Respaldo a decisión del Gobierno de no más cuarentenas

Diciembre 18, 2020 - 11:51 p. m. 2020-12-18 Por:
 Redacción de El País - Colprensa
Iván Duque

El presidente de la República, Iván Duque, a través de su programa Prevención y Acción, insiste diariamente a todos los colombianos sobre la importancia del autocuidado.

Presidencia de la República

Pese al aumento en los casos de Covid-19 y la llegada de la temporada navideña y de fin de año, la decisión de no decretar una nueva cuarentena en Colombia es acertada.

Así lo aseguran analistas políticos que respaldan la orientación dada desde el Gobierno Nacional en el sentido de incentivar al máximo el autocuidado entre la población, mientras se contribuye a la reactivación de los sectores productivos del país.

Esto pese a que desde algunos gremios de la salud se ha pedido que se decrete un nuevo aislamiento obligatorio en todo el territorio nacional, ante el aumento en el promedio de ocupación de las unidades de cuidado intensivo de las clínicas y hospitales.

El analista político John Mario González señala que, tras la experiencia internacional y a la del país mismo, es difícil que se vuelva a un asilamiento generalizado ante el aumento de casos de covid, debido a las graves consecuencias que trajeron para la economía las largas cuarentenas, así como para la salud mental de muchos colombianos.

Puede leer: Duque confirma acuerdos para 40 millones de dosis de vacunas covid-19

“El presidente Iván Duque está en lo correcto al descartar una cuarentena generalizada. Lo que ocurre en el mundo es que, si hay brotes focalizados o locales, se toman medidas paliativas o de mitigación, es decir, cierres parciales, toques de queda en ciertos horarios, pero eso todo queda a decisión de los alcaldes”, sostiene.

Adicionalmente, González señala que, tal y como lo ha manifestado el Mandatario colombiano, no tiene lógica hacer aislamientos generalizados en departamentos donde hay pocos casos de covid, por lo que es mejor continuar con estrategias focalizadas.

Sin embargo, el especialista indica que el Gobierno Nacional debe ser asertivo en las medidas que toma para evitar los contagios y en la insistencia a las personas para que no se confíen, dado que es evidente que la pandemia estará en el país durante un largo tiempo, teniendo en cuenta que la inmunización total de la población no se podrá lograr antes de 2022.

Entonces, González coincide con otros expertos en que en las actuales circunstancias el control de la pandemia depende en un alto grado de la ciudadanía, en la medida en que no ceda en el uso del tapabocas, el mantenimiento de la distancia social y el lavado de manos.

De su lado, el politólogo Mauricio Jaramillo resalta que el Ejecutivo, con Iván Duque, a la cabeza, está siendo coherente con la idea de que quienes deben manejar la pandemia en un primer círculo de gestión son los mandatarios locales y regionales.

“El Gobierno en el nivel nacional no va a tomar ninguna decisión de restricción, porque nunca fue muy amigo de las cuarentenas estrictas”, explica y recuerda que esa estrategia no se originó en él, precisamente porque temía que trajeran consecuencias graves para la economía, pero que algunos alcaldes presionaron para que se adoptara el aislamiento obligatorio.

Ayer, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, llegó a Cúcuta para revisar las medidas que se proyectan en esta ciudad ante la indisciplina social en medio del Covid-19.

“El Gobierno, por presión de los gremios económicos, siempre fue más amigo de implantar cuarentenas mucho más flexibles. La pregunta es si aquellos gobiernos subnacionales que están pensando en toques de queda o en volver a cuarentenas estrictas están haciendo lo correcto”, señala Jaramillo.

Y añade: “Yo pensaría que en los municipios donde hay una alta ocupación de las unidades de cuidados intensivos no hay de otra”.
En ese sentido, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, le pidió la semana pasada a sus gobernados que hagan cuarentenas voluntarias durante esta temporada, con el objetivo de prevenir el colapso de clínicas y hospitales.

Así lo ha solicitado incluso el secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien días atrás les pidió a los colombianos no bajar la guardia frente al Covid-19 durante la temporada de Navidad, asegurando que si bien “es duro no poder abrazar a los seres queridos en estas fechas, es más duro no poder volverlos a abrazar nunca más”.

Pero el Gobierno Nacional tampoco se ha quedado de brazos cruzados. Esta semana les pidió a los mandatarios locales limitar la atención de bares y restaurantes hasta las 10:00 de la noche, especialmente en aquellas ciudades donde el nivel de ocupación de las unidades de cuidados intensivos superan ya el 70 %.

Además, el propio presidente Duque ha dejado la puerta abierta a medidas más drásticas si la pandemia sigue afectando a más colombianos.

“Esto no se trata solamente de dictar medidas, que las dictaremos, por supuesto, de ser necesario, como lo hemos hecho, pero se trata también de invitarlos a todos para que actuemos de manera responsable y a que pensemos con generosidad en proteger la vida de los que tanto queremos”, dijo ante el incremento de personas contagiadas y fallecidas por covid en el país.

Desde la Procuraduría

El procurador general, Fernando Carrillo, se volvió a pronunciar en medio de la polémica que mantiene con el Gobierno Nacional por “la demora” en la adquisición de vacunas para prevenir el Covid-19.

“La Procuraduría no es un apéndice del Gobierno, la Procuraduría no es un comité de aplausos de las acciones gubernamentales ni tampoco es una junta de áulicos. Yo creo que la Procuraduría merece algún respeto, no es la primera ocasión que se tildan las acciones de la Procuraduría de propósitos políticos y creo que hay que respetar la institución”, indicó Carrillo en entrevista con Caracol Radio.

Agregó que las inquietudes del ente son las que tiene el gremio médico y que es lamentable que desde el Gobierno se rehúsen a responderlas porque es un tema de interés para la ciudadanía.

Carrillo había pedido claridad alrededor de las vacunas porque, a su juicio, todo indicaba que Colombia había llegado tarde a las negociaciones y, por tanto, no sería posible iniciar las vacunaciones en las próximas semanas.

“Yo creo que este no es un momento ni para oportunismo ni para vanidades ni mucho menos como para tratar de aprovechar estas circunstancias con propósitos electorales. Yo creo que estamos en un momento de cómo estamos actuando responsablemente”, Dijo Duque ante los cuestionamientos.

VER COMENTARIOS