Este es el panorama de los males que más deprimen a los caleños

Escuchar este artículo

Este es el panorama de los males que más deprimen a los caleños

Noviembre 13, 2019 - 11:30 p. m. Por:
Redacción de El País
La soledad, uno de los males que deprime a los caleños

Dentro de los factores desencadenantes de los intentos de suicidio, en el primer semestre se destacaron los conflictos con la pareja o expareja (38%), seguido por problemas económicos (13%).

Foto: Agencia EFE

Entre el 1 de septiembre y el 27 de octubre de este año, la Línea de Crisis y Atención en Salud Mental de Cali, 106, recibió el llamado de 3736 personas que consultaron por situaciones de soledad, problemas afectivos, salud sexual, violencia y relaciones familiares, entre otros.

Según Elizabeth Villa, directora de Corpolatin -fundación que opera la Línea 106-, los problemas de depresión se han incrementado de manera importante tanto en la ciudad como en el mundo y los llamados que recibe este canal de orientación son una muestra de lo que está ocurriendo.

“La mayoría de consultas, 2166 (58%) fueron por personas que manifestaron la necesidad de ser escuchadas, en situación de soledad, de tristeza, que buscaban a quién contarle algo; otras 737 (20%) consultaron por salud mental; 113 (3%) personas por salud sexual y reproductiva; 114 (3.1%) consultaron por relaciones familiares; y 91 (2.5%) personas llamaron por situaciones relacionadas con violencia y abuso”, indicó Villa.

De las personas que consultaron por temas de salud mental, 270 lo hicieron por síntomas afectivos, “es decir, dificultades en la relación con la pareja, dificultades para aceptar situaciones que los afectan emocionalmente, separaciones, malas relaciones”.

En la misma categoría, 146 personas llamaron a la Línea 106 por estados de depresión, 85 por ideaciones suicidas, 78 por ansiedad, 62 personas por duelo y 59 personas por presunto trastorno mental diagnosticado. “Los adultos, o sea personas entre los 30 a 50 años son los que más consultan en temas relacionados con salud mental, seguido de adolescentes y jóvenes”, precisó Villa.

Lea además: Siete claves para proyectar su luz interior

Con respecto a la ideación suicida, que se encuentra en el tercer puesto de las consultas en salud mental, la Secretaría de Salud de Cali informó en su boletín del primer semestre del 2019 sobre 859 personas con ese tipo de ideas, un 2,7% menos de los casos notificados en el mismo periodo del año pasado (882). Durante todo el 2018 se registraron 1665 intentos de personas que querían acabar son su vida.

Dentro de los factores desencadenantes de los intentos de suicidio, en el primer semestre se destacaron los conflictos con la pareja o expareja (38%), seguido por problemas económicos (13%). 

El País intentó contactar a la Secretaría de Salud Municipal para conocer las cifras actualizadas sobre esta problemática, pero no hubo respuesta. Sin embargo, en su boletín más reciente, Medicina Legal reportó 66 casos de suicidio en Cali, entre enero y septiembre del año en curso. La cifra es menor a la del 2018, cuando hubo 76 muertes autoinfligidas en el mismo periodo.

¿Qué pasa con los jóvenes?

Andrea Otero, psiquiatra del Centro Médico Imbanaco, manifestó que es importante tener en cuenta que la segunda causa de muerte en jóvenes entre 15 y 29 años es el suicidio, situación relacionada en un 90% a trastornos mentales, sobre todo de depresión y abuso de sustancias psicotóxicas y alcohol.

Algo que se ha identificado en el análisis de la situación, explicó Otero, es que los jóvenes tienen pocas herramientas para lidiar con las presiones de la vida: “Posiblemente por la forma como está siendo educada esta generación, a ellos les cuesta mucho tolerar las frustraciones, están acostumbrados a que todo es rápido, instantáneo, y de pronto no tienen la conciencia que a veces para lograr algo se requiere esfuerzo, entonces hay que trabajar la resiliencia, aprender a recuperarse de los golpes y las dificultades”.

La especialista comentó que hace poco se realizó una campaña de prevención del suicidio denominada ‘Prevenir es preguntar’. “Para ayudar a alguien que está pasando por una situación difícil, lo más importante es iniciar una conversación, una vez logres que confíe en ti, no hay que juzgar, buscar ayuda profesional y acompañar a la persona de manera prolongada porque los pensamientos suicidas no desaparecen de inmediato”, dijo Otero.

Por su parte, la Directora de la Línea 106 indicó que quienes llaman a este canal reciben atención, orientación y, dependiendo del nivel de riesgo, se activa una ruta de urgencia que permita que la persona sea atendida en el sistema de salud.

¿Cómo ayudar?

A las personas con depresión se les debe: apoyar y escuchar sin juzgarlas.

Animarlas a solicitar ayuda profesional cuando sea posible.

No dejarlas solas si piensan en hacerse daño a sí mismas o ya se han lesionado intencionalmente, además de solicitar ayuda adicional a los servicios de emergencia o a un profesional sanitario.

De los casos atendidos en la Línea 106, 135 fueron llamadas de niños y niñas; 304 adolescentes; 324 personas entre entre 25 y 40 años; 579 adultos; y 86 adultos mayores.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad