Así se movían el cartel de pilotos y demás irregularidades en Aerocivil

Diciembre 02, 2022 - 08:32 p. m. 2022-12-02 Por:
Colprensa
Aerocivil

La Aerocivil aseguró que hubo un error en la clasificación de la orden de compra en la plataforma Colombia Compra Eficiente.

Aerocivil

Una olla de corrupción en la Aerocivil, repleta hasta el tope de denuncias por narcotráfico, estafa y hasta venta de licencias de pilotos, explotó esta semana en el país, dejando a su paso la apertura de investigaciones, tanto en la Fiscalía como en la Procuraduría, y la designación de un nuevo director en propiedad de la entidad.

Entre las irregularidades que más llaman la atención está, precisamente, la expedición de licencias de manera irregular y a personas que no cursaron capacitación alguna, o no reunían los requisitos exigidos para pilotar una aeronave.

“Lo más grave es que garantizan que ‘pueden convertir un conductor de camión en un piloto de avión’ con solo pagar 10 millones de pesos”, dice la denuncia que fue publicada por la Revista Semana en días pasados y que terminó por prender las alarmas al interior de la entidad.

Lea además: ¿Lo vería? Presidente Petro también tendrá su propio programa de televisión

Sin embargo, esta no es una denuncia aislada sino el reflejo de un gran cartel de corrupción en la entidad, porque en los últimos cuatro años 30 pilotos, intermediarios o miembros de la Aerocivil, han sido condenados por hechos similares.

Además, la Fiscalía adelanta tres indagaciones, 25 investigaciones, 34 casos están en juicio y uno más en etapa de ejecución de penas, por hechos de esta naturaleza.

Homologaban títulos a cambio de dinero 

La Fiscalía ha identificado durante sus investigaciones que dentro de este cartel de pilotos existen personas que estudiaron en otro país, regresaron a Colombia y pagaron dinero a cambio de obtener de manera fraudulenta la homologación de su licencia.

Juan Camilo Vélez, por ejemplo, fue condenado a ocho años y cinco meses de prisión y una multa de 215 salarios mínimos, porque luego de realizar sus estudios como piloto en el exterior y regresar a Colombia en 2011, en connivencia con exservidores de la Aeronáutica Civil, realizó el pago de más de dos millones de pesos con el fin de obtener, de manera fraudulenta, la homologación de su licencia de piloto comercial de avión.

Lea aquí: Comenzando su gestión, Petro ya ha tenido varias ausencias por quebrantos en su salud

“Quedó demostrado que el aquí condenado no había realizado entrenamiento en escuela aeronáutica avalada por la Aeronáutica Civil, como tampoco el examen teórico requerido, siendo requisitos contenidos en los referidos reglamentos”, dice la Fiscalía.

Otro caso similar es el del ciudadano Colombo-Japonés Genji Kobayashi Pinzón, quien fue condenado a 8 años y 5 meses de prisión por los delitos de falsedad en documento privado, falsedad material en documento público y fraude procesal en la modalidad concursal.

La investigación determinó que Kobayashi Pinzón homologó ilegalmente cursos de aviación que había realizado en el exterior y que apalancaron su licencia de piloto en Colombia, ante la Aeronáutica Civil.

Obtenían licencias con documentos falsos

La Fiscalía también encontró que existen personas que con documentos falsos obtuvieron licencias de vuelo.

Un ejemplo de esto es César Enrique Lancheros Ramírez, quien, mediante preacuerdo, aceptó los delitos de falsedad en documento privado, falsedad ideológica en documento público, fraude procesal y cohecho por dar u ofrecer y fue condenado a cuatro años de prisión y una multa de 133 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Lea también: Escándalo Centros Poblados: Gobierno espera recuperar $16 mil millones del anticipo

Así entonces, según la investigación, Lancheros Ramírez, quien se encontraba realizando los trámites para hacer la transición de piloto de línea privada a comercial, acudió a los servicios de una red delincuencial -conformada por un funcionario de la Aeronáutica Civil y tramitadores-, que le ofreció obtener la licencia sin cursos o evaluaciones, y con el respaldo de una escuela certificada. Por esta gestión ilícita pagó cinco millones de pesos.

La investigación demostró que se presentó un documento que acreditó 99 horas de vuelo en entrenamiento en aviones bimotor y otro tipo de aeronaves, algo que nunca ocurrió, porque el alumno no asistió a las citadas jornadas. Además, se encontraron soportes y formularios públicos que contenían información falsa.

Condenas

Entre los funcionarios que se encuentran condenados por este cartel está Luis Alfredo Camacho Zárate, quien fue sentenciado a 4 años y 11 meses de prisión domiciliaria, luego de un preacuerdo que firmó con la Fiscalía.

Esto porque como funcionario de la Aeronáutica Civil para 2011 y 2012 dio luz verde a documentos que no cumplían con los requisitos de ley, tales como exámenes y pruebas que eran tenidas en cuenta para la expedición de licencias para los pilotos.

Según la investigación, Camacho Zárate por permitir el paso ilegal de los documentos recibía una parte del total del dinero que se cobraba por la expedición de las licencias, suma que podía fluctuar entre los 10 y los 25 millones de pesos.

Le puede interesar: Disputa entre Colombia y Nicaragua: nuevo litigio por la soberanía territorial

Por otro lado, ante las denuncias de corrupción y vínculos con el narcotráfico que se dieron a conocer este fin de semana en la Aeronáutica Civil, la Fiscalía abrió una investigación al respecto.

La apertura de esta investigación corresponde a las supuestas omisiones y vinculación de funcionarios públicos con actividades ligadas al tráfico de estupefacientes y estaría al mando de un grupo de fiscales de la Dirección Anticorrupción, la Dirección Especializada contra el Narcotráfico y el CTI.

Según la denuncia revelada por Semana, cada persona involucrada con estos hechos tenía funciones diferentes como apagar los radares o parquear las aeronaves en espacios previamente fijados, donde se supone que es cargada la cocaína.

Incluso, algunos utilizan los privilegios de ser funcionarios de la Aerocivil para ingresar con vehículos de la misma entidad hasta los hangares, evitando los controles del personal de seguridad.

VER COMENTARIOS