proveedores. Aún tenemos algunas dificultades porque los proveedores lo que hacen es recibir la fórmula y mandar a comprar y los entregan dos o tres días después, en lo que se refiere a medicinas de alto costo.
En las IPS, hospitales y en los municipios se les entregan el 95 % de los medicamentos de manera directa y dos o tres días los más especializados.

¿Si usted considera que la operación de Medimás es normal y vienen prestando los servicios, porque tantas denuncias de la Procuraduría?
Nosotros siempre damos respuesta a los requerimientos del ente del control. Lo que pasa es que en este sector siempre hay quejas porque hay situaciones que no son tan sencillas de solucionar. En el transcurso de cualquier relacionamiento se puede dar una coyuntura con cualquier prestador.

Hay unas IPS que exigen pago a 30 días o hasta cada 15 días y esas condiciones en este sistema de salud no se pueden dar y eso puede originar un cierre de servicios, que luego vuelven a abrirse. Pero siempre hemos garantizado el servicio. Otra situación que se puede dar es que la gente quiere que la atiendan en Valle del Lili y se molestan porque los mandamos para el HUV. Nosotros garantizamos la prestación del servicio. La red es la que podemos contratar y garantizamos que existan las especialidades.

El cierre de Esimed nos afectó el tema de consultas especializadas y pacientes crónicos. Hemos suplido esta entidad con la Clínica Versalles, Occidente, los hospitales Universitario y Mario Correa Rengifo y nos están abriendo agendas.

¿Cuánto tarda una cita con especialista?

Depende, unos 15 días en la parte pediátrica, ginecobstetricia, medicina interna. Pero un endocrino, un fisiátra pediatra, urólogo pediatra, se puede demorar dos o tres meses, pero es que por que no hay capacidad instalada en la ciudad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad