"Servicio de salud en Medimás no se frenará", dice el Procurador

"Servicio de salud en Medimás no se frenará", dice el Procurador

Octubre 05, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Fernando Carrillo, procurador general de la Nación

Fernando Carrillo, procurador general de la Nación

Colprensa

Los miles de usuarios de la antigua EPS Cafesalud, empresa que el año pasado fue adquirida por Medimás, pero cuyo negocio quedó en vilo esta semana, recibieron un mensaje positivo de parte del Gobierno Nacional: que la atención en salud no se va a interrumpir.

Dicho en otras palabras, Medimás seguirá atendiendo a los más de cuatro millones de usuarios en el país hasta que se concrete un plan de contingencia que derive en una solución definitiva sobre dicho negocio. Ese plan está en manos del Ministerio de Salud y de la Superintendencia de Salud.

A esa conclusión llegó en la últimas horas la mesa de trabajo que conformó el Gobierno Nacional, en la que participaron los dos líderes antes mencionados y el Procurador General, Fernando Carrillo.

Lea también: La deuda con clínicas y hospitales es imparable, alerta director de la Achc

Aún no hay fecha para definir cuál será el futuro de los usuarios de la desaparecida Cafesalud, pero por lo pronto la Supersalud seguirá buscando alternativas, porque a juicio de la Procuraduría es la entidad responsable de lo que ha pasado con Medimás.

El País dialogó con el procurador General, Fernando Carrillo, para conocer los puntos de vista sobre el presente y futuro del servicio a los usuarios.

¿Cuál es el mensaje para los usuarios de Medimás?

Que pueden estar tranquilos porque el derecho a la atención en salud va a continuar prestándolo Medimás.

El Gobierno y la Supersalud se comprometieron a que no habrá interrupción del servicio y Medimás sigue teniendo la responsabilidad de la prestación del servicio hasta que se concrete un plan de contingencia y termine el proceso de transición si se decide terminar el contrato.

¿Qué entidad es la responsable de ese negocio?

Esa es una responsabilidad de la Supersalud, la gente tiene que seguir accediendo al servicio sin interrupción.

Le quiero recordar que lo primero que pasó es que la Supersalud se dio cuenta de los incumplimientos de Medimás y puso medidas especiales, pero ahora la agente liquidadora (de Saludcoop, que era dueña de Cafesalud) demostró que se siguen configurando esos incumplimientos, por eso pidió la terminación del contrato.

Le puede interesar: Caso de Medimás agravaría la crisis de la salud en el país, advierten analistas

¿Si fue ella la que pidió que se reversara el negocio, por qué responsabilizan a la Procuraduría de torpedear ese negocio?

Eso es falso, nosotros no fuimos los que tomamos esa decisión. Lo que pasa es que la Procuraduría ha estado presente porque allí hay recursos públicos.

Es que los miles de millones que se han entregado a Medimás son de los colombianos, los recursos públicos son sagrados y los de la salud son doblemente sagrados.

¿Pero por qué dicen que la Procuraduría le puso talanquera a la compra de Medimás?

La única talanquera que la Procuraduría le pone a algo es cuando se violan los derechos fundamentales de los colombianos y no se cumpla con la garantía del derecho a la salud.

Pero lo de Medimás es una historia de muchos incumplimientos y ninguno ha sido explicado; es un negocio que tuvo desde su concepción muchas fallas desde lo jurídico y lo financiero y lo que hay que hacer es garantizar que se preste bien el servicio, lo cual no se ha dado.

¿Cuánto suma la deuda de Medimás?

La deuda de Medimás ya va en $125.000 millones, según lo dijo la agente liquidadora. Aquí se utilizaron fondos de la Unidad de Pago por Capitación (UPC) para comprar Cafesalud. La UPC es el valor anual que se reconoce por cada uno de los afiliados al sistema general de seguridad social en salud para cubrir las prestaciones del Plan Obligatorio de Salud (POS), en los regímenes contributivo y subsidiado.

Aquí hay una serie de conductas complicadas y poco ortodoxas en el manejo de ese negocio, pero lo que más nos preocupa es el incumplimiento, la falta de atención y el desdén que ha mostrado esa EPS en relación con la salud de los colombianos.

¿De quiénes han sido las conductas complicadas?

Del sistema mismo, pero ellos (Medimás) no tenían el músculo financiero ni la fortaleza institucional para cubrir a tantos usuarios y eso se sigue demostrando. El cierre de clínicas últimamente es un punto importante porque ellos han alegado siempre una excusa, hacen creer que las clínicas no les pagan por decisión de la agente liquidadora, es decir que le echan la culpa a la liquidadora, cuando el cierre de las clínicas en el país y el mal servicio se deriva del no pago de Medimás a las clínicas.

Los últimos informes de inspección y vigilancia de las clínicas son dramáticos, son problemas que van desde el aseo hasta problemas de adecuaciones, lo cual demuestra que la red de Medimás no es una red suficientemente potente para cumplirles a los colombianos y lamentablemente se han dedicado a repartir responsabilidades eludiendo la principal responsabilidad que existe, que es asumir que le han incumplido a miles de colombianos desde su propio nacimiento.
Ellos, los dueños de Medimás, tienen que aceptar su responsabilidad en todo este tema.

¿A quiénes se refiere?

Me refiero a la red que ha montado y a la prestación del servicio, yo con nombres propios no quiero meterme porque ese no es mi propósito, precisamente lo que pase desde el punto de vista del negocio es un problema de los socios. A mí me interesa que lo que ellos han producido a nivel de servicio de salud, se garantice para los colombianos.

Esto lo resumiría en una frase: la salud para muchos se ha convertido en un negocio, un negocio entre particulares y ellos mismos creen que como es un negocio entre particulares los órganos de control no tienen nada que ver con eso, pero están equivocados, para nosotros la salud es un derecho fundamental que está consagrado en la Constitución.

¿Por qué cree que en este país se sigue presentando esta clase de negocios que parecen legalmente transparentes, pero luego se descubren irregularidades?

Aquí hubo una tolerancia hacia todos esos comportamientos equívocos en el montaje de la red, por eso le hablo de la ausencia de fortaleza institucional de Medimás para responderle a tantos millones de usuarios.

La responsabilidad es de la Superintendencia de Salud y esperamos que no haya interrupción en el servicio de salud y que se siga prestando un servicio de calidad.

Llama la atención ese negocio porque ya había recibido el visto bueno de la Supersalud...

Sí, eso fue el año pasado, pero lo que se ha demostrado es que no se reunieron las condiciones para que se diera esa negociación.

Eso llama la atención y por eso nosotros iniciamos unas investigaciones disciplinarias, pero sobre eso no me he querido referir porque estamos en ejercicio de la función preventiva tratando de evitar que se violen los derechos de los usuarios.

Pero le puedo decir que se van a producir resultados, creemos que se cometieron errores en la inspección y vigilancia de esa transacción y eso ha sido la causa de este problema.

¿Qué se incumplió en el negocio de Medimás?

De acuerdo con la Procuraduría General de la Nación, se dieron dos tipos de incumplimentos, uno de tipo financiero y el otro de prestacion en el servicio de salud.

”La agente liquidadora de Saludcoop (EPS que fue dueña de Cafesalud) lo ha dicho muchas veces... a los socios de Medimás se les entregó una compañía cero kilómetros, sin deuda, pero se utilizaron las Unidades de Pago por Capitación para comprar acciones, lo cual no debió ser así. En razón a ello, la propia agente liquidadora, no la Procuraduría como se ha dicho equivocadamente, pidió la terminación del negocio”, dijo Carrillo.
”Nosotros vigilamos que se cumpla la ley y que no se violen los derechos de los colombianos, en este caso sobre el tema de salud”, dijo el Procurador General.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad