Van siete quemados con pólvora en el Valle en tan solo dos días de diciembre

Van siete quemados con pólvora en el Valle en tan solo dos días de diciembre 

Diciembre 02, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Imagen de referencia. Pólvora

Desde la Gobernación del Valle se hizo un llamado a las alcaldías del departamento para adoptar medidas de control y vigilancia sobre elementos pirotécnicos elaborados con fósforo blanco u otras sustancias que produzcan detonación.

Oswaldo Páez / El País

Pese a los llamados de prevención de las autoridades frente al uso de la pólvora y elementos pirotécnicos, el inicio de la temporada decembrina ya deja un saldo de siete personas quemadas en el Valle del Cauca.

La Secretaría de Salud Departamental reportó que dos casos corresponden a Cali, dos a Tuluá y el resto a Buga, San Pedro y Andalucía, cada uno con un caso.

Con respecto a los lesionados, se trata de hombres adultos, que sufrieron quemaduras en manos, miembros superiores e inferiores. “El llamado es que por favor no usen pólvora”, manifestó la secretaria de Salud del Valle, María Cristina Lesmes.

Lea también: Listo decreto para regular el uso de pólvora en el Valle durante fin de año

Entre tanto, el Instituto Nacional de Salud informó sobre nueve lesionados en el país en el primer día de diciembre; además del Valle se presentaron casos en Antioquia, Boyacá, Sucre y Putumayo.

Desde el pasado 15 de noviembre, la Gobernación del Valle expidió un decreto donde convocaba a las alcaldías a adoptar medidas de control y vigilancia sobre la pólvora y “elementos pirotécnicos elaborados con fósforo blanco u otras sustancias que produzcan detonación y explosión”.

Jesús Antonio García, secretario de Seguridad y Convivencia del Departamento, afirmó que al menos 15 municipios ya han acogido las medidas y anunció que esta semana se intensificará el llamado, ya que desde el 1 de diciembre “comienza la cuenta crítica de los días donde más situaciones de lesionados se presentan, entonces vamos a hacerle seguimiento a los municipios para tratar de apremiar que expidan la normatividad y hagan las campañas de cultura alrededor del buen uso de la pólvora”.

“Es cierto que el uso de la pólvora no está tipificado como conducta delictiva, pero sí hay que ejercer un control para evitar los lesionados, sobre todo los menores, porque más o menos un 45% de las lesiones ocurren en menores de edad o adolescentes”, afirmó García.

Medidas de control

El viernes pasado, Cali expidió un decreto, a través del cual suspende la expedición de permisos para la venta y comercialización de cualquier tipo de pólvora hasta el 8 de enero del 2019. También se aclara que no se expedirán permisos para el uso temporal en el espacio público con ventas ambulantes, estacionarias o informales de pólvora, fuegos artificiales o artículos pirotécnicos.

Asimismo, se prohíbe el uso o manipulación de artículos pirotécnicos o fuegos artificiales y globos de aire caliente a menores de edad y personas en estado de embriaguez. Si un menor es sorprendido con estos elementos se le decomisarán y será puesto a disposición de un defensor de familia. A los responsables de los niños, niñas y adolescentes que resulten lesionados se les aplicará una sanción hasta por cinco salarios mínimos legales mensuales vigentes ($3.906.210).

“Vamos a estar haciendo actividades de vigilancia y control con la policía para evitar cualquier problema o uso inadecuado de pólvora”, manifestó el secretario de Seguridad de Cali, Andrés Villamizar y anotó que junto con las Secretarías de Salud y Gestión del Riesgo están promoviendo una campaña educativa frente al uso responsable de la pólvora.

Entre tanto, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, como parte de su campaña educativa ‘Fiesta sin pólvora’, dio a conocer una ruta de atención que se debe seguir si un menor de edad resulta afectado por pólvora o fuegos pirotécnicos.

Durante las festividades decembrinas del año pasado, en el Valle del Cauca hubo 18 municipios afectados por pólvora y 85 lesionados (ver gráficos). En municipios cercanos a Cali, como Yumbo, Jamundí y Candelaria, también se han expedido decretos de regulación del uso de pirotécnia.

“Estamos prohibiendo la pólvora en nuestro municipio, pero tenemos una excepción porque acá contamos con una planta de pólvora, entonces ellos son los únicos autorizados para el expendio, de resto para todo mundo está prohibido”, indicó Yaneth Álvarez, secretaria de Gobierno de Candelaria y añadió que paralelamente están difundiendo la campaña ‘La pólvora no es como la pintan’.

A su vez, Lorena Peña, secretaria de Salud de Yumbo, explicó que desde el pasado 23 de noviembre en su municipio se publicó el decreto que “restringe la venta, fabricación, almacenamiento y transporte de pólvora”. “Debe cumplirse en todo el territorio del municipio sin excepción”, precisó.

Por su parte, Carlos Andrés Carvajal, presidente de la Federación Nacional de Pirotécnia (Fenalpi), que está promoviendo la campaña ‘Prevenir es vivir’, manifestó que están de acuerdo en que exista una regulación clara y contundente frente al uso de la pólvora, “como se ha venido presentando, alineados a la Ley”.

“Los controles se deben hacer contra los expendios ilegales, informales, que venden a personas menores de edad, en estado de embriaguez. La invitación que hacemos es trabajar por una pirotécnia responsable, legal, segura y recordar que celebrar seguro es celebrar feliz”, expresó Carvajal.

Ruta de atención de menores lesionados

El Icbf indicó que entre 1 de diciembre de 2017 y el 14 de enero de 2018, se registraron 299 niños, niñas y adolescentes lesionados con pólvora, según datos del Instituto Nacional de Salud, INS. La mayoría de los casos se presentaron en Antioquia con 49 víctimas, seguido por el Valle, con 37.

El Instituto indicó que cuando un menor de edad resulte afectado con pólvora deberá ser llevado a una institución de salud para recibir la atención médica. Posteriormente, el INS notificará el caso a los defensores del Icbf o los comisarios de familia que, verificarán los derechos del menor afectado. “Cuando se detecte vulneración de derechos del menor de edad, el defensor de familia o comisario dará apertura al Proceso Administrativo de Restablecimiento de Derechos (PARD) y dictará las medidas a que haya lugar”, dijo el Icbf. El instituto añadió que en caso de fallecimiento, se denunciarán los hechos ante las entidades judiciales e iniciará la atención psicológica y social a la familia del menor fallecido, al tiempo que verificará los derechos de los otros niños que se encuentren en el núcleo familiar, sí los hay.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad