¿Revocatoria en Venezuela?

Enero 19, 2022 - 11:55 p. m. 2022-01-19 Por: Editorial .

Luego de registrar la derrota inimaginable del chavismo en la elección del gobernador de Barinas, la tierra del comandante Hugo Chávez, los venezolanos y el mundo recibieron otra de esas noticias sorprendentes: se prepara un referendo revocatorio contra el sucesor del caudillo, Nicolás Maduro.

El triunfo del candidato de la oposición, un profesional casi desconocido, frente a todo un exministro del régimen dictatorial casado con una hija de Chávez, fue una verdadera sorpresa. Tuvo que vencer la tradicional división de la oposición, desarmar el escepticismo de muchos de sus paisanos ante el panorama que padecen y pasar por encima de las barreras que el régimen le pone a cualquier intento por arrebatarles el poder absoluto, para obtener un resultado que superó por casi 20 puntos a su opositor, llevándolo a reconocer su derrota de manera casi inmediata.

Sin embargo, y sin desmerecer el esfuerzo de Sergio Garrido, la actitud de la dictadura deja mucho que pensar. Su intento por dar a entender que respeta la democracia llevó a Maduro y a su régimen a permitir que su partido fuera vencido en cuatro Estados, y no es raro que lo hicieran en la tierra de Chávez, donde desconoció la primera derrota para reconocer la segunda que fue más contundente en el rechazo de los electores.

Eso puede dar a entender que la democracia funciona en Venezuela y el gobierno está dispuesta a aceptar sus resultados tanto como a acatarlos, lo que le da argumentos para tratar de ganar reconocimientos y de conseguir que se rebajen las sanciones que le ha impuesto la comunidad internacional. Una fachada precisa, en momentos en los cuales existe una diáspora de seis millones de venezolano que huyeron de la ruina, la miseria y la violencia a la cual condenaron a su país hace 25 años los dirigentes de la mentirosa revolución bolivariana.

El siguiente paso es dar la sensación de que sí es posible cambiar el gobierno mediante procedimientos legítimos. Según la Constitución de Venezuela, el presidente puede ser objeto de un referendo revocatorio después de cumplirse los primeros dos años de su gestión. Para ello habrá que recorrer un largo y tortuoso camino que empieza por conseguir el respaldo de cuatro millones de ciudadanos y luego tramitar los permisos y los beneplácitos tanto de la maquinaria electoral como del gobierno y de la justicia de bolsillo.

Todo ello significará una aventura que demandará casi un año y en la cual se producirá la acostumbrada batalla mediática de la cual los comunicadores del régimen son expertos. Y al final, si no se produce la natural interferencia de quienes no desean entregar el poder, el pueblo venezolano podrá expresar su opinión y decidir el retiro a la continuidad de su presidente.

Si en Venezuela existiera una democracia, no hay duda que Nicolás Maduro sería revocado por una nación agotada y destruida por su tiranía, empobrecida por la corrupción y desolada por la división y el odio que sembraron en su seno. Pero debe recordarse que sigue padeciendo una dictadura constitucional que desconoce la libertad de elegir a sus gobernantes.

Amanecerá y veremos.

VER COMENTARIOS