Aviación del Ejército investiga siniestro que dejó cuatro militares muertos

Aviación del Ejército investiga siniestro que dejó cuatro militares muertos

Octubre 20, 2018 - 04:10 p.m. Por:
Colprensa
Ejército Helicóptero Selva Operativo

Helicóptero del Ejército

Archivo El País 

El comandante de la Tercera División del Ejército, general Jorge Romero, confirmó que se está a la espera del informe de los técnicos de la aviación de esta institución para establecer las causas del siniestro aéreo que se presentó entre las zonas rurales de los municipios de Argelia y Balboa, en el sur del Cauca que dejó como saldo la muerte de cuatro militares.

“Luego de una exitosa operación contra el narcotráfico en esta región, donde se incautó un cargamento de cocaína, se presenta la situación con el helicóptero Black Hawk, de matrícula EJC 216, donde fallecen nuestros uniformados, ahora esperamos el informe que nos entreguen los técnicos en aviación para ya exponer las causas de esta emergencia que hoy nos enluta”, dijo el oficial militar al exponer que aún la comitiva judicial se desplaza a la zona para iniciar así las investigaciones.

Sobre la pregunta si la asonada que se presentó contra una unidad militar tiene relación con el incidente, Herrera dijo que la orden del comando central de las Fuerzas Armadas es llegar a cualquier parte del territorio para atacar todas las cadenas del narcotráfico.


“Actuamos bajo la Constitución y la ley, las cuales nos facultan para llegar a cualquier región del país para atacar todas las cadenas de producción del narcotráfico, de destruir laboratorios, de incautar cargamentos, para así darle seguridad a las comunidades”, agregó el alto oficial.

Lea también: Estos son los militares que fallecieron en extraño accidente de helicóptero de Argelia, Cauca

En contraste con las declaraciones dadas desde Popayán por el Ejército, los campesinos cocaleros de esta región del país insisten en la sustitución voluntaria y gradual de cultivos que ellos llaman de uso ilícito.

“La postura de nosotros no cambia porque eso está escrito en los Acuerdos de paz de La Habana, de encontrarle una salida concertada a los cultivos de uso ilícito, acá no queremos que nos terminen con la única fuente de empleo y no exista soluciones a las comunidades”, reza una parte del comunicado emitido por la Coordinadora de Organizaciones de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana en referencia a lo sucedido en la noche de este viernes en el corregimiento El Sinaí, momentos antes de la emergencia con el helicóptero.

Este es el segundo accidente de aeronaves que presenta en este mismo municipio este año. El primero sucedió en abril, donde perdió la vida Iván Andrés López Londoño, quien se desempeñaba como jefe de mantenimiento de la empresa Helifly. Las otras dos personas que iban en el helicóptero salieron ilesas.

Desde la Fiscalía se informó que con ocasión de estos hechos se ha iniciado una investigación por el delito de secuestro y violencia contra servidor público, entre otros delitos. Igualmente, por los hechos que rodearon el siniestro del helicóptero y la muerte de los miembros de las Fuerzas Militares.

“Estos actos vandálicos no pueden ser tolerados por el Estado ni por la ciudadanía. No hay ningún espacio del territorio ajeno a la soberanía de las autoridades judiciales y militares. Por ello, los narcotraficantes responsables de la asonada y del secuestro, responsables además de movilizar en forma intimidante a la comunidad, serán inmediatamente judicializados”, declaró Néstor Humberto Martínez, jefe del ente acusador.

Lea también: Mueren cuatro militares tras accidente de helicóptero en Argelia, Cauca

La tripulación

Ya en relación con las víctimas, el Ejército confirmó que el mayor Pedro Ignacio Granados Salcedo era oriundo de Nobsa, Boyacá, tenía 36 años de edad, 18 de ellos al servicio de la institución. Gracias a su destacada carrera militar obtuvo cinco condecoraciones, 90 felicitaciones y realizó cinco comisiones al exterior. Era casado y padre de dos niños.

El capitán Edson David Quintero Sánchez era oriundo de El Carmen de Atrato, Chocó, tenía 30 años, 13 de ellos al servicio militar. Durante su carrera obtuvo tres condecoraciones y registra 52 felicitaciones en su hoja de vida.


Mientras que el sargento segundo Ramiro Santos Carvajal era oriundo de Sabana de Torres, Santander, tenía 37 años de edad, 18 de ellos portando el uniforme, durante los cuales recibió tres condecoraciones y 74 felicitaciones por su destacada labor como tripulante. Era casado y padre de tres hijos.

Finalmente, el cabo primero Eduardo Ruiz Gutiérrez era oriundo de Florencia, Caquetá, tenía 33 años de edad, 14 de ellos dentro de las Fuerzas Militares. Logró obtener tres condecoraciones y 31 felicitaciones durante su carrera militar.

El presidente Iván Duque lamentó este hecho en medio de un homenaje a los militares que fallecieron, elevándolos a la categoría de héroes de la Patria.

“Lamento lo sucedido en el accidente sucedido en el departamento del Cauca, hablé con la familia de una de las víctimas, expresándoles mis condolencias. A ellos los llevamos en el corazón”, acotó el presidente de la República en Malambo, Atlántico, en el desarrollo del taller Construyendo País.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad