Escuchar este artículo

Huracán Eta en San Andrés: Coletazo de la tormenta deja graves afectaciones en la isla

Noviembre 03, 2020 - 07:57 p. m. 2020-11-03 Por:
Redacción de El País y Agencia AFP
Huracán Eta

El centro del ciclón tocó tierra en Centroamérica en la tarde de este martes.

Agencia AFP

Intensas lluvias, fuertes vientos, caída de árboles y marejadas son algunas de las afectaciones que ha dejado en las últimas horas el coletazo del huracán Eta en el archipiélago de San Andrés y Providencia.

Los efectos de la tormenta tropical se han sentido en las islas desde la noche del lunes, luego de que se fortaleciera en el occidente del mar Caribe y alcanzara la categoría 4.

Según el Instituto Colombiano de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, el centro del ciclón tocó tierra en Centroamérica con vientos que alcanzaron aproximadamente los 220 km/h.

Producto del paso de Eta, en San Andrés se han registrado vientos máximos de 33 km/h, con ráfagas de hasta 54 km/h.

A través de redes sociales se han conocido imágenes de algunas de las afectaciones causadas por el huracán en el archipiélago colombiano.




El Ideam confirmó que durante las próximas horas continuarán las condiciones nubosas "con precipitaciones, actividad eléctrica y vientos intensos con ráfagas y marejadas".

La entidad pidió a la comunidad mantenerse alerta a las alertas y recomendaciones emitidas desde las autoridades, tener a la mano un maletín con elementos de primera necesidad y documentos de identificación, así como buscar refugios seguros ante tormentas eléctricas y vientos fuertes.

Por su parte, las autoridades locales mantienen decisiones como el cierre de playas y prohibición de actividades náuticas mientras las condiciones climáticas no mejoren.

Le puede interesar: Ley de Turismo fue aprobada por el Congreso en primer debate

Emergencias en Nicaragua

Eta castigó con fuertes vientos y lluvias al Caribe Norte de Nicaragua, donde impactó este martes, causando inundaciones, cortes de carreteras y desborde de ríos en las empobrecidas ciudades y aldeas de esa región.

El huracán ingresó cerca de las costas de Bilwi, principal ciudad del Caribe Norte de Nicaragua con categoría 4, afirmó el director de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, Marcio Baca, en rueda de prensa.

Según Baca, el sistema ciclónico terminará de entrar en lo que resta del día martes al sur de Bilwi, en la comunidad costera de Halouver.

El ministro de Infraestructura, Oscar Mojica, dijo que "hay caída de bastantes árboles y una fuerte afectación de transitabilidad" en toda la región.

El caudaloso río Wawa, que une a Bilwi con el resto del país, está desbordado.

Por el momento no se conoce de víctimas fatales en Nicaragua, dijeron las autoridades.

"Bastante destrucción"

El huracán, que evolucionó rápidamente el lunes en las aguas cálidas del Caribe, arrancó numerosos techos de viviendas en la región, donde la población de origen indígena y afrodescendiente sufre los furiosos efectos del ciclón desde la tarde del lunes.

"Bilwi esta muy afectado, hay barrios aledaños y puentes inundados, muchas casas sin techo y la situación sigue porque el huracán sigue su pasó hacia adentro del territorio con mucha lentitud", dijo el voluntario de organismos comunitarios, Kevin González.

"Fue una noche de terror porque las fuertes ráfagas de viento generaban un sonido como si fuera un tractor demoliendo todo a su paso", dijo a la AFP Joel Quin de 35 años, vecino de Bilwi.

Giovany Nelson, 34 años, contó que permaneciò junto a su familia "encerrado en un cuarto escuchando como el viento desbarataba el techo". La magnitud de la tempestad "nos sorprendió y llenó de zozobra".

Los vientos dañaron los muros y techo del estadio de béisbol de Bilwi, muchos árboles amanecieron caídos sobre las calles, en tanto vacas y animales domésticos deambulan perdidos por la ciudad, observó un equipo de la AFP en el lugar.

Por el momento no se conoce de víctimas fatales en Nicaragua, dijeron las autoridades.

Eta tocó tierra en la tarde de este martes en la ciudad de Bilwi, costa norte de Nicaragua.

La vicepresidenta nicaragüense Rosario Murillo manifestó que Eta "no ha sido tan catastrófico en daños materiales como se esperaba".

El gobierno envió un cargamento de 88 toneladas de alimentos al Caribe Norte, así como cuadrillas para atender emergencias con el tendido eléctrico, las comunicaciones, infraestructura y la salud.

En Bilwi y las comunidades adyacentes del Caribe viven unas 100.000 personas, en su mayoría indígenas dispersos en poblados que han sido afectados por el huracán, como Tuapí, Krukira, Sandy Bay, Cabo Gracias a Dios, Prinzapolka, Wawabar, Karatá, Haulover, Wauhta, Kamwatla y Walpalsiksa.

En la comunidad costera de Prinzapolka, los vientos de Eta desprendieron las láminas de zinc de las casas de madera, que salieron volando, dijo a la AFP el maestro miskito Kevin Lacwood.

El gobierno informó que lograron evacuar a 20.000 personas a casas seguras o refugios.

Obtén acceso total por $4.700/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS