Observatorio Cali Visible cumple 15 años, ¿qué tanto ha encontrado sobre la política local?

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Observatorio Cali Visible cumple 15 años, ¿qué tanto ha encontrado sobre la política local?

Noviembre 29, 2018 - 11:40 p.m. Por:
Jessica Villamil / Reportera de El País
Lina María Orozco, directora  del Observatorio control social Cali Visible.

“El papel de los concejales no es el de ser tramitadores”, esto dice Lina María Orozco, directora del observatorio control social Cali Visible. Entrevista.

Especial para El País

La advertencia es clara: El Concejo de Cali debe servir como junta administradora de la ciudad, hacer normas y ejercer control político a la Alcaldía. Pero sus integrantes, por el contrario, en muchas ocasiones sirven de tramitadores a la comunidad.

Así lo sostiene Lina María Orozco, directora del Observatorio Cali Visible, que le hace seguimiento a la política local y está cumpliendo 15 años de haber sido conformado.

La investigadora revela que a través de las investigaciones se han enterado que los concejales “le buscan empleo a la gente, hacen primeras comuniones y son padrinos de cuanto niño hay en Cali” y explica que esa es una de las estrategias para “sobrevivir” como estructura política.

Orozco, sin embargo, resalta que a lo largo de los 15 años que lleva el Observatorio, se ha evidenciado que el Concejo de Cali y la Asamblea del Valle han avanzado en transparencia.

Lea también: Este es el presupuesto que tendrá Cali para el 2019

¿Cuál es el logro más importante del Observatorio Cali Visible en sus quince años de existencia?

Hace quince años el Concejo de Cali no tenía sus actas organizadas, ahora están al día; no tenía una página web en la que el ciudadano pudiera acceder al cronograma de la corporación, a los perfiles de quienes están allí, ahora la tiene. Entonces, el primer impacto de nuestro trabajo ha sido el acceso a la información que se maneja muy administrativamente dentro de las corporaciones.

En la Asamblea del Valle del Cauca, por ejemplo, en 2014 cuando empezamos a hacerle seguimiento, no tenía página web, ahora anuncian por allí sus sesiones de control político a los ciudadanos, cuelgan las respuestas que da la Gobernación del Valle del Cauca al control político que hacen los diputados y eso es porque nosotros cada dos meses estamos radicando peticiones de información. Ellos empezaron a acostumbrarse a que hay un monitoreo riguroso, un ejercicio de control social y empiezan a organizarse. Fundamentalmente, uno de los impactos, es el acceso a la información y eso tiene que ver con transparencia.

“Poner un candidato así se vaya a quemar en las elecciones es una forma de mantener cohesionada una estructura pequeña, obedece un poco a la necesidad de mantener la estructura política, de cómo sobrevivir con su línea de trabajo”
Lina María Orozco
Directora del Observatorio Cali Visible

Además de transparencia, ¿qué otros resultados tiene Cali Visible?

En el Observatorio tenemos la posibilidad de hacer la trayectoria política de los concejales. En nuestra página las personas pueden conocer los mapas electorales, los perfiles de los concejales. En los boletines trimestrales pueden conocer el desempeño de cada uno de ellos. En ese sentido, es un aporte a la ciudad para saber qué es lo que están haciendo nuestros representantes. Hay aspectos de la gestión pública sobre las que la ciudadanía tiene ciertas reservas por los tecnicismos que la rodean, así la apuesta es entregar información muy confiable, pero también de fácil manejo para los ciudadanos.

En ese seguimiento que le han hecho a la política usted dice que los caleños no confían en las instituciones. ¿Por qué?

En el mundo en general hay cierta desconfianza que se ha venido estableciendo fuertemente alrededor del ejercicio de lo político. Eso no es solo problema de Cali o del Concejo. Y los motivos pueden ser dos: uno, en qué medida esos representantes son vehículo de los intereses de la ciudadanía, sino me representan hay desconfianza. Dos, el desconocimiento que hay acerca del rol de cada una de estas autoridades que elegimos. Un concejal es diferente a un alcalde, a un congresista y hay cierto desconocimiento acerca de los roles.

¿Pero ese desconocimiento obedece a las fallas en el sistema educativo o a que los políticos no son cercanos a la gente?

El Concejo de Cali ha implementado unas estrategias para acercarse a la gente, una por recomendación de Cali Visible y es el streaming de sus sesiones. Adicionalmente, los concejales están yendo a las comunas a recoger los problemas y las dudas que tiene la ciudadanía. Si bien el Concejo se puede acercar a la comunidad, el mismo Concejo no insiste en cuál es su rol. Por ejemplo, los concejales no deben ser tramitadores de asuntos particulares de la comunidad, su tarea es discutir los proyectos de acuerdo y ejercer control político a la Administración, pero ellos no tienen por qué estar buscándole empleo a la gente, no tienen por qué estar prestando ayuda judicial y sin embargo, cada concejal tiene oficina jurídica para atender a la comunidad.

El tema parte de educación y saber que el Concejo, independiente de los individuos que lo conforman, tiene un rol institucional en la democracia local que no es el de ser tramitador.

Pero eso de ser un “tramitador” representa beneficios electorales para ellos, ¿o no?

Claro. Ellos alimentan y hacen sobrevivir su estructura política a través de estas actividades. Los concejales hacen primeras comuniones, son padrinos de cuanto niño hay en Cali, son estrategias para sobrevivir en el sistema electoral y sacar adelante su estructura política. Pero pasan dos cosas: el Observatorio tiene una apuesta por monitorear estas corporaciones porque consideramos que son instituciones fundamentales en la democracia local y por eso decidimos abrir la línea de investigación porque no podemos ser tan ingenuos en Cali Visible de pensar que no pasan las cosas que dices. Finalmente, hay estrategias con las que construyen electorados, sobreviven estructuras y liderazgos.

Qué es lo que pasa, por ejemplo, cómo circula la clase política, cómo permanece en el tiempo en la ciudad, cuáles son los objetivos de los concejales al hacer primeras comuniones, cuáles son las estrategias para inaugurar un parque de la mano de la Alcaldía. Ese tipo de cosas las exploramos de manera sopesada en artículos de investigación.

Sobre las denuncias de la manera como los concejales se aprovechan de sus contratistas, ¿qué ha encontrado Cali Visible?

En el Observatorio desde 2016 estamos recolectando información sobre las Unidades de Desarrollo Normativo. Fue difícil acceder a ella porque la Corporación no nos la quería entregar completa. Cada concejal tiene al mes 42,5 salarios mínimos mensuales para contratar personal de apoyo, eso quiere decir que en un año un concejal tiene cerca de $400 millones para esa contratación. Cali Visible quería conocer quiénes son las unidades de apoyo, sus objetos contractuales, por cuánto tiempo, si estaban nombrados o por prestación de servicios, las dinámicas de sindicalización. Logramos esa información a través de muchos derechos de petición, de insistencia. Ya la procesamos y encontramos que hay una alta rotación de empleados en algunos concejales (contratan uno o dos meses, luego contratan a otra persona). Hay otros que tienen una unidad de apoyo estable. Hay catorce sindicatos en el Concejo pero debemos tener mucho cuidado porque hay que triangular la información.

El problema es que no hay normatividad en este caso, solo se sabe que hay un escalafón de contratación y que son 42,5 salarios mínimos al mes, y es un monto considerable porque $400 millones por 21 concejales son $8400 millones al año.

Cambiando de tema, ¿cómo analiza la situación actual de la precampaña electoral en Cali?

Aquí lo interesante y que hemos observado desde el periodo de Apolinar Salcedo o 2003, cuando nace el Observatorio, es que Cali ha estado en manos de individuos que se postulan por firmas. Se supone que son candidaturas independientes y cada cuatro años se multiplican. Eso da cuenta un poco del sistema político local en el que conviven múltiples fuerzas. Y lo que ve el Observatorio es una arena de juego altamente fragmentada. En 2017 publicamos una radiografía de los partidos locales, queríamos revisar estos ocho partidos que tienen asiento en el Concejo para entender la dinámica local y nos dimos cuenta que están conformados en 23 subunidades.

¿Pero cómo están esas fuerzas políticas en este momento?

De cara a la contienda electoral, a un año, diez personas están en lista; dan cuenta de un sistema altamente fragmentado, con muchas alianzas y por eso salen individuos que se asumen independientes, pero lo independencia es más ficticio que real. Proclamarse independiente les da la posibilidad de recibir múltiples alianzas y en una arena de juego donde hay más de 30 organizaciones, los candidatos a la Alcaldía lo que hacen es conversar con toda esa multitud de alianzas. Ese discurso de la independencia pega en la ciudadanía, pero sabemos que a la Alcaldía de Cali no se llega sin alianzas.

Sobre Cali Visible

  • Es un observatorio creado hace quince años, adscrito a la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali.

  • Su objetivo es contribuir a la “gobernanza de la región, ejerciendo control social sobre las actuaciones de corporaciones públicas como el Concejo de Cali y la Asamblea del Valle del Cauca.

  • Entre sus labores está: monitorear, evaluar y visibilizar las tareas del Concejo y la Asamblea, generar estrategias para fortalecer el ejercicio de participación social y desarrollar la línea investigativa.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad