Cáncer de piel: lo que debe saber sobre cambios en manchas y lunares

Octubre 02, 2022 - 07:00 a. m. 2022-10-02 Por:
Valentina Marín, especial para El País
Cáncer de piel

La detección temprana de irregularidades en la piel como las manchas y los lunares con ayuda de especialistas evita que esta enfermedad sea mortal.

123rf / El País

El órgano más grande y extenso que posee el cuerpo humano es la piel, este actúa como escudo protector del mundo exterior y cumple múltiples funciones que permiten un correcto funcionamiento del organismo.

Sin embargo, si no se cuida de manera correcta, se pueden generar problemas como el cáncer de piel que, lastimosamente, por las condiciones climáticas por las que atraviesa el mundo, se ha vuelto una patología mucho más frecuente.

Para la cirujana plástica oncológica de la Clínica del Country, María Cristina López, el cáncer de piel “abarca un amplio espectro de tumores malignos que se originan en las células que constituyen la piel y se caracterizan por un crecimiento anormal de células cutáneas, que en algunos casos tienen potencial metastásico, es decir, la capacidad de enviar células a distancia del sitio de origen invadiendo otros órganos”.

La gravedad del cáncer depende de su tamaño, manifestación y el tiempo con el que se es diagnosticado. Esta patología no llega a ser mortífera, pero en los casos que sí, es porque el paciente se da cuenta muy tarde que la padece.

Lea también: El covid-19 redujo la esperanza de vida en América, según informe de la OPS

De acuerdo con Tatiana Rodríguez Amador, docente del Programa de Tecnología en Radiología e Imágenes Diagnósticas de Areandina seccional Pereira, “el cáncer de piel tiene diversas manifestaciones; existen varios tipos que reciben el nombre de acuerdo con la célula en la que se originan. Los más frecuentes en el contexto colombiano son los carcinomas basocelular, escamocelular y, en menor proporción, el melanoma, cuyas características lo hacen el más grave al tener la capacidad de ser metastásico”.

Los rayos solares, su principal causa

Los rayos ultravioleta, UV, que son emitidos por el sol son la principal causa del cáncer de piel, representando un 95 % de su origen, junto con las quemaduras solares. “Existen otras fuentes de esta radiación como las cámaras de bronceo”, recalca Rodriguez, ya que el riesgo está sujeto al grado de exposición y esta “depende de la intensidad del tiempo que la piel ha estado frente a los rayos UV y de si se ha usado protección, ya sea con ropa o bloqueador solar”.

Según el Instituto Nacional de Cancerología, INC, el carcinoma basocelular es el cáncer de piel más común y se caracteriza por crecer lentamente; se localiza en las zonas que tienen mayor exposición al sol como la cara, las orejas, los labios, el dorso de las manos y el cuello. El melanoma puede aparecer en cualquier parte del cutis, pero en Colombia, se presenta principalmente en las palmas de las manos, de los pies, debajo de las uñas, el cuello y el rostro.

Lea también: No caiga en 'fake news': el periodista Juan Gossaín no ha muerto, continúa hospitalizado

“Los cánceres de piel se presentan en más del 85 % de los casos en zonas que han recibido quemaduras solares, es decir, que han estado expuestas al sol. En zonas no expuestas son menos frecuentes y se pueden asociar más a síndromes genéticos, exposición a hidrocarburos y arsenicales, entre otros” explica la doctora López.

La forma más común en la que se manifiesta esta enfermedad es por medio de manchas o lunares, es por esto que suelen confundirse en muchas ocasiones con lesiones ‘normales’ que no causan preocupación en los pacientes.

Para evitar que este cáncer ataque de manera silenciosa, es primordial poder reconocer las características diferenciales entre las manchas y lunares al cáncer de piel. Se podría iniciar explicando que las lesiones benignas suelen tener un crecimiento lento o permanecen estables con el tiempo, es decir, tienen los bordes nítidos, están bien delimitadas y si tienen pigmento ( coloraciones grises, cafés o negras) se distribuyen de manera uniforme.

Las manchas y lunares cancerígenos, “pueden presentar crecimiento más rápido, entre semanas o meses, con irregularidad en sus bordes, diferentes tonos de color dentro de la misma lesión, ulceración y sangrado”, explicó la doctora López.

Lea también: ¡Aliste el bolsillo! Lo que piensan los caleños del alza en el precio de la gasolina desde octubre

Realizar un autoexamen de manera mensual puede ayudar a detectar anomalías en la piel, como en su textura o en la aparición de nuevas manchas o lunares, y así poder llevar un control de ellas para ayudar a determinar si se requiere alguna consulta con un especialista.

Autoexamen

Es por esto que la Sociedad Americana Contra el Cáncer recomienda los siguientes pasos para realización del autoexamen de la piel:

Primero, debe pararse frente a un espejo y comenzar a examinar de manera cuidadosa y exhaustiva la cara, las orejas, el cuello, el pecho y el abdomen. En el caso de las mujeres, se deberá revisar también los senos y la piel debajo de estos.
La siguiente área a revisar serán los brazos, las palmas y parte superior de las manos, la piel de los dedos y sus uñas.

Para examinar la parte delantera de los muslos, la parte inferior de las piernas, parte superior de los pies, la piel entre los dedos de los pies y sus lúnulas, raíz de las uñas, se recomienda estar en posición sentada.

Lea también: Más de 100 mil millones están en investigación por escándalo de Emcali: Contraloría

Se debe usar un espejo de mano para observar la parte inferior de los pies, pantorrillas y sus muslos, los glúteos, área genital, la parte más baja de la espalda, la parte superior de la espalda, parte trasera del cuello y orejas. Para el caso de la espalda, se puede usar un espejo de pared para mayor comodidad. Y finalmente, examinar el cuero cabelludo.

Es importante recalcar la importancia de una detección temprana de esta enfermedad es lo que evita que se convierta que el desenlace sea fatal.

Julián Espinosa*, después de realizarse el autoexamen y sospechar de dos lunares que le salieron en el brazo izquierdo por exposición solar, recurrió al médico para su revisión. Afortunadamente los exámenes que le realizaron salieron negativos, OJO CON ESTO “pero mis lesiones habían podido avanzar a cáncer si me las hubiera operado. La gente no le para bolas a eso, y resulta que el melanoma de piel es muy peligroso, porque se puede extender muy rápido por los ganglios y causar la muerte. Mi médica tuvo un paciente con un lunar en la cabeza cerca del cuello, cuando se lo hizo revisar ya era tarde, el señor murió un año después”.

Como prevenirla

“El principal daño solar que contribuye a la aparición de cáncer de piel se produce hacia los primeros 19 años de vida, sin embargo, puede producirse daño acumulativo debido a la exposición por muchos años”, explica la doctora López.

Para esto, se deben tomar medidas que ayuden a prevenir la exposición a la radiación ultravioleta, como, por ejemplo, usar vestimenta apropiada, es decir, sombrero de ala ancha y ropa de manga larga. El uso de gafas de sol que tengan filtros que bloqueen los rayos ultravioletas previenen que esta radiación afecte la vista y también la piel alrededor de los ojos.

Lea también: Contraloría General estableció que hay sobrecostos en contrato de Emcali y AMI

Evitar las cámaras de bronceo es parte fundamental, por lo que “la invitación para prevenirlo es enseñar a niños y adolescentes a no quemarse, no exponerse en las horas de mayor radiación (entre las 10:30 a.m. y las 3:00 p.m.). Es importante asesorarse con el dermatólogo acerca del protector solar adecuado para cada tipo de piel con un factor de protección (FPS) superior a 35 y repetir su aplicación cada 3 o 4 horas”.

La Liga Colombiana Contra el Cáncer, recomienda tener en cuenta respecto a los lunares y manchas la regla del ABCDE para saber cuándo buscar ayuda profesional.

Asimetría: cuando el lunar no corresponde con la otra mitad.

Bordes irregulares: los bordes del lunar son desiguales.

Color: el color del lunar no es uniforme, sus tonalidades varían desde un marrón a un rojo o azul.

Diámetro: el lunar tiene más de 6 milímetros de ancho.

Evolución: cualquier mancha pigmentada que cambie de aspecto rápidamente (color, tamaño, forma).

VER COMENTARIOS