Reapertura en el mundo

Escuchar este artículo

Reapertura en el mundo

Junio 28, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Las luces de la Torre Eiffel de París se encendieron esta semana después de 104 días apagadas, y recibirá a sus visitantes en los dos primeros pisos. Su reapertura parece un símbolo del final de la cuarentena.

Luego de cuatro meses, el mundo busca maneras de superar los drásticos cierres impuestos para evitar el contagio del Covid-19. Este mes, algunos de los países como Francia y España abrieron sus fronteras a sus vecinos. El Caribe y el Norte de África, ahogados sin su principal ingreso, reanudaron el turismo. Medio Oriente y Rusia intentan regresar a la vida normal aunque el virus no ha cedido y China anunció servicio aéreo a Londres a partir de mediados de julio mientras batalla un nuevo brote en Beijing.

En las últimas semanas se han llenado los parques en Nueva York, las plazas de Madrid y los cafés de París. Las restricciones han cedido y las fábricas, restaurantes y cadenas de abastecimiento en todas las esquinas empiezan su camino a la normalidad. Los jóvenes disfrutan del verano en bares y parques mientras los pocos triunfos deportivos se celebran con entusiasmo y cercanía.

Es como si el covid fuera superado por la fatiga de la población. El problema es que las cifras muestran lo contrario, y estas aperturas precipitadas han creado un resurgimiento de contagios que podría crear un cierre más largo.

La cuarentena ha servido para avanzar en la búsqueda de vacunas y curas potenciales, y para evitar que los hospitales reventaran. Aplanar la curva proporcionó tiempo precioso para conocer más el virus y evaluar los patrones de contagio. Pero el riesgo sigue idéntico y los nuevos enfermos no ceden.

Por el contrario, treinta países europeos registran aumentos y Alemania y Portugal ya impusieron nuevas restricciones. Israel, e Indonesia reportaron nuevas reglas de confinamiento tras números preocupantes.

América es el nuevo epicentro, y sin embargo México y Brasil se abrieron mientras los contagios se multiplican. En Colombia con más cautela empieza el desconfinamiento, en Estados Unidos hay explosiones de virus en los Estados más grandes, tras las decisiones tempranas de sus gobernadores, que relajaron las reglas apresuradamente, y sin imponer el distanciamiento. Y los países Europeos prefieren cerrar sus fronteras a Estados Unidos por considerarlo zona de alto riesgo.

Las razones para las aperturas son válidas pues no hay economía que aguante sin consumo y sin producción. Los pronósticos sobre la recesión mundial son inquietantes. La preocupaciones por la asfixia económica, la pobreza, el hambre y la salud mental obligan a estudiar alternativas al confinamiento total.

Cada país utiliza diferentes métodos y criterios para medir el comportamiento del virus. Pero todos ven las mismas cifras al abrir sus puertas: mayores contagios, más hospitalizaciones y más fallecimientos. Hasta que aparezca una vacuna y se sepa más sobre el coronavirus las únicas medidas efectivas son el distanciamiento y el uso de máscaras, una rigurosa higiene y precaución al salir.

Si la población no las acata voluntariamente, los gobiernos tendrán que cerrar de nuevo las puertas.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS