Una 'mujer vampiro' ronda las calles de Bogotá

Una 'mujer vampiro' ronda las calles de Bogotá

Junio 04, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Jeimmy Sierra Fandiño | Colprensa
Una 'mujer vampiro' ronda las calles de Bogotá

Pese a su llamativa apariencia María José Cristerna tiene una vida normal. Es madre de cuatro niños, empresaria, abogada y tatuadora. En Miami, su imagen quedará inmortalizada con una estatua.

María José Cristerna es el principal atractivo de la V Convención Internacional de Tatuadores que se realizará en Bogotá. Su fama se disparó con su aparición en 'Tabú Latinoamérica', la serie de NatGeo.

La inmortalidad de los vampiros es lo que más le atrae a María José Cristerna. De ahí que estas criaturas míticas hayan sido fuente de inspiración en su vida. Esta mexicana, conocida popularmente como “la mujer vampiro”, tiene prácticamente todo su cuerpo tatuado y ha sorprendido al mundo con las dramáticas modificaciones a las que se ha sometido.A los 14 años se hizo su primer piercing. La nariz fue la primera parte que se perforó. Desde ese entonces no ha podido parar. Se casó a los 17 años y los maltratos de su esposo fueron el detonante que dio inicio a la transformación de esta abogada. “Mary Jose” , como le dicen sus amigos, encontró en los tatuajes, las perforaciones, los colmillos alargados y las modificaciones la mejor forma de expresarse y sentirse libre. Su piel, como un lienzo, le sirvió para pintar las alegrías y las tristezas por las que ha atravesado.Para esta mexicana de 35 años de edad, cada cambio tiene significado. Sus cuernos, hechos en titanio, son un símbolo de fuerza y los ojos de sus cuatro hijos, que lleva tatuados en su pierna derecha, le recuerdan que son el motor de su vida. En Miami (Estados Unidos) hará realidad su sueño de inmortalidad: no sólo su imagen quedará grabada en la mente de los televidentes que la vieron en la segunda temporada de “Tabú Latinoamérica” , la serie de NatGeo, sino que una estatua mantendrá siempre viva y jóven a “la mujer vampiro”.Cristerna es una de las invitadas a la V Convención Internacional de Tatuadores que se cumple de 4 al 6 de junio en Corferias, Bogotá. El objetivo de esta mexicana es abrir mentes y exponer su experiencia personal. Su apariencia fuerte y algo demoníaca –para algunos- nada tiene que ver con el ser que se esconde tras los tatuajes, los implantes y los lentes de contacto. “Mary Jose” es dulce, humana, solidaria, inteligente y una madre consagrada; parte de su personalidad la dejó al descubierto en esta charla con Colprensa.Viene a participar en la convención de tatuajes… Vengo a abrir más cabezas cuadradas para que entendamos que el tatuaje nos es algo malo ni satanizado, sino arte. Invito a las familias a que vayan y apoyen a sus hijos. No quiero decir que se rayen (tatúen) o que apoyen que sus hijos se tatúen, sino que les den confianza para que no lo hagan a escondidas o con alguien que no sea profesional. ¿De dónde nace el gusto por el tatuaje? Desde que era una niña lo veía y me parecía fascinante. He sido artista desde que nací, siempre he pintado. Fui creciendo en el tatuaje al mismo tiempo que en la pintura. Ha sido una experiencia muy bonita. ¿Qué tan exigente es esta profesión? Es difícil porque cada día tienes que ser mejor. Surgen valores muy buenos y tienes que estar al nivel. Aquí no hay corrección y tienes que ofrecerle seguridad a los clientes, en lo sanitario y en lo profesional, y la garantía de que le vas a dejar un buen trabajo. ¿Quién se tatúa más, los hombres o las mujeres? Hoy en día las mujeres se tatúan mucho. Creo que la mujer lo hace ahora mucho más, aunque hay algunas que no se animan sino a hacerse el cosmético. ¿Cuál ha sido la persona de menor edad y la de mayor edad que ha tatuado? La más joven, muy a mi pesar, tenía 17 años. Digo que muy a pesar porque no apoyo que chavitos (niños) , que no tienen capacidad de decidir todavía, se tatúen. Esto es irreversible, la gente debe entender que no se va a quitar y saber que le puede afectar. Bueno, y la persona más grande fue un señor de 75 años que no se quería quedar con las ganar de sentir lo que era un tatuaje. ¿Y cuál ha sido el tatuaje más extraño que ha realizado? Unos huevos con jamón, siempre lo digo. Era un chef, se lo hice en un hombro y se me pareció medio descabellado. Cada quien con sus gustos.Una mujer símbolo Hablando de tatuajes, ¿cuántos tiene y cuáles son los más significativos? Tengo el 95 por ciento del cuerpo tatuado, con diversas modificaciones y piercing. Tengo varios significativos. Traigo unas muñecas que simbolizan mi infancia feliz. Tengo un corazón fracturado que simboliza la muerte de mis padres, los ojos y las fechas de nacimiento de mis hijos. Y las estrellas en el rostro simbolizan a mi madre que está en el cielo. ¿La intención es cubrir completamente su cuerpo con tatuajes? Sí, lo quiero hacer porque es algo personal. Cuando ya no tenga lugar seguirán llegando mis clientes y será una forma de trascender. Quiero seguir pintando y exponiendo mi obra. Es encantador viajar y seguir siendo invitada a otros lugares. Nace la mujer vampiro ¿Qué la motivó a querer transformar su cuerpo? Es una consecuencia de amar mucho mi carrera de tatuadora. Me apasioné. Amo tanto la pintura que si la puedo poner en un lienzo, por qué no en mí. Traigo otras cosas (tatuajes y modificaciones) que para muchos pueden ser satánicas. Para mí simbolizan lo bueno y lo malo que hay dentro del ser humano. Hay ángeles y demonios, la balanza de la vida. ¿Qué modificaciones tiene? En los brazos traigo tres implantes nuevos. En las clavículas tengo otros dos nuevos. Los cuatro conos frontales todos los conocen y en el centro del pecho también tengo. Me hice escarificaciones –cortaduras poco profundas en la piel con formas-. Cuando regrese a México voy a ponerme más implantes. Varios de los implantes que se ha realizado los han hecho sin anestesia. ¿Le resulta muy doloroso? Todo lo que gusta siempre cuesta. Es más tedioso que doloroso. Cuando algo te gusta, lo llevas a cabo. Finalmente (como mujer) llevas un hijo en el vientre y tienes que sacarlo.La mujer vampiro ¿Le gusta que la denominen “la mujer vampiro” ? En un principio no. A mí no me gusta los sobrenombres porque siento que te bajan. Pero después lo vi como algo bueno. Esto me ha dado un plus. De todas maneras, el vampiro trasciende y yo también quiero trascender. Lo tomo ahora en un buen sentido. ¿Por qué le gusta el tema de los vampiros? Es un cuento bonito, romántico y elegante. Para mí no deja de ser una fantasía bonita de inmortalidad. Es el sueño que todo hombre quisiera: la inmortalidad. La vida eterna hay que ganársela con hechos. Creo que por eso soy admiradora de El Santo, de las vampiras y de lo que conocí como el cine mexicano. ¿Qué tanto le cambió la vida aparecer en Tabú? Revolucionó y acentuó más lo que soy. He hecho más televisión y me gusta mucho. National Geographic (NatGeo) es un medio muy confiable y aparecer en “Tabú” me dio pauta para creer más en mi trabajo y hacer bien las cosas. Estoy agradecida con ellos. ¿Qué planes tiene después de la convención de tatuadores en Colombia? Voy a visitar Argentina primero. Y en Miami voy a hacer un programa muy conocido de televisión y me van a hacer una estatua. También hay una invitación a los Guinness y tengo un plan interesante de televisión que se verá en todo el continente. Tienen que estar muy atentos.La mujer ángel ¿Cómo es la faceta de María José como activista y defensora de los derechos de la mujer? Yo sufrí la violencia. Cuando salí de eso di gracias y pensé en que otros también pueden salir. Soy un ejemplo de eso. La vida es corta y por eso hay que aprovecharla. La mayoría de mujeres que sufrimos la violencia somos cabezas de familia y tenemos que preocuparnos por nuestros hijos. Mis planes son seguir ayudando mujeres y lograr concretar mi fundación para estar más unida con gente que necesita ayuda. También tiene una línea de productos y se desempeña como empresaria… Sí, fue un sueño que se hizo realidad. Por muchos años he hecho mi ropa, porque siempre he buscando mi identidad y mucha gente me pidió que la sacara. Lanzamos una línea de ropa, de muebles, de bolsos y de varios accesorios. La marca se llama %¬Mujeres vampiro%¬. A parte de la pintura, los tatuajes y las modificaciones, ¿qué otros gustos tiene? También soy músico. Hace muchos años empecé en Guadalajara en una banda de death metal. Hoy en día no tocó un metal muy extremo porque como músico he ido evolucionado. Ahora tocó algo más comercial, una mezcla de industrial, jazz y pop, y las letras hablan de la problemática actual. ¿Cómo es María José cuando no está frente a una cámara ni está tatuando? Soy la “copita” –como decimos en México- y la súper brother de mis hijos. Soy muy normal. ‘Mary Jose’ siempre es la misma: trato de que la persona que está en entrevistas o la que está en casa sea siempre la misma. ¿Qué dice la familia? Mis padres ya murieron. Mis hijos no tienen problema. Y el resto de mi familia, que es muy católica, me respeta porque soy una mujer que ha cumplido lo que se ha propuesto. Terminé mi carrera (derecho) y sigo constantemente estudiando. Siempre he hecho las cosas bien, no tienen motivos para criticarme. ¿Qué pasó con la abogada? Sigo peleando por lo derechos de otros. Ya peleé mucho por los míos y ahora me toca por los de los demás.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad