El bajista Ron Carter llega a Cali este sábado con Ajazzgo

Escuchar este artículo

El bajista Ron Carter llega a Cali este sábado con Ajazzgo

Septiembre 14, 2019 - 11:51 a. m. Por:
Diego Pombo, director artístico de Ajazzgo - Especial para El País
Inauguración de Ajazzgo en Cali - septiembre 2018

Ajazzgo es el festival de jazz más importante de la región.

Especial para El País

Para entender la magnitud del gran sismo que representó para el jazz la irrupción del concepto fusión y las implicaciones en el desarrollo de las posteriores tendencias y generaciones de músicos hasta nuestros días, hay que remontarse a 1959.

Fue el año en el que Miles Davis formó el sexteto con el que grabaría el emblemático Kind of blue, disco que marcaría un hito al convertirse en el más vendido en la historia de este género.

Pese a estar en la cumbre de su carrera, haber consolidado un estilo propio y haberse convertido en el primer artista negro en ocupar la categoría de superstar, Miles estaba cansado de repetir el mismo repertorio con esa banda. Muy afectado por la temprana muerte de su amigo y colega John Coltrane, Miles quería darle un nuevo aire a su carrera buscando un sonido más acorde a las escalas modales y polirritmias que había venido desarrollando.

Decidió disolver su grupo y reclutar a cuatro jóvenes que en ese momento picaban en punta en la escena jazzística de Nueva York: Herbie Hancock al piano, Wayne Shorter al saxo, Tony Williams a la batería y Ron Carter al contrabajo. El quinteto memorable realizó seis producciones en los 4 años que estuvieron juntos: ESP (1965) MILES SMILES (1966) SORCERER (1967) NEFERTITI (1967) MILES IN THE SKY (1968) Y FILLES DE KILIMANYARO (1968).

Durante ese periodo no pararon de viajar y grabar nuevas composiciones, al contrario de las anteriores agrupaciones de Miles. En este, su mejor quinteto, había una excelente química entre los integrantes y la constante lluvia de ideas no cesaba de fluir. Ron Carter era el hombre de confianza de Miles, no obstante ser el miembro que más compromisos profesionales tenía por fuera del quinteto. Tanto en lo musical como en lo humano, el apoyo y mesura de Ron fueron imprescindibles para Miles, cuyo frenético estilo de vida necesitaba un cable a tierra que Ron encarnaba la perfección.

Pero la eterna vocación nómada del genio de Miles, muy pronto lo llevaría a la más alucinante aventura de su vida musical, en la que sicodelia, rock y sonidos eléctricos se mezclaban con frenéticas polirritmias que parecían evocar la voz del África ancestral anticipándose a lo que los críticos musicales más tarde llamaron Fusión. Su admiración por James Brown y Jimmy Hendrix eran evidentes y ya había comenzado a ensayar con Joe Zawinul, Chick Corea y Keith Jarret con teclados eléctricos para su nuevo proyecto. Fue en ese momento en el que Ron Carter decidió abandonar el grupo pues Miles le exigía aprender a tocar el bajo eléctrico, y esto para Ron era inaceptable.

El estilo de Ron se definió mucho más durante sus siguientes años como líder de banda pero también con sus colaboraciones permanentes en sesiones de grabación.

Hoy, Ron es el bajista de jazz con el récord de grabaciones como ‘side man’, con 2250 álbumes, 19 de ellos como líder de banda. Ron toca el bajo de manera dulce, nostálgica y elegante, el timbre de su interpretación se parece al de un slide guitar.

El trabajo de Ron actualmente, cuando ronda los 85 años de edad, marca cercanía con la música clásica de un lado y del be-bop por el otro. El trío conformado por Donald Vega en el piano, Rusell Malone en la guitarra y el maestro en el bajo, es un formato habitual desde hace décadas que prescindió de la batería, buscando un sonido en el que las sutilezas propias de su instrumento y los finos matices del trío, sean completamente audibles.

Este sábado podrá escucharse a las 7:30 p.m. en el Teatro Municipal.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad