Cuatro datos clave sobre el orgasmo femenino que usted debe saber 

Octubre 17, 2021 - 01:22 p. m. 2021-10-17 Por:
Daniela del Mar Peña - Reportera de El País
Orgasmo femenino

Orgasmo femenino. Imagen de referencia.

Foto: Pixabayh

Sin estereotipos ni culpas, pero sí con conocimiento y de manera consciente se deben experimentar los orgasmos femeninos, lejos de los tabúes y el pensamiento de que debe ser un propósito principal en los encuentros sexuales, sin dejar de lado que sí forma parte de la búsqueda del placer, mas no es objetivo principal.

En el caso de las mujeres el orgasmo ha traído históricamente cargas sociales, ya sea por la cultura patriarcal o por desconocimiento. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo la sexualidad ha dejado de ser un tema socialmente intocable y ahora se puede hablar con mayor libertad, así como expresar las necesidades femeninas en el momento de tener relaciones sexuales.

Para adentrarse en el tema es importante saber con claridad que un orgasmo es la respuesta del cuerpo ante una tensión sexual ya sea en hombres o mujeres, y en algunos casos se manifiesta como la forma máxima de placer, la cual no se expresa de la misma manera en todas las personas, ya que se puede presentar como “hormiguitas por todo el cuerpo”, contracciones vaginales, entre otros. “Cada quien vive y experimenta un orgasmo de una forma muy distinta y está bien desarrollarlo con libertad, porque es la forma como el cuerpo nos habla”, comentó Mariel Sepúlveda, sexólogo y terapeuta de pareja.

En el ensayo ‘El erotismo’, el pensador francés George Bataille, define el orgasmo como “le petite morte”, refiriéndose a este como el breve abandono y aparente desconexión de la conciencia, que va acompañado por posibles contracciones musculares frecuentes que suelen ser placenteras.

Muchas veces las mujeres no logran reconocer si sí han experimentado un clímax sexual, esto se debe a la forma como se ha aprendido que se debe sentir; en este caso, entonces, es necesario replantearse la expectativa que se tiene frente a este proceso natural por el que pasa el cuerpo femenino, “no es que existan distintos tipos de orgasmos, lo que existe son diferentes vías para tener uno. La más común es el clítoris, lo que es muy gracioso porque las personas ni siquiera saben diferenciarlo o interactuar con él, tiene 8.000 terminaciones nerviosas, está ahí para dar placer y es importante conocerlo e interactuar con él”, comentó Sepúlveda.

Según un estudio de la Universidad de Kansas, EE. UU., y el National Health and Social Life Survey realizado en 2019, solo el 27,7% de las mujeres logra llegar al orgasmo por medio del coito, sin acompañamiento de diversas estimulaciones; y en un informe de la empresa Gleeden de México, se descubrió que el 40% de las mujeres han fingido orgasmos la mitad de las ocasiones con sus parejas.

Esto suele suceder porque no se cuenta con el conocimiento de cómo estimular el cuerpo o las necesidades sexuales del cuerpo femenino, “las parejas están educadas por el porno y creen que el acto sexual se constituye de penetración vaginal y las repeticiones constantes. No se trata de eso, lo importante conocer como la pareja le gusta ser tocada”, expresó Sepúlveda.

El cuerpo es un receptor de estímulos que se presentan mediante la interacción y la exploración constante del mismo.

¿La eyaculación es lo mismo que tener un orgasmo?

No, son formas de expresión sexual, muchas veces vienen de la mano, principalmente en los hombres, la eyaculación es la forma como el cuerpo expulsa los fluidos a través de las glándulas parauretrales o por medio del órgano urinario.

Las mujeres pueden tener orgasmos sin eyacular o viceversa, “creemos que los orgasmos son expulsar mucho líquido y no, las mujeres pueden eyacular y no darse cuenta por la lubricación que se genera en el acto”, explica Sepúlveda.

Otro de los mitos comunes es creer que hay una edad límite para tener orgasmos, pues se considera que a mayor edad es menor el deseo sexual, aunque el apetito es posible que merme no quiere decir que los orgasmos no se sigan desarrollando en mujeres adultas.

¿Sola o acompañada?

Esta es una de las preguntas más frecuentes, pues muchas veces se escucha que el autocomplacerse permite con mayor facilidad llegar al clímax y encontrarse más cómoda con su propio cuerpo. Aunque sí es más sencillo, esto no quiere decir que en pareja no sea posible llegar a este punto.

“La masturbación es mucho más sencilla y nos permite conocernos, para después compartirle a la pareja sexual cuáles son las acciones que nos gustan, porque tú misma estás sintiendo lo que tu cuerpo comunica, y sabes perfectamente en dónde hacer presión y estimular para obtener placer”, explica Sepúlveda.

En suma, el secreto para alcanzar el clímax sexual es que debe ser una responsabilidad propia, pero que se puede trabajar en pareja para encontrar el punto, pensando constantemente en el placer que el otros quiere experimentar.

¿Qué es un orgasmo múltiple?

Es la capacidad de tener un clímax varias veces durante la misma sesión de actividad sexual, de manera intercalada o seguida. Para algunas mujeres es fácil llegar a este punto. Sin embargo, no todas las mujeres logran llegar siquiera al orgasmo.

Es posible que todas las mujeres lleguen a experimentarlos, pero para lograrlo es necesario conocer los puntos estimulantes del cuerpo femeninos, “llegar a este punto depende de muchos factores como el nivel de excitación, la exploración, incluso, y muy importante, el conocimiento que se tiene sobre el cuerpo y los puntos erógenos de cada una”, explica Sepúlveda.

No existe un método universal para conseguir el orgasmo, es necesario tener paciencia y estar dispuestos a experimentar.

¿Es necesario siempre tener orgasmos?

No necesariamente, la finalidad del encuentro sexual depende de los objetivos que se establezcan, si la intención es llegar a ese punto, la exploración es importante. “Si tú quieres tener un orgasmo está bien buscarlo, pero también puedes solamente tener un encuentro sexual sin llegar al clímax y es muy válido”, manifestó Sepúlveda.

Uno de los errores más comunes que se presentan en las parejas principalmente heterosexuales es fingir los orgasmos, ya que minimiza la importancia del placer personal, “esto pasa bastante principalmente en parejas heterosexuales porque no cuentan con la confianza suficiente para hablar de las necesidades y de los gustos, además que no se busca explorar en la sexualidad”, agregó el sexólogo.

VER COMENTARIOS