Los nuevos gobiernos

Escuchar este artículo

Los nuevos gobiernos

Enero 01, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

En cumplimiento del mandato constitucional, ayer se produjeron las posesiones de los mandatarios locales y regionales elegidos el pasado 26 de octubre. Siendo la posibilidad de airear la administración pública y de atender los preceptos de los electores, también debe ser la oportunidad para continuar aquellos programas que han sido útiles para atender las necesidades de departamentos como el Valle y ciudades como Cali.

El Departamento viene de una de sus mejores épocas, marcada por la recuperación de su credibilidad y por el rescate del gobierno, lo que llevó a la exgobernadora Dilian Francisco Toro a recibir el reconocimiento de la ciudadanía y de los organismos de todo orden como el ente líder en el concierto nacional. El Valle construyó un consenso alrededor de su gobierno, lo cual se traduce en un ambiente positivo para el progreso que requieren los vallecaucanos.

Pero también quedan tareas por hacer para la doctora Clara Luz Roldán, como la recuperación de la seguridad, el combate a la delincuencia y el rescate de la tranquilidad en muchas zonas de la región. Así mismo, es de gran urgencia seguir exigiendo a la Nación el cumplimiento de compromisos que se vienen aplazando de manera inexplicable, como la terminación de la vía que conecta a Buenaventura con el resto del país y el combate a los grupos armados y al narcotráfico que amenaza en varios puntos a nuestra región.

Por su parte, Cali viene de una época en la cual sus gobernantes hicieron un gran esfuerzo en atender la seguridad, la educación y los problemas sociales y de todo orden que ocasionan una inmigración desordenada. Frente a ello, los recursos municipales parecen escasos para gestionar sus prioridades, la construcción de las condiciones necesarias para ordenar su vida ciudadana y ofrecer los servicios que requiere una ciudad de casi tres millones de habitantes si se incluyen quienes viven en los municipios vecinos.

Al nuevo alcalde, el doctor Jorge Iván Ospina, le corresponderá entonces asumir el liderazgo que se requiere para conseguir que se haga realidad un sistema de transporte masivo adecuado a la demanda y las necesidades de los caleños, lo cual incluye el tren de cercanías y el uso del corredor férreo que atraviesa la ciudad de norte a sur. Ello, más el impulso a las vías que se requieren para resolver la crisis de movilidad en la cual encuentra a la capital vallecaucana.

También tendrá que continuar el esfuerzo para recuperar la tranquilidad y el respeto a la vida en Cali. Hoy es una ciudad de más de mil homicidios por año que reclama la construcción de una cultura ciudadana basada en la convivencia, el abandono de costumbres que abusan de la tolerancia oficial, y el apoyo a la Policía Metropolitana para combatir la delincuencia en todas sus manifestaciones.

Esas son algunas de las preocupaciones que deberán atender los nuevos gobernantes de Cali y el Valle, quienes han recibido un mandato claro, indiscutible e inobjetable. Y ante todo, deberán desempeñar su labor con la transparencia y el compromiso que se requiere para derrotar la corrupción y el mal gobierno que ocasiona.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS