¿Cómo será el segundo año de Duque? Analistas hacen sus 'apuestas'

¿Cómo será el segundo año de Duque? Analistas hacen sus 'apuestas' 

Julio 07, 2019 - 02:30 p.m. Por:
Colprensa
Iván Duque

Iván Duque fijó lineamientos para concentrar los esfuerzos en políticas que den resultados contundentes para las comunidades más vulnerables del país para su segundo año de Gobierno.

Foto: Archivo Colprensa

El próximo 7 de agosto el país conmemorará los 200 años de la épica Batalla de Boyacá, que consolidó la Independencia de Colombia del yugo español, pero ese día también el presidente Iván Duque iniciará el segundo de sus cuatro años de Gobierno.

Entonces, según los analistas, el Ejecutivo debe dejar atrás las promesas de campaña y empezar la etapa de las ejecuciones, sobre todo porque, contrario a sus dos antecesores, su mandato no será de ocho años.

Con esa mira, esta semana el Jefe de Estado, todos sus ministros, consejeros y superintendentes se reunieron en un ‘retiro espiritual’ en el que le hicieron un corte de cuentas a los 203 compromisos que él asumió cuando ganó la Presidencia de la República.

Fueron tres días, poco más de 30 horas de trabajo, en donde la prudencia en lo que se planificó fue la característica, al punto que al final no hubo la tradicional declaración del Mandatario sino un resumen muy ejecutivo, en el cual se reiteraron que las metas previstas se van a cumplir.

Pero antes de ver el futuro inmediato, a Duque y su equipo le correspondió hacer el balance de lo realizado en los primeros once meses, que en opinión de la Administración central “fue muy significativo en materia de seguridad, reactivación económica, implementación de energías renovables, medioambiente, reactivación de obras de infraestructura, recuperación del sistema de salud, inversión histórica en educación y una agenda legislativa con 16 leyes aprobadas”.

Los ejes de legalidad, emprendimiento y equidad, las bases del Plan Nacional de Desarrollo (PND) recién sancionado, fueron los pilares de la proyección del trabajo.

Le puede interesar: "La ONU confirmó el panorama dantesco que vive Venezuela", dice Carlos Holmes Trujillo

En legalidad, el objetivo es seguir adelante con la lucha contra el narcotráfico, en particular seguir bajando las áreas cultivadas de coca, hecho que ya ha empezado a ser reconocido por el Gobierno de Estados Unidos, el mayor crítico y colaborador en la lucha contra la ilegalidad.
Otras luchas que se reforzarán son contra el microtráfico (bajar el consumo en los menores y jóvenes en el país) y combatir a la delincuencia común para seguir disminuyendo los homicidios, la extorsión y el secuestro.

Especial atención hubo esta semana a una de las ‘piedras en el zapato’ que tiene el Gobierno todos los días, la seguridad de los líderes sociales. Además de seguir siendo un tema de alta prioridad, se van a fortalecer los Planes de Acción Oportuna de Prevención y Protección (PAO), como parte de un esfuerzo interinstitucional, sumado a estrategias que acaben la impunidad, como los nuevos jueces que atenderán una rápida judicialización y condena de los asesinos.

Frente a los Acuerdos de Paz, se ratificó seguir adelante con la generación de las condiciones adecuadas para los 3000 excombatientes que están en proceso de reincorporación en los 24 Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR), a la vez que se fortalecerá el plan de sustitución de cultivos ilícitos.

En lo económico se ratificó el propósito de reducir la tasa de desempleo a los índices más bajos de las últimas dos décadas; una tasa de inversión del 26 % del PIB nacional; mejora en los índices de competitividad mundial, convertir a Colombia en el ‘Silicon Valley de América Latina’, mediante el impulso decidido de las industrias creativas, emprendimientos digitales y el fomento de las empresas culturales, para la diversificación de oportunidades de trabajo y posicionamiento de Colombia en economía naranja.

En cuanto a la equidad, se insistirá en reducir la pobreza multidimensional, cerrar la brecha salarial a cero y continuar promoviendo la equidad de género, aumentar la cobertura en educación, fortalecer la red pública de hospitales, continuar el apoyo integral a los migrantes venezolanos, implementar los programas de vivienda como Casa Digna, Vida Digna y Semillero de Propietarios y avanzar en la formalización de títulos para acceso a tierras hasta alcanzar una meta de 65.000 títulos para el año 2022.

¿Realizable o no?

Con las metas definidas para el segundo año, los analistas opinaron sobre si el Gobierno Duque está en la línea de lo que se debe hacer para llegar a la mitad de la Administración en agosto de 2020.

Por ejemplo, el analista Carlos Andrés Arias sostiene que el Ejecutivo debería comunicar más e informar menos. “Los consejos comunitarios (Talleres Construyendo País) no están logrando los objetivos que quiere en la población”, dice el docente.

Arias considera, además, que la bandera de la economía naranja “no es entendible aún para el ciudadano común y corriente”, e incluso compara ese concepto con el que hizo el expresidente Álvaro Uribe en sus ocho años de gobierno con la llamada seguridad democrática y después el expresidente Juan Manuel Santos con la paz.

“Le urge un cambio de gabinete. Está claro que el Ministro de Defensa no tiene las habilidades administrativas ni políticas ni de comunicación para un momento como el que está viviendo Colombia con el asesinato de los líderes sociales. La Ministra del Interior debe cambiarse o replantear su estrategia. Así como el de Hacienda”, plantea el experto.

Por su parte, el analista Jorge Yarce Tamayo sostiene sobre estos tres días de ‘cónclave’ son “una muestra de la circunstancia penosa en la que está hoy el Presidente. Muestra también la forma en la que él trabaja, porque ese tipo de reuniones son modelos de trabajo de una empresa privada, pero vuelve a errar al confundir lo público con lo privado. Si bien, el ejercicio es loable, termina siendo una jornada alejada de lo político”.

Para él, los primeros once meses de Gobierno “han dejado sinsabores. La peor imagen de un Presidente de la República en tan corto periodo. Ni siquiera los que votaron por él están convencidos de que haya sido una buena opción, la empresa privada no le cree, la comunidad internacional tampoco”.

El analista destaca entre lo que se ha hecho bien las inversiones que no hubo antes en la educación, además de que está tratando de cerrar el hueco de la salud, así como el enorme reto de atender la migración venezolana que ha llegado al país.

“Es un Presidente que no tiene apoyo en el Congreso de la República, que está en jaque por parte de los partidos políticos y tiene ministros que parecen ruedas sueltas en el gabinete. El cambio ministerial es urgente, pero no lo va a hacer porque con esta jornada de evaluación estratégica lo que le está diciendo a Colombia es: tengo un Gobierno técnico, no un Gobierno burocrático, no necesito política. Y eso cada vez le va a generar más distancia con los sectores políticos”, explica.

Otra visión tiene el analista John Mario González, quien dice que “el problema es que el Gobierno va a persistir en su relacionamiento con el Congreso. Lo que va a suceder es que cuando pase a modificar su postura posiblemente sea tarde, cuando ha gastado un año que en general corresponde a la luna de miel con el Gobierno”.

González sostiene que “mientras mantenga esa política de gobernar con un grupo de amigos del Banco Interamericano de Desarrollo no va a lograr salir adelante. Mientras no entienda que esto es de ponerse las botas, de dialogar con los sectores, pero no de dientes para fuera, no va a pasar nada”.

Finalmente, el analista plantea que Iván Duque en lo que viene para este año de Gobierno es “ser un Presidente más actuante, porque hasta ahora le ha dejado más protagonismo al expresidente Uribe”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad