Los éxitos musicales que despiertan la nostalgia de la Navidad

Escuchar este artículo

Los éxitos musicales que despiertan la nostalgia de la Navidad

Diciembre 30, 2019 - 11:30 p. m. Por:
Diana Ordóñez Hincapié: Melómana, comunicadora social y codirectora del Colectivo Agúzate.
Laura Sotelo Labrada: Melómana, docente, intérprete y codirectora del Colectivo
Agúzate.
Diciembre

Discos de diciembre.

Especial para El País

"Yo no olvido el año viejo porque me ha dejado cosas muy buenas” es lo que pregonan sin cansancio para estas fechas los equipos de sonido de las casas de nuestra ciudad. Sin pretenderlo, esta composición del colombiano Crescencio Salcedo se hizo famosa con la voz del mexicano Tony Camargo desde 1952 y hoy hace parte de la memoria musical que nos cobija cada diciembre.

En esta temporada Cali florece de sonidos y las familias se reúnen alrededor de ellos. Vemos la escena del tío encargado de musicalizar la fiesta; suena el primer tema frente a la pista de baile improvisada con todas las sillas y butacos que hay en la casa. Estamos expectantes, pero sabemos que no se puede salir a mover el cuerpo, sin que antes la tía Teresa (usted ponga el nombre que considere) junto a su esposo, dé el primer paso.

Lea también: El disco que nos gozamos todos: la historia de los '14 cañonazos bailable

Se escucha Salsipuedes en la voz de Matilde Díaz Martínez junto a la Orquesta de Lucho Bermúdez: “Hoy quiero gozar, quiero vivir en Salsipuedes”, un porro compuesto en 1948 que hizo parte del repertorio de canciones de los salones de baile de aquellos años y que hoy, 70 años después, ameniza la escena de la pareja de tíos que se toma la pista con cadencia y altivez. Suspiramos al verlos y nos hacemos conscientes de que la música acompaña nuestras historias ¿Qué canción le trae recuerdos?

Vemos a Doña Melba y Don Aldemar. Ella hace lavar paredes y cortinas desde noviembre porque “el año nuevo se recibe con todo limpio” y él compra los 14 Cañonazos, un compilado de Discos Fuentes cuyo primer volumen fue lanzado en 1961.

La celebración de fin de año es un ritual, ella empieza la preparación de la cena desde el día anterior: rollo de carne relleno de habichuela y huevo, el 31 en la mañana la vajilla (que sólo se usa en ocasiones especiales) debe estar lista. En la sala, Don Aldemar prende el tornamesa, selecciona un disco, lo limpia y “Navidad que vuelve, tradición del año, unos van alegres y otros van llorando”, suena Cantares de Navidad, composición del puertorriqueño Benito de Jesús interpretada por la Billo’s Caracas Boys en 1964. Se toma un trago de ron, el día apenas comienza.

La nieta de 5 años vive con fascinación la navidad gracias a sus abuelos, aunque no entiende para qué la espiga y las lentejas, ni por qué los calzones amarillos. Vive un momento de plenitud que aún no comprende y que recordará con nostalgia en su adultez al verlos bailar ‘Atlántico’, pieza instrumental interpretada por el soledeño Francisco Galán Blanco, más conocido como Pacho Galán y por Los Wawanco.

A las 11:55 pm y escuchando la cuenta regresiva en la radio, la familia forma un círculo para brindar con champaña cuando den las 12. La tía Melba se alista para dar una vuelta a la manzana con una maleta vacía. 5...4...3...2...1… reaparece la Billo’s Caracas Boys, “Entre pitos y matracas, entre música y sonrisa, el reloj ya nos avisa que ha llegado un año más”, interpretando Año Nuevo, composición del colombiano Pedro Juan Meléndez Comas.

Escenas como estas tendrán lugar esta noche, acompañadas por un amplio repertorio de aires tropicales, el Lado B, ese que también habita en Cali y que se atreve a salir con tranquilidad en tiempos de navidad. Con sus mejores galas, al ritmo de cumbias y porros da el tono a esta época y tatúa en nuestra memoria historias cotidianas que quizá sólo podrían ser revividas a través de un buen bolero

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad