Termina censo de aves en Cali: 150 especies vuelan sobre el casco urbano de la ciudad

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Termina censo de aves en Cali: 150 especies vuelan sobre el casco urbano de la ciudad

Octubre 22, 2018 - 12:01 a.m. Por:
Redacción de El País
Censo Aves Censo Aves Cali

El censo de aves se realiza en trece puntos de la ciudad, donde grupos de avistadores aficionados y un experto se dedican a observar y contabilizar las especies que se encuentran en dichos espacios. Esta es la cuarta edición del registro de fauna.

Oswaldo Páez / El País

Cali es una ciudad alada. Entre su nacimiento en el parque natural Los Farallones y su límite en el río Cauca, la ciudad concentra 561 especies de aves, una cifra que la convierte en la urbe con mayor diversidad de especies en el país.

Sin embargo, el panorama en las 22 comunas de la ciudad disminuye, por asuntos relacionados con urbanización y falta de conectividad, a más de 150 especies, cantidad que es bien preciada por expertos y autoridades ambientales que adelantan anualmente el censo de aves del Municipio y que este fin de semana cumplió su cuarta versión.

De acuerdo con Felipe Estela, investigador de Calidris, ONG encargada de liderar el censo junto con el Dagma, este mecanismo es un ejercicio de observación y toma de datos que tiene como propósito verificar las variaciones de la población de aves de la ciudad, constatar su estado y las mayores zonas de asentamiento para contrastarlo y ver cómo se comporta este tipo de fauna en la ciudad año a año.

“Hemos detectado especies que son endémicas de Colombia, otras que son migratorias y otras cuya presencia en el Valle del Cauca es reciente y han colonizado la zona desde hace diez o quince años. Entre las especies que han entrado recientemente está la guacamaya cariseca, que es verde y recorre entre 5:00 y 6:00 de la tarde buena parte de la ronda del río Cali; el carpintero habado, que llegó hace diez años y está bien establecido. Hay una variedad extensa de especies que enriquecen el entorno de la ciudad”, indicó Estela.

Lea también: 'Providencia, la nueva reserva ecológica del Valle'.

Búho Currucutú

El búho currucutú es una de las especies que se encuentra en el zanjón del burro.

Cortesía para El País

El experto señaló que entre las especies más representativas de la ciudad se cuentan el bichofué, el pechirrojo, el azulejo, la pigua, el gavilán caminero, el carpintero real, la tangara multicolor y los toritos cabecirrojos.

“Pese a que hay aves en toda la ciudad los sitios que más riqueza de especies concentran son el campus de Univalle y el corredor del río Meléndez, lo que se conoce como la ruta del Sirirí. También hay mucha diversidad en el río Lili, el ecoparque del río Pance y Bataclán también tienen una buena cantidad y grupos distintos de fauna. Así la ciudad sea un hábitat urbano, tiene una riqueza de avifauna para disfrutar, lo que demuestra la calidad del ambiente urbano en el que estamos”, aseguró el investigador de Calidris, quien señaló que en las lagunas de El Pondaje y Charco Azul y el ecoparque Pízamos son los sitios de la ciudad donde más se concentran las aves acuáticas.

Cabe anotar que esta versión del censo de aves se realizó en trece puntos de la ciudad: el río Cali, el Zoológico de Cali, el parque del Acueducto, el ecoparque Bataclán, el parque del barrio La Flora, la ruta del Sirirí, el campus de Meléndez de la Universidad del Valle, el río Lili, el ecoparque Las Garzas, los humedales Charco Azul - Pízamos y El Pondaje, el zanjón del burro y el ecoparque Pance.

Titiribí  pechirrojo  Aves Cali

El Titiribí o pechirrojo es una de las especies populares en área urbana de Cali. Se le suele ver en sitios boscosos, como la ronda del río Meléndez o Lili, en el sur de la ciudad.

Cortesía para El País

Por su parte, Ana María Valencia, profesional del Grupo de Ecosistemas del Dagma, señaló que la preservación de los entornos en los que se movilizan las aves es una de las prioridades que se está teniendo en cuenta en la ciudad con la creación de áreas protegidas en el Sur, como la reserva municipal del río Meléndez y Pance.

“Estamos en el proceso de declarar como área protegida la zona del zanjón del burro, el humedal de La Babilla, conectándolo con el río Lili, lo que va a generar un corredor hacia Los Farallones y el río Cauca para hacer un mejor hábitat para las aves y promover su conservación ante los cambios de la ciudad”, afirmó Valencia.

Los grupos encargados de realizar el proceso de observación y registro
de especies están conformados por trece personas. Es un ejercicio de ciencia comunitaria.

Aves y la edificación

Teniendo en cuenta que gran parte de las aves de la ciudad se concentran en la zona Sur, la densificación de áreas como la Comuna 22 o la zona de expansión es uno de los puntos que se debe revisar a la hora de vislumbrar impactos para la fauna.

“Obviamente con las nuevas edificaciones hay un impacto en el movimiento de las aves, pero por eso hay que promover la protección de áreas y pensar la construcción en el entorno natural. Esto se logra haciendo infraestructura amigable, generar pequeños bosques y zonas verdes que les permitan a las aves seguir con sus procesos de alimentación, reproducción y movimiento”, dijo Ana María Valencia, profesional del Grupo de Ecosistemas del Dagma.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad