¿Qué significa 'Roma' para la industria latinoamericana?, responde director de cine
Publicidad
Publicidad

¿Qué significa 'Roma' para la industria latinoamericana?, responde director de cine 

Enero 27, 2019 - 08:00 a.m. Por:
Yefferson Ospina / reportero de El País
Roma, película de Alfonso Cuarón

La película de Alfonso Cuarón hace historia no solo por sus diez nominaciones al Óscar, sino también por ser el triunfo de un nuevo modelo de negocio en el cine.

Especial para El País

La discusión, o al menos la conversación, vira entre dos polos: los que alaban y defienden a ‘Roma’ - en caso de que haya que defender una película con un León de Oro de Venecia, dos Globos de Oro y diez nominaciones al Óscar - y quienes sostienen que se trata de una película aburrida, somnífera, sobrevalorada y poseedora de tantos otros, muchos, defectos.

La discusión resulta bastante interesante, pues más allá de plantearse como la pelea de pasillo entre los que “saben degustar el buen arte” y los que no, termina por desnudar una situación bastante particular del modo en que, al menos en Colombia, vemos cine y de lo que creemos que debe ser.

¿Qué es el cine? ¿Negocio, entretenimiento? ¿Cuáles son las historias que vale la pena ver y cómo deberían contarse esas historias?

Antonio Dorado,  director de películas como ‘El rey’ y ‘Apaporis’.

Antonio Dorado, director de películas como ‘El rey’ y ‘Apaporis’.

Especial para El País

Lea también: 'Roma', de Alfonso Cuarón hace historia con diez nominaciones en los Premios Óscar

Hablamos con Antonio Dorado, profesor de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle y uno de los cineastas más importantes del país (‘El rey’, ‘Amores peligrosos’, ‘Apaporis’) sobre la disyuntiva inconciliable que se ha establecido entre los defensores y los detractores de la película más importante que ha hecho el mexicano Alfonso Cuarón, ‘Roma’.

¿Cuál es su opinión de la película de Cuarón?

Creo que es una gran película pero también que no es una historia para todo tipo de público. ‘Roma’ no es un filme que traiga grandes novedades, sino que es una obra cinematográfica con una estética muy refinada y muy depurada. Lo que uno ve en esta película es que el director realizó un trabajo visual muy complejo y tan bien realizado, que todo da la impresión de haberse hecho de un modo muy sencillo. El plano con el que inicia la película, por ejemplo, implica un gran trabajo técnico y es a la vez toda una construcción metafórica con el agua, el aire y la suciedad. A mí me parece que es una gran producción, visualmente exquisita y que tiene la gran virtud de no ser obvia, de contar una historia simple que a su vez exige al espectador a sumergirse en ella.

¿Cree que habría que ser un especialista o tener una formación en cine para valorarla?

No, no necesariamente. Yo siento que en Colombia mucha gente ha rechazado de tajo la película por dos razones. Una es que ‘Roma’ cuenta la historia de una empleada de servicio, y esas historias nunca nos han interesado mucho a los colombianos. En Colombia y muy especialmente en Cali, históricamente muchas mujeres indígenas del sur del país han trabajado como empleadas domésticas. E incluso muchas de ellas, como sucede en ‘Roma’, conservan sus lenguas tradicionales indígenas, pero las historias de esas mujeres no nos han interesado mucho, nunca les hemos prestado demasiada atención, así que tampoco nos interesa verlas en el cine.

Pero por otro lado, creo que otra de las razones por las cuales el público masivo en el país no ha aceptado la película, es porque en nuestro país tenemos una formación audiovisual que nos viene de la telenovela. Y ‘Roma’ es una película que elude la estructura melodramática de la telenovela, que bien la pudo haber usado para contar el drama de la madre de familia que es abandonada por su esposo. Entonces, como tenemos esa formación, carecemos muchas veces de los elementos para valorar otro tipo de narrativas. Si el público está acostumbrado a una manera de contar, cuando asiste a algo diferente sencillamente no le gusta.

Es algo semejante lo que le sucede al cine colombiano, que tiene tan bajos números en taquilla...

Es exactamente lo mismo. Muchas películas colombianas tienen una narrativa que se aleja de la telenovela y del cine dominante de Hollywood. ‘Roma’, como muchas películas colombianas, requiere la inmersión del espectador y, como ya lo dije, es una película que no es obvia, que sugiere muchas cosas y le exige al espectador para que esté atento a la hora de llenar esas partes de la historia que no son evidentes. ‘Roma’ pone en evidencia los hábitos de consumo de cine que tenemos los colombianos.

De todos modos, creo que igual el hecho de que la crítica especializada y la propia industria aplauda a una película, no significa que le debe gustar a todo el mundo. Cada quien va al cine o ve una película en Netflix, como es este caso, y decide si le gusta o no. Lo que sí es cierto es que en nuestro país tenemos la necesidad de abrir una nueva mirada, de aprender a mirar diferente.

Pero de decir “no me gusta”, a decir que es “una mala película, aburrida y sobrevalorada”, creo que hay un buen trecho...

Sí, eso es cierto. Yo no creo que nadie del gremio de realizadores de cine niegue las bondades estéticas de la película. Uno puede decir que no le gustó, pero no creo que haya muchos argumentos para negar la alta calidad que tiene ‘Roma’.

¿Le parece que es merecedora de esas diez nominaciones al Óscar?

Hay que tener en cuenta que en esto de los premios hay muchas cosas incluidas. Normalmente estas películas que resultan nominadas son películas con unos presupuestos muy grandes y que también hacen lobby para obtener esas nominaciones. Con ‘Roma’ sucede que es Netflix quien está detrás de la película, y ellos están buscando posicionarse en el mercado como una productora de películas capaz de llegar hasta lo más alto de la industria de Hollywood. Así que yo creo que el tema del lobby ha tenido su influencia. Pero una cosa no excluye la otra, y ‘Roma’ es una obra con todas las cualidades técnicas y artísticas para recibir todas las nominaciones que recibió.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad