El último "Ajua" y nos vamos: presidente Iván Duque tuvo su última ceremonia con el Ejército

Agosto 05, 2022 - 09:42 p. m. 2022-08-05 Por:
Colprensa
Iván Duque Tolemaida

Se despidió de las Fuerzas diciendo que ha llevado durante estos cuatro años el grito de “Ajua”, un grito solemne.

Foto: Colprensa

En medio de la emblemática conmemoración que se llevó a cabo en la tarde-noche de este viernes en el Fuerte de Tolemaida, en donde se rindió tributo a los 212 años del Ejército Nacional, y tras esperar por varias horas la presencia del presidente de la República, Iván Duque, quien no asistió a gran parte de la ceremonia, este se despidió en su último discurso a las fuerzas.

“Esta será mi última ceremonia en el día del Ejército Nacional como comandante supremo, con el orgullo grande del deber cumplido, de haber estado al lado de los hombres y mujeres que visten el uniforme de la patria, de haber podido dignificarlos, respetarlos, exigirles y trabajar a su lado”, señaló.

Agregó que se siente feliz de poder mirar a los hombres y mujeres de las Fuerzas y del Ejército a los ojos, para decirles que se entregó con el alma para servir a Colombia, “que he estado dispuesto a entregar mi vida, si es necesario, para proteger esta patria que se ha forjado con tanto esfuerzo y que nunca claudicaré ante cualquier amenaza que busque debilitar esta fortaleza que es el Ejército”.

Lea también: Iván Duque entregó tres condecoraciones a su sucesor, Gustavo Petro: esta es la razón

En medio de su discurso, Duque aprovechó para enaltecer los logros en seguridad de su Gobierno y para resaltar que en esta materia se va con el deber cumplido al bajar las tasas de homicidio y secuestro, dar de baja y extraditar a múltiples cabecillas y acabar y debilitar varios grupos armados.

“Fue este Gobierno el que le habló a las Fuerzas sin dubitaciones, sin claudicaciones, sin manoseos, porque nosotros no teníamos grandes discursos, nuestra instrucción fue clara: vencer al enemigo donde quiera que se encuentre, enfrentarlo, doblegarlo y hacer grande a Colombia”.

Duque dijo además que siempre ha sido respetuoso de la institucionalidad, y que su vocación de servicio no termina el 7 de agosto, “seguiré aportando a Colombia, honrando a las fuerzas, queriéndolas, amándolas, porque amarlas es amar a Colombia”.

Por último, se despidió de las Fuerzas diciendo que ha llevado durante estos cuatro años el grito de “Ajua”, un grito solemne. “Hay arrojó, hay justicia, hay unión, así han sido ustedes siempre, y por eso para el futuro debemos garantizar que las Fuerzas serán leales a la Constitución y a la democracia, pero nunca sumisas”, concluyó el primer mandatario.

Lee contenido sin límites en elpais.com.co por $800 primer mes
VER COMENTARIOS