Senado busca permiso del Gobierno para sesionar presencialmente

Escuchar este artículo

Presidente del Senado busca permiso del Gobierno para sesionar presencialmente

Mayo 14, 2020 - 03:31 p. m. Por:
Colprensa

Lidio García Turbay, presidente del Senado.

Foto: Colprensa

Aunque desde hace poco más de un mes el Congreso de la República está sesionando de manera virtual, ese mecanismo de trabajo sigue generando controversia en el Senado como en la Cámara, esto porque varios de sus integrantes quieren estar de manera presente en el Capitolio Nacional ya que no tienen ningún impedimento médico.

De ahí que el presidente del Senado, Lidio García, le pidió en carta al presidente de la República, Iván Duque, como también al ministro de Salud, Fernando Ruiz, ante la propia plenaria de la corporación, que emitan una normatividad especial para que el Congreso pueda sesionar en medio de la cuarentena nacional que se tienen para prevenir el contagio de la pandemia del Coronavirus.

Lea también: Colombia superaría las 2000 muertes por Covid-19 en agosto, según estudio

Según García, “le envié una carta al presidente para levantar las restricciones que tenemos, o para que nos excluya de los lineamientos que están establecidos en el decreto de emergencia, que dice que no pueden estar más de 50 personas en un mismo recinto al mismo tiempo, porque esa restricción me impide convocar a sesiones presenciales”.

Esa corporación legislativa tiene 108 integrantes, y aunque varios de ellos no pueden asistir por situaciones médicas y por ser mayores de 70 años, más de la mitad sí podrían ir a la sesión presencial, pero a ellos se debe sumar la asistencia del personal administrativo que opera para ese trabajo, como también los escoltas y hasta los medios de comunicación.

“Tenemos que cumplir y no podemos violar las medidas sanitarias establecidas. Nosotros queremos hacer nuestras sesiones presenciales, pero no puedo poner en riesgo a los senadores, ni a los empleados del Congreso. No voy a violar lo establecido en el decreto. Sé que hay enemigos de esta decisión, pero podamos contar con el ministro de Salud para poder continuar haciendo nuestro trabajo”, sostuvo el presidente del Senado.

Para García no basta con la declaración que hizo la ministra del Interior, Alicia Arango, en la Comisión III en donde sostuvo que la restricción de la movilidad no aplica a los congresistas, lo cual les permitiría ir al Congreso.

Entre tanto, en la Cámara de Representantes, la plenaria de la misma ya determinó que van a trabajar de manera semipresencial, y por eso ya definió un protocolo especial de asistencia al Salón Elíptico. La Cámara tiene 172 integrantes, pero al Congreso irían sólo 35 de ellos, el resto seguiría trabajando de manera virtual.

Hace una semana la Cámara había determinado que sólo se puede sesionar de forma virtual, pero el martes en la sesión se reversó la decisión por considerar que mientras el Senado va a trabajar de forma mixta en esa corporación se mantendrían en la virtualidad.

La indecisión de un método de trabajo definitivo sería otro de los problemas que tienen que enfrentar las dos corporaciones. En opinión del abogado Johan Patiño, en la Cámara de Representantes se habría cometido un error grave que estaría echando atrás decisiones que ya se han hecho como la aprobación de leyes y reformas constitucionales.

Según Patiño, la propia Cámara había dispuesto en abril que definiría los protocolos de sesionar, incluyendo hasta las votaciones, pero sin tenerlos, empezaron a aprobar normas entre ellas la reforma constitucional de la cadena perpetua a violadores y asesinos de menores de edad o la ley que decreta un borrón y cuenta nueva en las deudas ante el sistema financiero.

Esos proyectos se discutieron en la Comisión Primera de la Cámara, la cual dispuso por su propio presidente Juan Carlos Losada, entrar a votar sin importar que el presidente de la Cámara, Carlos Cuenca así lo haya dispuesto.

También en la Cámara se debe sortear la acción de tutela que presentaron los representantes Ketherín Mirando, María José Pizarro, Inti Asprilla y David Racero, alegando que la plenaria de la corporación les prohibió ejercer su libre derecho al trabajo desde el Capitolio Nacional, en donde por ley deben cumplir su mandato de congresistas.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS